(Reuters)
(Reuters)

El disidente chino Liu Xiaobo, ganador del premio Nobel de la Paz, falleció este jueves a los 61 años tras sufrir una falla multiorgánica, aquejado por un cáncer terminal de hígado.

El disidente se encontraba hospitalizado en libertad condicional, tras haber pasado ocho años en la cárcel donde purgaba una pena de 11 años por "subversión". La oficina legal de la ciudad de Shenyang confirmó el deceso.

El destacado intelectual, uno de los rostros más conocidos de las manifestaciones de Tiananmen, había manifestado su voluntad de ser tratado en el exterior, y especialistas alemanes y estadounidenses que pudieron revisarlo el último fin de semana indicaron que se encontraba en condiciones de realizar el viaje, pero las autoridades negaron el permiso.

El hospital difundió esta semana una foto del paciente (AFP)
El hospital difundió esta semana una foto del paciente (AFP)

El miércoles, el hospital reportó que el paciente sufría un "fallo multiorgánico": shock séptico, una infección abdominal y fue sometido a diálisis. Además, reportaron que su familia se negó a someterlo a un respirador artificial.

El disidente fue detenido tras firmar, junto con otros 300 intelectuales, el manifiesto político "Carta 08", que pedía la entrada en vigor de derechos constitucionales, como la libertad de prensa o de expresión y el pluripartidismo. En 2010 recibió el premio del Comité Noruego.

La silla vacía de Liu Xiaobo recibe el diploma del Nobel de la Paz en Noruega, en diciembre de 2010 (Reuters)
La silla vacía de Liu Xiaobo recibe el diploma del Nobel de la Paz en Noruega, en diciembre de 2010 (Reuters)

La mujer de Liu Xiaobo, Liu Xia, se encuentra bajo arresto domiciliario y, de momento, no ha podido ser contactada.