El estado de salud de AMLO: un tema de preocupación y de interés público

Este viernes, el mandatario fue sometido a un cateterismo cardíaco en el Hospital Central Militar. Tras horas de incertidumbre ante la falta de información oficial detallada, el mandatario federal reapareció este sábado a través de un video

El viernes 21 de enero, Andrés Manuel López Obrador, fue sometido a un cateterismo cardíaco. Sin embargo, la Presidencia de la República no ha dado detalles ni ha informado si el mandatario ya se encuentra en Palacio Nacional o sigue internado en el Hospital Central Militar, ubicado en la Ciudad de México. (FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)
El viernes 21 de enero, Andrés Manuel López Obrador, fue sometido a un cateterismo cardíaco. Sin embargo, la Presidencia de la República no ha dado detalles ni ha informado si el mandatario ya se encuentra en Palacio Nacional o sigue internado en el Hospital Central Militar, ubicado en la Ciudad de México. (FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO)

Alrededor del mediodía del viernes 21 de enero, un rumor comenzó a correr como pólvora: el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se encontraba internado en el Hospital Central Militar, debido a un problema de salud.

Horas antes, López Obrador había encabezado su tradicional conferencia mañanera en el Salón Tesorería de Palacio Nacional en donde habló de distintos temas, pero no informó nada respecto a su estado de salud, pese a que esta semana retomó sus actividades luego de que, por segunda vez, se contagió de COVID-19.

Los rumores sobre la salud del mandatario federal inundaron las redes sociales y los pasillos de las redacciones de los medios de comunicación, pero ninguna autoridad confirmaba o negaba la situación.

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ ARCHIVO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ ARCHIVO

Fue hasta las 16:15 horas del viernes que el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, escribió un escueto mensaje en su cuenta de Twitter en donde informó:

“Esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador ingresó al hospital central militar de la @SEDENAmx para llevar a cabo una revisión médica de rutina programada”.

Sin embargo, no hubo más detalles, lo que abonó a la desinformación y a nuevas habladurías sobre el estado de salud del presidente.

Después de horas de un vacío de información, el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, informó que el Jefe del Ejecutivo federal acudió al Hospital Central Militar para una revisión médica de rutina, por lo que fue sometido a un cateterismo cardíaco y se encontraba en perfecto estado de salud.

A través de un comunicado difundido en su cuenta de Twitter, el secretario de Gobernación confirmó que el cateterismo al que fue sometido el mandatario federal de 68 años de edad, se llevó a cabo cerca de las 16:30 horas y no duró más de 30 minutos.

Ante las especulaciones que surgieron, aclaró que no fue por urgencia y que tampoco fue necesario realizarle ningún otro tipo de intervención, por lo que López Obrador “se encuentra en perfecto estado de salud” .

“Esta mañana alrededor de las 10:30 horas, el Presidente ingresó al Hospital Central Militar, por los antecedentes de hipertensión y cardíacos del señor Presidente se le realizan estudios preventivos y rutinarios cada seis meses, por los resultados de su último chequeo, el equipo médico que lo atiende consideró necesario realizar un cateterismo cardiaco que se llevó a cabo el día de hoy alrededor de las 16:30 horas”, señaló el texto.

“En este procedimiento se encontraron el corazón y las arterias del señor Presidente sanos y funcionando adecuadamente. No fue necesario realizar ningún otro tipo de intervención y fue un procedimiento breve que duró alrededor de 30 minutos”, señaló el comunicado.

FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO/ARCHIVO
FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO/ARCHIVO

El texto concluye resaltando que López Obrador se encuentra “en perfecto estado de salud” y “seguramente el día de mañana (sábado 22 de enero) reanudará sus actividades con normalidad.

Sin embargo, la agenda oficial presidencial que se comparte con los medios de comunicación señala que este sábado y el domingo 23 de enero el mandatario no realizará actividades oficiales.

Este mediodía, el presidente publicó un video en sus redes sociales en el que informó que había pasado la noche en el Hospital Central Militar para estar “bajo observación”, pero que este sábado ya se encontraba en Palacio Nacional para poder trabajar “con intensidad”.

López Obrador aseguró que el procedimiento médico “ya estaba todo programado”, pero debido a que se enfermó de COVID-19 (por segunda ocasión) tuvo que esperar para asistir a su cita médica.

Ya los médicos me autorizan que puedo hacer mi vida normal, es decir, que me puedo aplicar a fondo y que hay presidente para un tiempo, el necesario, el indispensable para llevar a cabo los cambios, la transformación. Muchas gracias a todas, a todos ustedes porque siempre se preocupan”, expresó.

Los problemas de salud de AMLO

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ARCHIVO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ARCHIVO

El estado de salud de Andrés Manuel López Obrador siempre ha sido manejado con mucho sigilo, pese a que ahora es el presidente de México y esa información es de interés nacional.

Hace ocho años, durante la madrugada del 3 de diciembre de 2013, AMLO fue internado en el hospital privado Médica Sur, por un infarto agudo al miocardio, parte musculosa del corazón situada entre el pericardio y el endocardio.

En aquella ocasión, Patricio Ortiz, el cardiólogo a cargo de atender a López Obrador, dio a conocer que el político fue sometido a una intervención coronaria y su evolución fue favorable.

Tras el infarto, López Obrador -quien padece de presión arterial alta (hipertensión)- aseguró que solo cambió ciertos hábitos para mejorar su salud y que desde entonces no había tenido complicaciones.

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ARCHIVO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO/ARCHIVO

Años después, el 9 de octubre de 2018, durante el periodo en el que ya se había ratificado su victoria electoral antes de tomar protesta como presidente, se dio a conocer que López Obrador se había sometido a un proceso quirúrgico relacionado a un dolor en el cuello.

De acuerdo con la columna Historias de Reportero, del periodista Carlos Loret de Mola, fuentes cercanas al actual mandatario nacional explicaron que se le tuvieron que quemar las terminaciones nerviosas de las cervicales del cuello por un fuerte problema de dolencias en la zona.

Loret de Mola aseguró que ese era el motivo de la postura encorvada de AMLO durante los últimos mítines de su campaña victoriosa rumbo a la presidencia; sin embargo, el incidente no pasó a mayores y la salud del presidente no se vio afectada.

Foto: REUTERS/Henry Romero/ Archivo
Foto: REUTERS/Henry Romero/ Archivo

El 24 de enero de 2021,luego de una gira de trabajo de fin de semana por el interior del país, el presidente López Obrador se contagió de COVID-19.

Durante las dos semanas que duró su enfermedad, la encargada de las conferencias diarias y de atender la situación del país fue la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien de manera escueta, informó que el mandatario “se encontraba bien”.

El pasado 10 de enero, López Obrador informó a través de su cuenta de Twitter que por segunda vez había dado positivo al COVID-19, pero en esta ocasión sólo estuvo aislado seis días, por lo que el lunes 17 de enero retomó sus conferencias y actividades privadas.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR