Kim y su prometido, David James Fysh
Kim y su prometido, David James Fysh

Pasaron casi un año ahorrando para unas vacaciones en crucero de Sídney a Tasmania, en Australia.  Y cuando llevaban dos días en alta mar, lo único que él hacía, según ella, era drogarse, beber y dormir.

Ahora David James Fysh, de 46 años, lleva más de un mes en la cárcel sin derecho a fianza acusado de intentar tirar por la borda a su prometida, que la prensa australiana identifica solo como Kim.

El Radiance of the Seas en el puerto de Sídney, Australia
El Radiance of the Seas en el puerto de Sídney, Australia

La pareja zarpó de Sídney el martes 16 de octubre en el crucero Radiance of the Seas, de Royal Caribbean International, con capacidad para 2.500 pasajeros.

Según el testimonio de Kim al programa de la televisión australiana A Current Afair, de la cadena Nine, su novio no se interesaba en las múltiples atracciones del barco y eso la molestó, porque les había costado mucho trabajo reunir el dinero suficiente para hacer el viaje.

La pareja, en una foto de Facebook
La pareja, en una foto de Facebook

La madrugada del jueves 18 la discusión subió de tono, y Fysh la sacó al balcón del camarote y cerró la puerta.  Se puso a buscar sus pastillas de Valium por todo el cuarto y cuando no las encontró, relata Kim, salió al balcón, la sostuvo por los brazos y trató de lanzarla por encima de la baranda.

"Me agarró por la espalda, y yo empecé a gritar", cuenta la mujer. "Yo gritaba: 'por favor, no me mates, por favor, no me mates, por favor, no me tires por la borda'".

El crucero cubría la ruta de Sídney, en el este de Australia, a Hobart, la capital de la isla-estado de Tasmania (Google Maps)
El crucero cubría la ruta de Sídney, en el este de Australia, a Hobart, la capital de la isla-estado de Tasmania (Google Maps)

Él no decía nada, solo seguía tratando de tirarla, de acuerdo con Kim. Hubo vecinos de otros camarotes que sintieron el ruido y salieron a ver qué pasaba, dice ella.

La mujer, que vestía una bata de seda, cuenta que afortunadamente pudo zafarse de él, entrar al camarote y ponerle el cerrojo a la puerta del balcón. De inmediato llamó a los agentes de seguridad del barco, que fueron y detuvieron a Fysh.

Un camarote con balcón del Radiance of the Seas, en foto de promoción
Un camarote con balcón del Radiance of the Seas, en foto de promoción

Al llegar al puerto de la ciudad de Hobart, capital de la isla-estado australiana de Tasmania, lo acusaron formalmente de intento de asesinato.

"La policía alega que el hombre trató de lanzar a su pareja por la borda del Radiance of the Seas a las 3:30 de la madrugada del jueves 18 de octubre", publicó el diario The Australian el viernes 19.

Todavía la mujer no ha podido recuperarse del susto.

Kim entrevistada en el programa “A Current Affair”, de la cadena Nine, en la TV australiana
Kim entrevistada en el programa “A Current Affair”, de la cadena Nine, en la TV australiana

"Pensé que iba a morir ese día", declaró Kim al show televisivo, de acuerdo con el portal Habari Times.

En su entrevista con el programa A Current Affair, Kim dice sentirse culpable por haber permitido que el abuso de él llegara tan lejos y que las cosas terminaran así, en un viaje de crucero.

Kim muestra su anillo de compromiso en foto con su prometido, David James Fysh
Kim muestra su anillo de compromiso en foto con su prometido, David James Fysh

De hecho, ella había grabado una discusión anterior que tuvieron cuando él la acusó de estar coqueteando con otros hombres en el bar, lo cual ella niega vehementemente.

Fysh compareció en una corte de Hobart el viernes 19 de octubre y le fue negada la fianza. Su próxima cita judicial está prevista para febrero, ante la Corte Suprema de Australia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: