Yihad Islámica anunció este domingo haber desarrollado un nuevo misil con la capacidad de alcanzar Tel Aviv y convertir a Israel en un "infierno", según reportó el periódico The Times of Israel.

La noticia se dio a conocer durante un documental que fue difundido en la televisión estatal de Irán, aliado de los movimientos palestinos en la Franja de Gaza, que incluye imágenes de diferentes misiles y cohetes.

Yihad Islámica es la segunda organización terrorista más grande de Gaza, después del gobernante Hamas, y aseguró que el nuevo misil fue desarrollado "con la ayuda de Irán".

Parte del arsenal de cohetes mostrado en el video de Yihad Islámica
Parte del arsenal de cohetes mostrado en el video de Yihad Islámica

Tel Aviv se encuentra a sólo 60 kilómetros de la frontera gazatí, pero los cohetes usualmente utilizados por estos grupos son viejas armas desarrolladas décadas atrás y con escaso rango, por lo que la ayuda iraní es esencial para que puedan alcanzar la ciudad.

De hecho, en 2012 el grupo atacó Tel Aviv disparando un misil fabricado en Irán e ingresado al enclave por contrabando.

Yihad Islámica sostiene en el video que los nuevos misiles domésticos son de "precisión", es decir que cuentan con sistemas de navegación propios y no son simplemente lanzados en la dirección deseada.

Las protestas y la violencia en la frontera entre Gaza e Israel vienen en alza (Reuters)
Las protestas y la violencia en la frontera entre Gaza e Israel vienen en alza (Reuters)

"Hemos logrado desarrollar un misil que puede alcanzar Tel Aviv y Netanya desde la Franja de Gaza", indica un portavoz, agregando luego que el alcance podría extenderse.

"Los actos de estupidez del enemigo contra la Franja de Gaza y sus residentes convertirán a las ciudades y comunidades ocupadas en un infierno, Alá mediante", señala el mismo hombre.

Luego, la voz en el video indica que es un "deber" el capturar "soldados sionistas para intercambiar con prisioneros yihadistas"

La violencia en la frontera entre Gaza e Israel ha estado en alza en los últimos meses y especialmente luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, trasladara en mayo de 2018 la embajada de su país desde Tel Aviv a Jerusalén, que es reclamada tanto por Israel como por la Autoridad Nacional Palestina como capital.

Desde entonces militantes de Yihad Islámica y Hamás han estado protestando en la frontera y enfrentándose a soldados israelíes casi todos los viernes, mientras Egipto y Qatar intentan mediar para reducir las tensiones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: