Nueva amenaza de bomba detuvo las actividades en plantel de la UNAM

En redes sociales circuló que había un artefacto explosivo en Fes Cuautitlán, por lo que alumnos y profesores fueron evacuados

Bomberos y binomios canino inspeccionaron un plantel de la UNAM en busca de artefactos explosivos (Foto: Fes Cuautitlán)
Bomberos y binomios canino inspeccionaron un plantel de la UNAM en busca de artefactos explosivos (Foto: Fes Cuautitlán)

Las actividades académicas en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán de la Universidad Autónoma de México (UNAM) fueron suspendidas debido a una amenaza de bomba.

Debido a una alerta en redes sociales, los estudiantes y profesores fueron desalojados para que las instalaciones fueras revisadas. Fue tras la inspección que quedó descartada la presencia de algún artefacto explosivo, según confirmó la institución educativa.

La administración de la FES detalló que se enteró de la posible presencia de una bomba a través de la red, tras lo cual se activó inmediatamente el protocolo de seguridad.

Bomberos, personal de Protección Civil y la unidad canina de Cuautitlán Izcalli, Estado de México acudieron al plantel para inspeccionar. Al no detectar ningún riesgo, las labores fueron reanudadas.

“Luego de la revisión minuciosa de las instalaciones, se verificó que no hay riesgo para la comunidad estudiantil, por lo que las actividades académicas y administrativas se desarrollan de manera normal”, detalló Fes Cuatitlán en un comunicado oficial.

Fue pasado medio día que un vocero informó a los alumnos que se encontraban en el estacionamiento sobre la reanudación de las clases después de que se descartó que hubiera peligro.

Esta fue al menos la segunda amenaza de bomba registrada este 18 de octubre. Horas antes se dio a conocer un caso en Cuernavaca, Morelos.

Por la mañana estudiantes del Centro Morelense de las Artes (CMA) tuvieron que abandonar el recinto académico debido a que presuntamente había un artefacto explosivo.

Amenazas de bomba en la UNAM y otras instituciones

Los casos registrados este día no son aislados; tanto en la máxima casa de estudios como en otras instituciones de nivel superior se han encendido la alarmas por amenazas de bomba en el pasado.

En el mes de septiembre en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) y en la Facultad de Contaduría y Administración en Ciudad Universitaria hubo incidentes de este tipo con una separación de menos de una semana entre cada uno.

Recientemente alumnos de la FCPyS de la UNAM fueron desalojados por una amenaza de bomba (Foto: especial)
Recientemente alumnos de la FCPyS de la UNAM fueron desalojados por una amenaza de bomba (Foto: especial)

La situación en FCPyS causó gran preocupación entre los universitarios, quienes aseguraron que al ser evacuados creyeron que la evacuación se debió a una fuga de gas. Fue hasta horas más tarde que se enteraron que se debió a una amenaza de bomba, que finalmente se descartó.

Mientras que en la Facultad de Contaduría y Administración fue una llamada anónima lo que alertó a las autoridades del peligro. Resultó ser una falsa alerta.

La tendencia es similar en Morelos, en dicho estado la Universidad Autónoma de Estado de México (UAEM) ha sido escenario de una amenaza de bomba en dos ocasiones. En la primera vez, ocurrida el 21 de septiembre, se comprobó la presencia de artefactos explosivos en la Facultad de Ciencias Biológicas y en la Facultad de Artes, uno de los cuales estalló.

En Morelos las amenazas de bomba han sido recurrentes desde septiembre (Foto: Twitter @uaemorelos)
En Morelos las amenazas de bomba han sido recurrentes desde septiembre (Foto: Twitter @uaemorelos)

El artefacto, fabricado caseramente con pedazos de aluminio con ácido muriático, explotó dentro de los sanitarios del plantel a causa de una reacción química. Su explosión derivó en la evacuación de tres mil 969 personas que se encontraban en la zona y sus inmediaciones.

Tan solo cinco días después hubo una evacuación nuevamente en la UAEM. En dicha ocasión las autoridades confirmaron que en el sitio no había ninguna bomba u objeto que pusiera en riesgo a la comunidad universitaria.

Pese a que en la mayoría de los casos se ha tratado de amenazas falsas, el que se hayan vuelto comunes en los últimos meses ha captado la atención.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR