Cuál es el gusto más polémico de Alberto Bailléres, el cuarto hombre más rico de México

El magnate mexicano se ha consolidado, en los últimos años, como un referente en uno de los sectores más tradicionales y controversiales de España

Alberto Bailléres es propietario de Fresnillo, una de las minas productoras de plata más grandes a nivel mundial (Foto: ITAM)
Alberto Bailléres es propietario de Fresnillo, una de las minas productoras de plata más grandes a nivel mundial (Foto: ITAM)

El empresario Alberto Bailléres González es considerado como uno de los hombres más ricos de México, solo por detrás de las fortunas de Carlos Slim y Germán Larrea Mota Velasco. Su fortuna asciende a los 10 mil 480 millones de dólares, de acuerdo con Forbes, revista especializada en negocios y economía.

Bailléres es propietario del conglomerado Grupo Bal, firma que engloba compañías que van desde el giro de las aseguradoras y tiendas departamentales de lujo, hasta la posesión de Fresnillo, una de las minas de plata más importantes del mundo y cuya producción del mineral ha otorgado al empresario el dote del “rey midas mexicano”.

Además de Grupo Bal, Bailléres es un aficionado de la tauromaquía, una de las disciplinas más polémicas que ha sido objeto de debate en múltiples ocasiones entre los defensores de la tradición que consideran al “arte de lidiar con toros” como un bien cultural y quienes se oponen a esa idea argumentando que esta práctica incurre en el maltrato animal.

El empresario Alberto Bailléres es un gran aficionado de la tauromaquia y posee negocios relativos a esta disciplina (EFE/Oscar Mir Reyes)
El empresario Alberto Bailléres es un gran aficionado de la tauromaquia y posee negocios relativos a esta disciplina (EFE/Oscar Mir Reyes)

La afición del magnate no solo se reduce a su asistencia a eventos taurinos en países como México y España, considerada como la cuna de la tauromaquia; sino que también posee negocios dentro del sector. Uno de ellos es la construcción de una plaza de toros en España, la cual recibe el nombre de “Bilbao Vista Alegre” y cuyo proyecto fue presentado en 2019 con la intención de reconstruir, en el mismo sitio, un legendario recinto dedicado a la tauromaquia que se extinguió en 1961 tras un incendio,

La edificación está a cargo de Grupo Bal y de la empresa española Martínez Flamarique SL, de la antigua Casa Chopera; compañía que ha construido y que actualmente gestiona seis plazas de toros en ciudades como Donostia, Almería, Palencia, Salamanca y Logroño; además del proyecto de Bilbao.

Según la revista Quién, este recinto se trata de un ambicioso proyecto que tendrá una moderna arquitectura, la cual incluirá una estructura de bóveda que cubrirá la parte central de la plaza del mes de octubre a junio, cuando no es temporada taurina, lo que permitirá que se lleven a cabo otro tipo de eventos culturales, empresariales y de entretenimiento con la intención de utilizar la edificación todo el año.

Alberto Bailléres posee negocios relacionados con la tauromaquía y se ha consolidado como uno de los empresarios mexicanos más importantes del sector en España (Foto: Cuartoscuro)
Alberto Bailléres posee negocios relacionados con la tauromaquía y se ha consolidado como uno de los empresarios mexicanos más importantes del sector en España (Foto: Cuartoscuro)

Se estima que Alberto Bailléres y su socio realizaron una inversión de 2 mil 500 millones de euros para la remodelación. Ambos empresarios establecieron que el objetivo primordial de este recinto es que siga siendo un referente en el ámbito de la tauromaquía, pues no solamente se ha consolidado como uno de los empresarios más importantes en ese sector en el país europeo.

El “rey midas mexicano” también gestiona parte de la Plaza de Toros Monumental de México y es propietario de varias ganaderías en el país, como la de San Miguel Mimihuapán, Begoña, Santa Teresa y San Martín. En este sentido, la división agropecuaria de Grupo Bal se dedica a la producción lechera, la cría de ganado de engorda, equino y de lidia

Además, 2019 también fue emblemático para el empresario mexicano, ya que el 5 de febrero del año mencionado anteriormente, se cumplió el 50 aniversario de la Monumental de México y se realizó una de las corridas taurinas más importantes del país. Durante el evento, el torero Enrique Ponce brindó un toro a Bailléres como muestra de afecto y también portó la bandera nacional en señal de cariño.

SEGUIR LEYENDO: