Horror en Japón: una madre confesó que mató a sus cuatro bebés y los enterró en baldes de cemento

La policía halló los recipientes donde la mujer asegura que están los cadáveres de las víctimas

Una mujer de 53 años fue detenida este martes en Osaka tras confesar que mató y enterró en cubos de cemento a sus cuatro bebés, debido a que no podía hacerse cargo de ellos.

La macabra mecánica se repitió cuatro veces, entre 1992 y 1997. La madre dio a luz a los pequeños, pero cada uno fue enterrado en baldes de cemento que todavía conserva e incluso trasladó con ella cuando se mudó de vivienda.

Mayumi Saito se entregó en la víspera en una comisaría y confesó sus crímenes. La Policía de Osaka halló los cuatro depósitos en un armario del domicilio de la mujer en el distrito de Neyagawa, y procedió a investigar su contenido.

La presunta filicida explicó a los investigadores que pensaba que no iba a poder criarlos y que no tenía a nadie con quien hablar del asunto, indicó el canal de televisión público NHK.

Los investigadores deberán determinar ahora si la mujer mató a los bebés inmediatamente después del nacimiento o si nacieron muertos, apuntaron los medios locales. Por el momento se desconocen las razones que llevaron a la mujer a presentarse a la policía, dos décadas después de los hechos.

La mujer quedó detenida como sospechosa del delito de trasladar los supuestos cadáveres de los bebés desde su anterior residencia a su domicilio actual, un procedimiento habitual al que recurren las autoridades niponas mientras reúnen pruebas suficientes sobre los presuntos homicidios.

Japón, que alcanzó en 2016 su mínimo histórico de criminalidad, ha sido testigo en las últimas semanas de varios casos que han causado un gran impacto social, como el de Takahiro Shiraishi, un joven tokiota de 27 años, que confesó haber matado y desmembrado a nueve personas en un período de dos meses.

(Con información de EFE y AFP)

LEA MÁS: