Los Indios Verdes: la historia de las estatuas que mostraron el racismo que permeaba durante el Porfiriato

Las estatuas fueron creadas originalmente para participar en la Exposición Universal de París, en 1889

Las estatuas de Los Indios Verdes han estado en diversos puntos de la capital.
Las estatuas de Los Indios Verdes han estado en diversos puntos de la capital.

Al norte de la Ciudad de México (CDMX) hay una estación del metro con un nombre muy particular: Indios Verdes. Esta cuenta con un paradero de transporte público que van casi a cualquier parte de la ciudad y al Estado de México. Es una de las terminales de la línea tres del metro, la cual cuenta con 21 estaciones, y recorre la CDMX de norte a sur. La otra terminal es Universidad.

Aunque casi todos los capitalinos ubicamos la estación del metro y a qué línea pertenece, poco se conoce sobre el origen del nombre. Los Indios Verdes son un par de estatuas que actualmente se encuentran ubicadas en la entrada del Parque del Mestizaje. Ambas figuras representan a dos grandes Tlatoanis (gobernantes) mexicas de lo que fuera la gran Tenochtitlan, antes de la llegada de los españoles.

Originalmente adornarían el Paseo de la Reforma, pero ante el racismo característico de la clase acaudalada de principios del siglo XX, empujó a las titánicas esculturas lejos de las calles que intentaban emular un estilo arquitectónico al francés.

Se trata de Itzcóatl y Ahuizótl. Ambas están hechas de bronce, miden al rededor de cuatro metros y pesan unas tres toneladas.

Itzcóatl es considerado el fundador del imperio Mexica, pues durante su reinado, liberó a sus gobernados de la tutela Tepaneca. Estableció la Triple Alianza con Tlacopan y Texcoco, además de formalizar la estructura política que puso a Tenochtitlan a la cabeza de imperio y como el principal receptor de los tributos de los pueblos sometidos.

El segundo Tlatoani, representado en la otra estatua de Bronce, es Ahuizótl, quien es considerado el jefe militar más destacado entre todos los Tlatoanis mexicas. Este tuvo la habilidad para llevar los dominios de la Triple Alianza a su máxima extensión histórica, llegando hasta las lejanas costas chiapanecas, al sureste del país.

Actualmente, las estatuas se encuentran en el Parque El Mestizaje.
Actualmente, las estatuas se encuentran en el Parque El Mestizaje.

Con el paso del tiempo, ambas estatuas han sufrido modificaciones en el color original que tenían, poniéndose verdes debido a su contacto con la intemperie, el calos, el viento, etc. De ahí el nombre de Los Indios Verdes.

La historia de la estatuas se remonta a finales del siglo XIX, cuando fueron creados, originalmente, para ser mandados a Francia. El artista Alejandro Cesarín Salinas fue el encargado de moldearlos, con la finalidad de formar parte de la representación de México en la Exposición Universal de París, en 1889. Sin embargo, varias dificultades técnicas como su tamaño y peso, fueron factores para decidir dejarlas en nuestro país, para siempre. Desde entonces, Los Indios Verdes han formado parte del paisaje urbano de la capital mexicana, pasando por diversos lugares de la Ciudad, por lo que también se les conoce como Los Indios Nómadas.

El primero de ellos fue una de las arterias vehiculares más importantes y representativas de México: Paseo de la Reforma, avenida creada por el emperador Maximiliano de Habsburgo, la cual originalmente llevaba el nombre de Paseo de la Emperatriz, en honor a su esposa, la emperatriz Carlota.

Fue en 1890 cuando fueron colocadas ambas estatuas en el entronque entre Reforma, Bucareli y Juárez, frente a la estatua de Carlos V, mejor conocida como El Caballito, que en ese entonces estaba ubicada ahí, pero que ahora se encuentra en la Plaza Manuel Tolsá, en la calle de Tacuba.

Sin embargo, el racismo que permeaba la sociedad porfiriana de ese momento, hizo que las estatuas fueran retiradas del lugar, pues no estaban lo suficientemente “afrancesadas” para el gusto de los paseantes. La prensa de aquella época, describió a las estatuas como “momias aztecas”, “ridículos y antiestéticos muñecotes” y “adefesios”.

El primer lugar en donde se ubicaron ambas estatuas fue en Paseo de la Reforma, en su entronque con la avenida Juárez y Bucareli.
El primer lugar en donde se ubicaron ambas estatuas fue en Paseo de la Reforma, en su entronque con la avenida Juárez y Bucareli.

En 1902 se quitaron de ahí, y fueron trasladados a la Calzada de la Viga. Poco a poco la zona se llenó de puestos ambulantes y fábricas, lo que hizo que perdieran el esplendor que tenían en la zona, por lo que para 1920 volvieron a ser removidos, esta vez, al final de la Avenida Insurgentes Norte, en lo que se conocía como la salida de la Carretera México-Nuevo Laredo, y lo que hoy es la México-Pachuca. En ese lugar permanecieron durante casi 60 años, hasta que en 1979 fueron removidos por la construcción de la línea tres del metro. Cuando concluyó la construcción del metro, volvieron a colocarse en donde estaban, pues eran muy representativos, tanto así que se decidió llamarle Indios Verdes a la estación cercana y llevar su imagen.

En 2005 volvieron a cambiar de residencia, y se ubicaron en donde hoy continúan: el parque El Mestizaje, de la alcaldía Gustavo A. Madero (GAM).

Las imponentes estatuas, hoy están acompañadas por varias fuentes del acueducto de Guadalupe, además de otros monumentos y estatuas como la de Don Quijote y Sancho Panza, o como el Monumento a la Patria, el cual intenta ser un símbolo del histórico encuentro entre indígenas y españoles.

Las estatuas de los Tlatoanis lucen imponentes, con cuerpos atléticos y vestidos con accesorios y armamento de guerreros indígenas.

SEGUIR LEYENDO: