Congreso pospuso convocatoria a diputados para discutir desafueros de Mauricio Toledo y Saúl Huerta

El caso del fiscal de Morelos, Uriel Carmona, que cuenta con una suspensión definitiva, puso en entredicho una posible ilegalidad que los legisladores buscan evitar; sin embargo, hubo protestas por aplazar los casos principales

La Comisión Permanente discutió ampliamente la convocatoria a un periodo extraordinario de la Cámara de Diputados (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)
La Comisión Permanente discutió ampliamente la convocatoria a un periodo extraordinario de la Cámara de Diputados (Foto: Cortesía Cámara de Diputados)

La Comisión Permanente, el órgano que sustituye a ambas Cámaras del Congreso mexicano durante los recesos legislativos, pospuso este martes la discusión de la convocatoria a un periodo extraordinario de la Cámara de Diputados, donde se definirían los posibles desafueros de los legisladores Saúl Huerta y Mauricio Toledo.

El tema se aplazó al menos una semana debido a que el tercer caso que se discutiría en el eventual periodo extraordinario en San Lázaro, el de desechar el proceso de desafuero del fiscal de Morelos, Uriel Carmona, podría provocar que la Cámara Baja caiga en desacato, ya que el funcionario cuenta con una suspensión definitiva en su juicio de amparo que debe resolverse antes.

Sin embargo, el tema causó amplia polémica en la sesión presencial de la Comisión Permanente, donde tanto Morena, el partido en el poder, como la oposición, cruzaron acusaciones sobre las responsabilidades de cada uno. El oficialismo argumentó que el PAN (Partido Acción Nacional) y el bloque opositor buscan mantener la impunidad.

Al contrario, los cuestionamientos contra los morenistas indicaron que eran ellos quienes obstaculizaron la aprobación este martes mismo de la sesión extraordinaria. Y es que Eduardo Ramírez, presidente del Senado y cabeza de la Comisión Permanente, fue uno de los principales objetores de que hoy se aprobara el dictamen en sus términos para evitar un problema legal en el Poder Legislativo y, bajo sus facultades, quitó el punto del orden del día.

Eduardo Ramírez, en su facultad de presidente de la Comisión Permanente, difirió el debate al menos una semana (Foto: Cortesía Senado)
Eduardo Ramírez, en su facultad de presidente de la Comisión Permanente, difirió el debate al menos una semana (Foto: Cortesía Senado)

“Escuchamos no solamente argumentos jurídicos sino la parte política. Finalmente representamos intereses partidistas y sociales. Hay acuerdo en varios puntos del dictamen. Hay acuerdo para el diputado Huerta, no hay acuerdo con el tema del fiscal de Morelos. Hay acuerdo con el diputado Toledo”, dijo Ramírez.

“Yo no estoy terminando el debate. Simplemente difiriendo la discusión. Vamos a intentar construir una mayoría calificada que nos permita transitar los temas en Cámara de Diputados, pero además traemos en puerta un nombramiento que es facultad del Senado y queremos llevar con aseo legislativo los puntos a discutir tanto en Diputados como en Senadores”, añadió el senador de Morena.

Este debate se va a dar si así esta Comisión Permanente lo aprueba con mayoría calificada. La Mesa Directiva solamente difirió el debate

Por su parte, Dulce María Sauri, la presidenta de la Cámara de Diputados, festejó el aplazamiento, aunque remarcó que su partido el PRI (Revolucionario Institucional) está a favor de los desafueros de Toledo y de Huerta, señalados respectivamente por posible enriquecimiento ilícito y abusos sexuales de menores.

“Diferir nos da oportunidad de evitar un contratiempo de graves consecuencias jurídicas para la propia Cámara de Diputados”, dijo.

La discusión sobre posponer la convocatoria al periodo extraordinario demoró la sesión de la Comisión Permanente unas dos horas y media (Foto: Cortesía Senado)
La discusión sobre posponer la convocatoria al periodo extraordinario demoró la sesión de la Comisión Permanente unas dos horas y media (Foto: Cortesía Senado)

Sin embargo, si en algo estuvieron de acuerdo este martes los legisladores oficialistas y opositores fue en cuestionar la decisión de posponer el debate, aunque ambos se responsabilizaron entre sí. El diputado morenista Rubén Cayetano, uno de los más encendidos en la sesión, argumentó que la Comisión Permanente no debía discutir sobre los detalles de los procesos de desafuero, sino apenas sobre si debe convocar o no a la Cámara de Diputados al periodo extraordinario.

Además, tildó de “hipócritas” a los legisladores “de derecha” por querer demorar los desafueros. El PAN respondió a través del senador Damián Zepeda, quien incluso retó a Morena a incluir de nuevo el tema en la orden del día. “Nosotros votamos a favor ahora mismo y damos la discusión, es más, votamos los tres casos juntos a favor”, dijo.

Incluso los morenistas protestaron la decisión de Eduardo Ramírez de posponer el debate. “La justicia está por encima del interés de cualquier partido”, aseguró la senadora oficialista Imelda Castro, quien dejó asentada su “enérgica protesta” ante la decisión tomada.

Por lo tanto, los casos de Toledo, Huerta y el desechamiento del caso de Carmona, quedaron pendientes al menos una semana más. La Comisión Permanente va contrarreloj, ya que Toledo, reelegido en su escaño con el PT (Partido del Trabajo), tomaría protesta de su nuevo periodo el 1 de septiembre, con lo que se activaría el fuero para el periodo 2021-2024.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR