El príncipe William inició este martes una visita por Israel y Palestina, la primera de carácter oficial que realiza un miembro de la Casa Real británica en la región, tras aterrizar el lunes en Tel Aviv y como parte de un viaje por Oriente Medio que empezó un día antes en Jordania.

El ministro de Turismo, Yariv Levin, encabezó el lunes la comitiva de recepción en el aeropuerto de Ben Gurion en una visita que la Casa Real asegura que "no es política", pero ha creado cierta controversia al incluir el recorrido por la Ciudad Vieja, en el este de Jerusalén, como parte de "los territorios palestinos ocupados".

"Toda la terminología utilizada en el programa es consistente con las resoluciones internacionales y con la política del Gobierno británico", dijo hoy a un grupo de periodistas el cónsul general británico en Jerusalén, Philip Hall.

El príncipe William es recibido por el premier israelí Benjamin Netanyahu y su esposa Sara (Reuters)
El príncipe William es recibido por el premier israelí Benjamin Netanyahu y su esposa Sara (Reuters)

El duque de Cambridge, nieto de la reina de Inglaterra y segundo en línea de sucesión, se alojó en el emblemático hotel King David en la parte oeste de Jerusalén, para comenzar este martes su agenda oficial en Israel.

Por la mañana visitó el Museo del Holocausto, Yad Vashem, y se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y posteriormente con el presidente, Reuvén Rivlin.

Por la tarde se desplazará hasta Yafa, a orillas del Mediterráneo, para asistir a un partido de fútbol entre niños árabes y judíos promovido por la organización The Equalizaer y el Centro Peres para la Paz.

El miembro de la casa real británica deja una corona de flores en el memorial por al Holocausto Yad Vashem (Reuters)
El miembro de la casa real británica deja una corona de flores en el memorial por al Holocausto Yad Vashem (Reuters)

Después, en Tel Aviv, participará con el alcalde de la ciudad en un acto, y, por la noche, recibirá en la residencia del embajador británico al primer ministro israelí.

El miércoles, asistirá a un evento cultural en Tel Aviv y a un encuentro con jóvenes de la sociedad civil en el Museo Beit Hair de Tel Aviv.

Pasado el mediodía, la agenda estará en manos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), por lo que el príncipe William se trasladará a la ciudad cisjordana de Ramala para reunirse con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, y centrarse en encuentros culturales, con jóvenes y con refugiados palestinos.

El príncipe William junto con el rabino Ephraim Mirvis y el presidente de Yad Vashem, Avner Shalev (AFP)
El príncipe William junto con el rabino Ephraim Mirvis y el presidente de Yad Vashem, Avner Shalev (AFP)

A última hora de la tarde, presidirá una recepción en el Consulado General Británico de Jerusalén, donde se espera que haga las únicas declaraciones oficiales de este viaje, confirmó hoy el cónsul general británico para los territorios ocupados y Gaza.

El jueves realizará un itinerario por la Ciudad Vieja de Jerusalén y alrededores, cuya ruta comenzará en el Monte de los Olivos, donde visitará la Iglesia de Santa María Magdalena y rendirá homenaje ante la tumba de su bisabuela, la princesa Alicia.

"Tanto el duque de Edimburgo como el príncipe de Gales hicieron visitas previas a la región", destaca la casa real, que señala que el programa "permitirá a su Majestad entender y respetar las religiones y la historia de la región".

Durante la jornada visitará lugares sagrados de Jerusalén, en un recorrido todavía no detallado oficialmente, antes de poner fin a tres históricos días de visita a la región que estuvo bajo su protectorado hasta la creación del Estado de Israel en 1948.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: