Cómo ahorrar más de 10,000 pesos en seis meses

Uno de los puntos más recomendados para comenzar con el hábito del ahorro es reducir al máximo o eliminar los llamados “gastos hormiga”

Una de las formas más sencillas para comenzar a ahorrar es realizar aportes económicos que no afecten tus finanzas personales (Foto: Pixabay)
Una de las formas más sencillas para comenzar a ahorrar es realizar aportes económicos que no afecten tus finanzas personales (Foto: Pixabay)

Aunque ahorrar puede parecer una tarea difícil de llevar a cabo, hay métodos y consejos financieros que pueden hacer de este hábito algo mucho más amigable y duradero, ya que en el mediano y largo plazo, uno de los principales beneficios que tiene es que ayuda a cumplir tus metas financieras y personales, ya que el dinero que acumules podrá servir para invertir en algún negocio, cubrir gastos anuales de diversos tipos o tener un fondo de emergencia para accidentes o siniestros.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), una de las formas más sencillas de comenzar este hábito es destinar una pequeña parte de tus ingresos al ahorro, sin que esto genere desestabilidad económica en los bolsillos de quienes deciden comenzar con este hábito.

Con el método de las 26 semanas podrás ahorrar más 10,000 pesos en solo medio año, pero puedes ir extendiendo los aportes económicos con el fin de reunir una cantidad mayor de dinero al finalizar el lapso mencionado previamente. Para iniciar con este reto de ahorro, solo se necesitan 30 pesos, aunque semana tras semana esta cantidad aumentará y debes comenzar a limitar o recortar tus gastos con el fin de alcanzar el objetivo deseado.

Hay métodos y retos de ahorro que facilitan alcanzar tus metas financieras (Foto: Susana Gonzalez/Bloomberg)
Hay métodos y retos de ahorro que facilitan alcanzar tus metas financieras (Foto: Susana Gonzalez/Bloomberg)

La dinámica que deberás seguir para ahorrar más de 10,000 pesos es la siguiente:

1. Elegir en dónde depositarás el dinero que ahorrarás semanalmente, puede ser una alcancía, un frasco o una cuenta de ahorros de alguna institución bancaria.

2. Realizar un primer depósito de 30 pesos, que es la cantidad de dinero que irá aumentando semana tras semana. Por ejemplo, si el día de hoy comienzas con el reto, deberás hacer un aporte de 30 pesos, para la segunda semana el depósito será de 60 pesos, mientras que para la tercera y cuarta semana la cantidad depositada deberá ser de 90 y 120 pesos, respectivamente. De este modo, al finalizar el mes habrás ahorrado 300 pesos, cifra que irá en aumento conforme vayan pasando las semanas.

3. Realizar un registro de las semanas, el dinero depositado y el dinero acumulado para tener mayor certeza sobre cuánto dinero ha sido destinado al ahorro. Esto puede realizarse a través de una hoja de cálculo, una libreta de ahorro o aplicaciones móviles que facilitarán no solo gestionar tu ahorro, sino también tus ingresos y egresos.

Asimismo, se recomienda que el depósito se haga en las mañanas, antes de correr con el riesgo de emplear la cantidad que corresponde al ahorro en otras compras o en los llamados “gastos hormiga”, que son esas pequeñas cantidades de dinero que aparentemente no repercuten en tu presupuesto pero que tienen un gran impacto en tus finanzas.

Se recomienda realizar los depósitos en la alcancía o cuenta de ahorros durante las mañanas, para limitar los gastos del resto del día (Foto: Ron Antonelli/Bloomberg)
Se recomienda realizar los depósitos en la alcancía o cuenta de ahorros durante las mañanas, para limitar los gastos del resto del día (Foto: Ron Antonelli/Bloomberg)

El dinero recaudado con este reto podría ser utilizado para cubrir gastos de seguros vehiculares o de vida, el pago de contribuciones fiscales, cubrir algunas deudas pendientes, solventar unas vacaciones o cubrir gastos de emergencia que en un inicio no teníamos contemplados en nuestro presupuesto mensual, semestral o anual.

Otros consejos ofrecidos por CONDUSEF para comenzar a ahorrar son los siguientes:

1. Realiza un presupuesto mensual

2. Aprende a diferenciar tus gustos de tus necesidades o bien, contempla cuáles son tus gastos fijos y variables

3. Establece metas para tu ahorro a corto, mediano y largo plazo

4. Destina parte de tus ingresos mensuales al ahorro

5. Sé organizado

6. Busca oportunidades para reducir gastos

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR