Empresas españolas, las más afectadas por la reforma eléctrica de AMLO

El periodista Mario Maldonado destacó que, en caso de que la iniciativa presidencial sea aprobada, Iberdrola sería una de las firmas más impactadas

Foto: REUTERS/Susana Vera/ Archivo
Foto: REUTERS/Susana Vera/ Archivo

Empresas españolas como Iberdrola, serían algunas de las más afectadas en caso de que los legisladores aprueben la iniciativa de reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con la columna del periodista Mario Maldonado que publica en El Universal, la propuesta presidencial, que fue diseñada por Manuel Bartlett basada en el modelo francés de los años 80, afectará principalmente a las empresas de origen español que han invertido unos 8,000 millones de dólares en los últimos seis años para desarrollar infraestructura de generación que produce casi la tercera parte de la energía en el país.

El comunicador destacó el caso de la empresa Iberdrola, la cual -aseguró- vería afectados sus flujos de inversión por 5 mil millones de dólares.

Mario Maldonado resaltó que esta empresa cuenta con 28 contratos, lo que la convierte en la firma extranjera con mayor presencia en el país y la que mayor provecho ha sacado a sus contratos.

Imagen de generadores de energía de Iberdrola. (Foto: REUTERS/Sergio Perez/Archivo)
Imagen de generadores de energía de Iberdrola. (Foto: REUTERS/Sergio Perez/Archivo)

Señaló que a estos, se suman contratos de generación para proyectos financiados por empresas como Naturgy, Acciona Energía, Fisterra y Abengoa -también españolas-, los cuales llegaron a representar hasta 50% de la infraestructura privada en el país.

Esta situación- apuntó el periodista- “resultó inaceptable para el gobierno de López Obrador, sobre todo en un escenario en el que pretende emular sucesos históricos como el de la Independencia y en el que, además de desaparecer los monumentos de descubridores y conquistadores, se busca incluso que la Corona Española pida perdón por los abusos durante la conquista”.

De concretarse la iniciativa presidencial, compañías estadounidenses y mexicanas también resultarían afectadas.

Estas firmas han conseguido en los últimos 10 años contratos para participar en el mercado eléctrico mayorista como distribuidoras y productoras de su propia energía, con modelos de autogeneración y con la posibilidad de comercializar sus excedentes.

“La reforma también está enfocada en los grandes grupos empresariales del sector comercial e industrial”, destacó Maldonado.

Algunas de las compañías mexicanas posiblemente afectadas con esta iniciativa son Telmex y Sanborns, del multimillonario Carlos Slim, quien sigue siendo uno de los empresarios más cercanos al actual gobierno, con importantes contratos para la construcción del Tren Maya.

FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO
FOTO: DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO

La noche del jueves 30 de septiembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador envió a la Cámara de Diputados una iniciativa de reforma para modificar los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

De acuerdo con el mandatario, quien dio a conocer su iniciativa el viernes 1 de octubre durante su conferencia mañanera, contempla dejar en manos de la CFE el 54% del mercado energético, así como la estatización del Litio.

“No significa nacionalizar ni estatizar, sino darle su importancia a la CFE… 54% del mercado y el 46% para las empresas particulares. Que haya una verdadera competencia que no había porque apostaban a marginar, a destruir a la CFE”, aseguró.

Desde ese momento, López Obrador no ha dejado de defender su iniciativa de reforma e incluso, exhortó a legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a “definirse” y decidir si están a favor del pueblo o de las empresas privadas.

“Entonces los legisladores van ahora a manifestar si están a favor del pueblo, del consumidor, de los usuarios, o están a favor de las empresas, de los grupos de intereses creados”, dijo el mandatario durante su conferencia mañanera de este miércoles 6 de octubre.

(Foto: Cortesía Cofece)
(Foto: Cortesía Cofece)

El martes 5 de octubre, también desde su tradicional conferencia matutina, López Obrador llamó a los priistas para que apoyen su iniciativa de reforma.

“Ahora que presentamos la iniciativa, el PRI tiene una oportunidad para definirse. Va a seguir con el salinismo como política o va a retomar el camino del presidente Cárdenas, del presidente Adolfo López Mateos, el camino que trazaron estos dos grandes presidentes de México. Es un momento definitorio, vamos a ver qué resuelven”, soltó.

En respuesta, el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, aseguró que a su partido nadie lo presiona.

“Nosotros tenemos el tiempo y el momento, y al PRI nadie lo presiona, como les dejé muy claro. Nosotros vamos a discutir, tenemos que escuchar todas las voces, y en su momento el Partido Revolucionario Institucional con sus legisladores emitirá su voto”, dijo Alejandro Moreno, mejor conocido como “Alito”.

Sin embargo, el Grupo Parlamentario del PAN adelantó que si el PRI apoya la reforma eléctrica, podrían romper su alianza legislativa y electoral.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR