Mosul después de la expulsión del Estado Islámico (AP Photo/Felipe Dana)
Mosul después de la expulsión del Estado Islámico (AP Photo/Felipe Dana)

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, estimó el sábado en "más de 100.000 millones de dólares" los daños causados por el grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en los tres años de ocupación de varios pedazos del país.

"Los daños de la ocupación del ISIS de las ciudades iraquíes ascienden a más de 100.000 millones de dólares", afirmó Abadi en una visita a Kerbala, ciudad santa chiíta donde este viernes terminó una importante peregrinación.

"Y solo se trata de daños infligidos a la economía y a las infraestructuras", agregó.

El Estado Islámico se apoderó en 2014 de casi un tercio del territorio iraquí, al norte y al oeste de Bagdad y se entregó a una "limpieza cultural" arrasando con parte de los vestigios de la antigua Mesopotamia, según la ONU.

En Mosul, segunda ciudad del país, los yihadistas saquearon tesoros preislámicos, dinamitaron la emblemática mezquita de Al Nuri y su minarete inclinado del siglo XII, y también prendieron fuego a la principal biblioteca.

Los combates para expulsar a los yihadistas destruyeron gran parte de las ciudades que estaban ocupadas por el grupo. El coste total para la reconstrucción en Irak fue estimado en entre 700.000 millones y un billón de dólares.

(AP Photo/Maya Alleruzzo)
(AP Photo/Maya Alleruzzo)

Las últimas batallas

La fuerzas iraquíes lanzaron el sábado una ofensiva contra la última zona de resistencia de Estado Islámico en Irak, situado en el desierto occidental, fronterizo con Siria, conquistando numerosas localidades, indicó el general Abdelamir Yarallah, a cargo de la operación.

La localidad de Rawa y los pueblos de su alrededor, en el valle del Éufrates fueron rodeadas por las fuerzas iraquíes y las milicias luego de retomar la semana pasada Al Qaim, en la frontera con Siria.

Pero el sábado, las tropas gubernamentales, apoyadas por combatientes tribales, "lanzaron una amplia ofensiva para liberar Rummana y el distrito de Rawa", dijo Yarallah, en un comunicado.

Rummana es una localidad cercana a Al Qaïm, bastión del ISIS retomado el 3 de noviembre pasado por las tropas iraquíes, y Rawa es la última ciudad en manos de los yihadistas del Estado Islámico.

Yarallah añadió luego que había "retomado Rummana y su puente sobre el Éufrates" así como otras 10 localidades.

Con información de EFE

LEA MÁS: