Dominic Raab, secretario británico para el Brexit (REUTERS/Francois Lenoir)
Dominic Raab, secretario británico para el Brexit (REUTERS/Francois Lenoir)

El cuadro político se ha complicado para la Primera Ministra Theresa May. Tras la presentación del preacuerdo del Brexit, una serie de denuncias se precipitaron el jueves, dejándola a ella misma muy cerca del abismo.

La más relevante de las dimisiones es la del ministro del Brexit, Dominic Raab. El hombre al frente de las negociaciones con Bruselas, y por tanto responsable al menos del 95% de lo acordado en las 585 páginas del texto, abandonó el barco. Raab se ha convertido en un serio candidato del ala dura para un posible relevo de May.

Antes que esa había llegado la renuncia del secretario de Estado para Irlanda del Norte, Shailesh Vara. En su caso, se trataba de un firme defensor de la permanencia de Reino Unido en la UE, y era una clara muestra de que el acuerdo había disgustado por igual a unos y a otros.

"No puedo apoyar el acuerdo de retirada alcanzado con la Unión Europea", sostuvo Vara en la carta de dimisión publicada en Twitter.

Más tarde llegó la renuncia de Ester McVey, la ministra de Trabajo y Pensiones, quien denunciaba que el pacto "no hace honor a los resultados del referéndum de 2016".

Y después de ella llegaría el abandono de la número dos de Raab, Suella Braverman y las secretarias privadas parlamentarias, Anne-Marie Trevelyan y Ranil Jayawardena, y el director de asuntos legislativos Nikki Da Costa.

En tanto la libra esterlina caía un 1,61% con respecto al dólar tras el anuncio del pre acuerdo alcanzado.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, anunció por su parte este jueves una cumbre extraordinaria de la Unión Europea (UE) el 25 de noviembre para validar el acuerdo de divorcio con Reino Unido, al término de una semana de intensas consultas en el bloque.

"Si no ocurre nada extraordinario, celebraremos un Consejo Europeo extraordinario para finalizar y formalizar el acuerdo del Brexit. Tendrá lugar el domingo 25 de noviembre a las 09H30 (08H30 GMT)", anunció Tusk en una comparecencia junto al negociador europeo, Michel Barnier.

Permítanme decir esto a nuestros amigos británicos: Por mucho que me entristezca verlos marcharse, haré todo lo posible para que esta despedida sea lo menos dolorosa posible para ustedes y para nosotros

Barnier había subrayado la víspera que Londres y Bruselas realizaron "progresos decisivos" en el acuerdo de divorcio negociado durante 17 meses y al que el gobierno británico de la conservadora Theresa May dio su visto bueno el miércoles por la noche.

Tusk, que aseguró no compartir el "entusiasmo" de la 'premier' británica, aseguró que el acuerdo "limita los daños causados por el Brexit" y garantiza "los vitales principios e intereses de los 27 países y de la UE en su conjunto", agregó.

"Permítanme decir esto a nuestros amigos británicos: Por mucho que me entristezca verlos marcharse, haré todo lo posible para que esta despedida sea lo menos dolorosa posible para ustedes y para nosotros", agregó en su comparecencia ante la prensa, sin preguntas.

El negociador europeo, Michel Barnier y el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk (REUTERS/Francois Lenoir)
El negociador europeo, Michel Barnier y el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk (REUTERS/Francois Lenoir)

Los 27 socios de Reino Unido analizan ahora el nuevo acuerdo. A finales de semana se prevé una nueva reunión de los embajadores en Bruselas, antes de una reunión de los ministros de Asuntos Europeos para finalizar el mandato sobre la declaración de la futura relación, explicó el ex mandatario polaco.

Los negociadores tienen que finalizar todavía esta declaración política, que acompañará el acuerdo de divorcio y que plasma la voluntad de ambas partes de negociar un acuerdo de libre comercio durante el período de transición que terminará inicialmente el 31 de diciembre de 2020.

"No tenemos tiempo que perder", indicó por su parte el negociador europeo, asegurando que se consagrara en los próximos días a la finalización de la declaración política sobre la futura relación.

Reino Unido se retira de la UE el próximo 29 de marzo. Para entonces, la Eurocámara, el parlamento británico, donde May dispone de una frágil mayoría, y los parlamentos nacionales deben ratificar el acuerdo.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: