Theresa May durante la esperada conferencia de prensa sobre el Brexit (AP)
Theresa May durante la esperada conferencia de prensa sobre el Brexit (AP)

"El liderazgo es tomar las decisiones correctas, no las fáciles", afirmó Theresa May en una esperada conferencia de prensa, en medio de la incertidumbre por el rechazo del preacuerdo pactado por Londres y La UE para el Brexit. Y agregó tajante: "Creo con cada fibra de mi ser que el rumbo que marqué es lo correcto para mi país".

"Esto no es fácil, esa una negociación compleja, pero es para proteger puestos de trabajo, proteger la seguridad del Reino Unido", aseguró, en momentos en los que no solo tambalea el Brexit sino su propio cargo como primera ministra. 

"Debemos estar unidos para defender el acuerdo que respaldó ayer el Gobierno", dijo May  advirtiendo sobre las posibles "consecuencias" de no respaldar su acuerdo.

Sobre los miembros de su equipo que han dimitido, indicó que comprende que algunos de sus colegas hayan llegado a "conclusiones diferentes" sobre el rumbo que debe seguir el país y les agradeció sus servicios.

Los ministros para el "Brexit", Dominc Raab, y de Trabajo y Pensiones, Esther McVey, renunciaron a su cargo el jueves por su desacuerdo con el borrador del tratado de salida de la Unión Europea (UE), junto con otros miembros de menor rango del Gobierno británico.

Al defender que el borrador de acuerdo que han alcanzado los equipos negociadores de ambos lados del canal de la Mancha, la "premier" subrayó que el tratado permitirá "poner fin a la libre circulación de personas de una vez por todas". También servirá para que el Reino Unido "retome el control completo" de sus finanzas y sus leyes, agregó.

Acosada por los críticos, May aseguró que el borrador difundido este miércoles, que determina la salida del Reino Unido de la UE y la futura relación comercial, es el mejor pacto posible y mantuvo que la alternativa sería "ningún pacto" o que "no haya "brexit".

"Entiendo que mucha gente no se sienta contenta con este acuerdo, pero es el acuerdo que se ajusta a lo votado en el referéndum y que significa lo mejor para los británicos", repitió en varias oportunidades. 

Además, en respuesta a otra de las preguntas de los periodistas, May descartó la posibilidad de celebrar un nuevo referéndum. "Sobre  la celebración de un segundo referéndum, ya he dado mi posición. La Cámara de los Comunes le dió a la gente la posibilidad de votar, la gente votó y decidió que nos iremos de la UE. Y eso haremos el 29 de marzo del 2019″. 

Theresa May defendió el acuerdo alcanzado para el Brexit y su propia permanencia en el cargo (AP)
Theresa May defendió el acuerdo alcanzado para el Brexit y su propia permanencia en el cargo (AP)

El pacto preliminar, que deberían ratificar los Veintisiete en una cumbre el 25 de noviembre, ha sido criticado tanto por numerosos diputados "tories" como de los partidos de oposición, entre ellos el laborista, los independentistas escoceses del SNP (tercera fuerza política) y del Partido Unionista de Irlanda del Norte (DUP), de cuyo apoyo May depende al carecer de mayoría absoluta.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, dijo que el Gobierno es un "caos" y que la primera ministra ha perdido su autoridad.

Se preguntó cómo pretende la líder conservadora que los británicos confíen en un acuerdo de salida de la UE que "el propio ministro del Brexit -Dominic Raab-, que lo ha negociado, no puede apoyar", e indicó que los laboristas lo rechazarían en una eventual votación parlamentaria en diciembre.

Además de las dimisiones de ministros y las críticas de la oposición, May afronta una posible moción de confianza por parte de sus correligionarios en el Partido Conservador, que se instigaría si al menos 48 diputados cuestionan su liderazgo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: