Los abogados del indocumentado mexicano absuelto de asesinato pidieron a Joe Biden su liberación

El arresto de José Inés García Zárate, que al momento del crimen ya había sido deportado cinco veces y tenía antecedentes, fue usado por el presidente Trump como un ejemplo de la violencia causada por inmigrantes ilegales y para atacar a las llamadas “ciudades santuarios”

José Inés García Zárate durante el juicio en una foto de 2015 (Reuters/archivo)
José Inés García Zárate durante el juicio en una foto de 2015 (Reuters/archivo)

Los abogados defensores de un mexicano indocumentado, declarado no culpable en 2017 del asesinato de una mujer en San Francisco, pidieron al presidente Joe Biden que lo libere argumentando que el inmigrante es víctima de las políticas del ahora expresidente Donald Trump que lo mantienen encarcelado.

El jefe de la Oficina del Defensor Público de San Francisco, Matt García, y Francisco Ugarte, abogado gerente de esa institución, pidieron en una carta abierta a la Casa Blanca la liberación de José García Zárate, que enfrentó un juicio por la muerte de Kate Steinle, de 31 años, proceso muy publicitado por la Administración conservadora de Trump.

Steinle murió en julio de 2015 en San Francisco por un disparo supuestamente realizado por García Zárate, que había sido deportado cinco veces a México y estaba entonces en libertad condicional con una nueva orden de deportación pendiente.

Trump utilizó el caso tanto en su campaña electoral como en los primeros meses de su Administración para impulsar su posición migratoria, ya que el inmigrante había sido liberado un par de meses antes de la muerte de Steinle por las autoridades de San Francisco con base en las políticas de “ciudad santuario” para indocumentados.

Una foto de Kate Steinle, la mujer que murió en el hecho, mostrada durante el juicio (Reuters/archivo)
Una foto de Kate Steinle, la mujer que murió en el hecho, mostrada durante el juicio (Reuters/archivo)

En noviembre de 2017 un jurado declaró al inmigrante no culpable de los cargos de homicidio en primer grado, homicidio en segundo grado y homicidio involuntario, y solo lo halló culpable de poseer ilegalmente un arma de fuego.

Esta única condena fue revocada por un tribunal de apelaciones tras concluir que el juez de primera instancia no le dio al jurado la opción de exonerar a García Zárate considerando la posibilidad de que poseía el arma solo por un momento.

La defensa del mexicano alegó que el inmigrante encontró un objeto envuelto pero no sabía que se trataba de un arma. De acuerdo con los abogados, el arma se disparó accidentalmente haciendo que la bala rebotara en el pavimento y alcanzara a Steinle, quien caminaba junto a su padre.

Tras el veredicto, el Departamento de Justicia, encabezado en ese entonces por Jeff Sessions, mantuvo a García Zárate en custodia.

José Inés García Zárate
José Inés García Zárate

“En lugar de evaluar el hallazgo del jurado, Trump y Sessions se apresuraron a mantener bajo custodia a García Zárate. Hasta ahora, sus esfuerzos están funcionando. Lo que no pudieron cambiar, sin embargo, es que García Zárate es de hecho inocente de los cargos, incluida la acusación federal (de posesión de armas)”, escribieron los abogados en la carta.

Instaron a la Administración demócrata de Biden a que “le haga saber al mundo que los enjuiciamientos federales no se basarán en mentiras y desinformación”.

“La justicia para García Zárate está atrasada. Es hora de retirar los cargos contra él por motivos políticos. Seguir procesando a García Zárate recompensa un abuso del poder de los fiscales y socava el Estado de derecho”, recalcaron los abogados.

EFE

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR