Bana narraba desde su cuenta de Twitter, en la que cuenta con más de 320 mil seguidores, cómo era su día a día en la devastada Alepo
Bana narraba desde su cuenta de Twitter, en la que cuenta con más de 320 mil seguidores, cómo era su día a día en la devastada Alepo

La niña siria que, desde su cuenta de Twitter, contaba los horrores y consecuencias de la guerra siria desde la devastada ciudad de Alepo finalmente ha sido rescatada junto a su familia. El proceso de evacuación fue acordado entre el régimen y los rebeldes con la coordinación de los gobiernos de Turquía y Rusia, según informó una ONG turca.  

Bana Alabed, de siete años, huyó en un convoy en el que 1.500 personas abordaron 21 autobuses. Desde que el régimen sirio y Rusia decidieron retomar el control de Alepo a sangre y fuego, unas 12.000 personas han sido evacuadas de la ciudad siria en las últimas semanas

En una de la imágenes se ve a la niña sonriente junto a uno de los cooperantes. 

"Esta mañana, Bana Alabed ha sido rescatada de Alepo con su familia. Les damos una cálida bienvenida", señaló en su cuenta de Twitter la organización no gubernamental turca IHH, que fue una de las encargadas del operativo.

En sus últimas publicaciones en Twitter, Bana alertaba sobre el peligro inminente de ser alcanzados por los ataques aéreos del régimen sirio y su aliado, Rusia. Y así fue que el pasado 27 de noviembre su hogar se redujo a escombros, pero la niña y su familia lograron escapar del ataque y refugiarse en un lugar seguro.

La madre de la pequeña, quien es profesora de inglés, fue clave en las publicaciones que realizaba la niña en la red social
La madre de la pequeña, quien es profesora de inglés, fue clave en las publicaciones que realizaba la niña en la red social

La pequeña conmovió al mundo con sus testimonios en los que narraba cómo era su vida en una zona marcada por los bombardeos y la escasez. Las publicaciones de la niña eran en inglés y su madre la ayudaba en la producción de los videos. Su cuenta en la red social tiene más de 320.000 seguidores.

LEA MÁS: