A 3 años de la victoria de la 4T

*Por José Narro Céspedes

La imagen del presidente ha provocado que la cotidianidad absorba el peso del momento histórico que vivimos todas y todos los mexicanos (Fotos: Presidencia)
La imagen del presidente ha provocado que la cotidianidad absorba el peso del momento histórico que vivimos todas y todos los mexicanos (Fotos: Presidencia)

Ganamos.

Esta simple verdad a tres años de distancia pierde el peso que tiene en la historia. La imagen de nuestro presidente todos los días, en todos los noticiarios, en periódicos, internet, en cada medio impreso, digital o electrónico ha provocado que la cotidianidad absorba el peso del momento histórico que vivimos todas y todos los mexicanos.

Hace 3 años con 30 millones 113 mil 483 mexicanos decidieron dar por terminado con el periodo neoliberal que implantaron los gobiernos del PRI desde 1982 en el gobierno de Miguel De La Madrid y que continuaron los gobiernos del PAN de Fox y Calderón, para terminar con Peña Nieto.

El neoliberalismo en México intentó influir en el desarrollo económico, limitando el papel del estado, reservando en manos de particulares nacionales y extranjeros con el objetivo de inversión basado en la corrupción, el tráfico de influencias y los privilegios. Bajo este modelo, se construyó un país ofensivamente desigual, donde la pobreza se asentó sobre la mayoría de los mexicanos y la riqueza en unas cuantas manos que utilizaron todo su poder corruptor para adueñarse de todo en el país.

Cada pasó, decisión, acción, nombramiento, política y programa de los gobiernos del PRIAN fueron diseñados para fortalecer los intereses de las grandes fortunas que vieron sus mejores días bajo el auspicio de los gobiernos neoliberales de la derecha mexicana.

Hace 3 años con 30 millones 113 mil 483 mexicanos decidieron dar por terminado con el periodo neoliberal que implantaron los gobiernos del PRI (Foto: Cuartoscuro)
Hace 3 años con 30 millones 113 mil 483 mexicanos decidieron dar por terminado con el periodo neoliberal que implantaron los gobiernos del PRI (Foto: Cuartoscuro)

Según López Obrador, la característica más destructiva y perniciosa de los neoliberales mexicanos fue la corrupción extendida y convertida en práctica administrativa regular. La corrupción ha sido el principal inhibidor del crecimiento económico. Por eso estamos empeñados, en primer lugar, en acabar con la corrupción en toda la administración pública, no sólo la corrupción monetaria sino la que conllevan la simulación y la mentira.

Contra este modus operandi luchó la izquierda mexicana, una lucha que se construye después de los golpes de 1968, 1971. La izquierda mexicana, partidista, social y campesina, se enfrenta al fraude de 1988; sobrevive a las estrategias de aniquilamiento de cientos de luchadores sociales; Tlatlaya, Aguas Blancas, Ayotzinapa, Acteal; lucha contra la entrega del territorio y la riqueza mexicana a manos extranjeras, se entregaron las playas y litorales, los bancos, se entregaron concesiones mineras para que manos extranjeras exploten la riqueza mineral, entregaron el agua a cerveceras, refresqueras y minas; debilitaron el campo mexicano para hacernos dependientes de la importación de alimentos; entregaron los medios de comunicación, Telmex, Imevisión; la energía Altos Hornos de México, Pemex y un aterrador etcétera que comprometió la soberanía nacional.

El PRIAN entregó el país a las manos de la delincuencia organizada y en este escenario crecieron los cárteles de la droga llenando de sangre al país.

El PRIAN entregó el país a las manos de la delincuencia organizada (EFE/Luis Enrique Granados)
El PRIAN entregó el país a las manos de la delincuencia organizada (EFE/Luis Enrique Granados)

Todo esto se rompe el 1 de julio de 2018. El pueblo de la patria dice Basta al PRIAN que traicionó al pueblo. El movimiento que hereda todas las luchas de la izquierda mexicana llega al poder con Andrés Manuel López Obrador al frente, bajo las siglas de Morena.

Hace tres años se instala en el poder la esperanza de todo un país para recuperar a México, según las palabras de nuestro presidente “El nuevo proyecto de nación buscará una auténtica democracia y no una dictadura abierta ni encubierta. Los cambios serán profundos, pero con apego al orden legal”.

Vamos a acabar con la corrupción en México. La Cuarta Transformación ha logrado, desde hace 3 años dar una lucha frontal contra el sistema cimentado en la corrupción y los privilegios que han dañado nuestra patria.

El pueblo de la patria dice Basta al PRIAN que traicionó al pueblo (EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo)
El pueblo de la patria dice Basta al PRIAN que traicionó al pueblo (EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo)

Sin corrupción vamos a pacificar el país y estamos fortaleciendo las bases para una economía más justa para todos, que provocará el crecimiento. Acabaremos con la politización mercenaria de los asuntos públicos. Garantizaremos el derecho a la salud, al agua, a la alimentación, a la paz y la felicidad de todas y todos.

La Cuarta Transformación es una realidad desde hace tres años y llevará al país al lugar de las utopías por las que miles de mexicanas y mexicanos dieron la vida y los sueños.

*Senador de la República por el Estado de Zacatecas, en representación del partido Morena

SEGUIR LEYENDO: