Finanzas personales en tiempos de COVID-19: las claves para contratar un crédito y no terminar con deudas

De acuerdo con especialistas, es importante que el cliente analice cuál será el destino de los recursos y en qué periodo se liquidará

Es importante identificar cuáles son las condiciones en las que se adquiere un compromiso financiero, según el especialista (Foto: EFE / José Méndez)
Es importante identificar cuáles son las condiciones en las que se adquiere un compromiso financiero, según el especialista (Foto: EFE / José Méndez)

La pandemia por coronavirus ha supuesto un cambio en los hábitos de convivencia, higiene, ahorro, entre otros. Con la llegada del virus SARS-CoV-2 y ante la amenaza de su propagación, el gobierno implementó una serie de restricciones que impactaron negativamente en la actividad económica.

Esta secuencia de eventos trajo consigo pérdida de ingresos, tanto como para los trabajadores como para las empresas, quienes al no poder sostener sus costos, se vieron en la necesidad de hacer recortes de personal.

En dicho contexto, resulta importante reoganizar nuestras finanzas personales, y en caso de necesitar un producto financiero, contratarlo en las mejores condiciones posibles.

De acuerdo con Fernández de Mendoza, cualquier momento es adecuado para solicitar un crédito (Foto: Shutterstock)
De acuerdo con Fernández de Mendoza, cualquier momento es adecuado para solicitar un crédito (Foto: Shutterstock)

Adrián Fernández de Mendoza, director general de Creditea en México, señaló que en el panorama macroeconómico actual resulta importante reflexionar sobre el tipo de gastos en los que incurrimos. Asimismo, destacó, analizar a detalle qué productos financieros contratamos y en qué condiciones lo hacemos.

“Después de este golpe que nos cimbró a todos habrá que capitalizar algunos aprendizajes sobre nuestro perfil financiero tanto de ahorro como de gasto, o de inversión, yo creo que ahí hay buenos aprendizajes en ese sentido”, dijo el especialista.

En una entrevista con Infobae México, aseguró que cualquier momento es adecuado para solicitar un crédito, pues lo importante es estudiar as condiciones en que se otorga, cuál va a ser el destino de los recursos y en qué tiempo se va a saldar.

Por ejemplo, cuando se habla de productos financieros enfocados en consumo, tanto el uso como el periodo de liquidación es más claro. Por el contrario, un crédito personal es más estricto, ya que el deudor debe determinar un fin específico para el dinero y pagarlo puntualmente.

El director de Creditea México recomendó consolidar un fondo de ahorro para cualquier imprevisto que pudiera surgir (Foto: Pixabay)
El director de Creditea México recomendó consolidar un fondo de ahorro para cualquier imprevisto que pudiera surgir (Foto: Pixabay)
Siempre es momento de tomar un crédito, pero es importante tener claro para qué, tener la disciplina de pagarlo a tiempo y tal vez pagarlo antes del tiempo que te estableciste y entender claramente las condiciones de tasa, intereses, comisiones, porque al final es un compromiso que si no cumples se refleja en tu historial y te puede impactar para obtener otros productos financieros en el futuro

Fernández de Mendoza señaló que alrededor del 70% de las personas buscan un crédito para atender una emergencia, ya sea de salud, de vivienda o por un tema privado. Esta situación, destacó, impide que el cliente pueda obtener buenos términos en la contratación de los productos financieros.

Por ello, recomendó consolidar un fondo de ahorro para cualquier imprevisto que pudiera surgir, de manera que la adquisición de una deuda sea utilizada en inversiones a largo plazo, por ejemplo, en la compra de bienes inmuebles.

Hay que sacarle el miedo a algunas cosas que tenemos arraigadas como: “nunca hay que pedir un préstamo”, o “está mal estar en buró de crédito”. El 60 o 70% de los clientes viene por un crédito porque tiene una emergencia, una necesidad de un tema de salud, de reparación del hogar, de reparación de auto, que esta emergencia no puede demorarse y a veces, o en muchas ocasiones en México no tenemos esa cultura de un fondo de emergencia”, explicó.

Entonces, a veces vemos que la gente en la emergencia o en la urgencia toma lo que sea, no se da cuenta de las condiciones de apertura, de prepago, toma lo que sea y ya después de que pasa la emergencia y hay un poquito más de claridad mental, se dan cuenta de que no tomaron una buena decisión
En el contexto de la crisis económica por COVID-19, es importante reorganizar las finanzas personales (Foto: Cuartoscuro)
En el contexto de la crisis económica por COVID-19, es importante reorganizar las finanzas personales (Foto: Cuartoscuro)

No obstante, el especialista señaló que las personas deben llevar a cabo un ejercicio de análisis para determinar qué producto financiero se adapta a sus necesidades u posibilidades de pago.

Que la gente se documente bien, haga todas las preguntas, lo importante es que no se queden con ninguna duda y que entiendan qué es lo que están contratando. Creo que siempre el tema de crédito es positivo en el monto correcto y en las condiciones correctas”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

TE PUEDE INTERESAR