La interminable pelea por la millonaria herencia de “Cantinflas”

Se estima que el comediante dejó una fortuna de USD 70 millones, además de varias propiedades y negocios. Su familia pelea amargamente por ella

Tras la muerte de Mario Moreno Cantinflas, se desató una guerra legal entre su hijo y su sobrino por la herencia que dejó el actor y comediante.
Tras la muerte de Mario Moreno Cantinflas, se desató una guerra legal entre su hijo y su sobrino por la herencia que dejó el actor y comediante.

Mario Moreno, mejor conocido como “Cantinflas fue un famoso actor y comediante mexicano de la época del Cine de Oro que se caracterizó por su humor y forma de ser. Tuvo una larga trayectoria que comenzó en 1925, cuando tenía solo 14 años, y se enroló en una carpa de cómicos ambulantes. Perteneció a las carpas Ofelia, Sotelo y Valentina, en donde conoció a su esposa de origen ruso, Valentina Ivanova.

El actor Manuel Medel afirmó que en varias entrevistas, que Mario Moreno Cantinflas fue inspirado por un “borrachito” llamado Olegario que conoció cuando trabajaba en el teatro Follies, pues el “borrachito” era barrendero del lugar.

El nombre de Cantinflas, aseguraba el escritor y periodista Carlos Monsiváis, provenía de un espectador, quien al escucharlo hablar, sin sentido, le gritó la frase “Cuanto inflas”, que se redujo a Cantinflas. El cómico debutó en la pantalla grande en 1936 con la película No te engañes corazón, y de ahí en adelante dejó una gran filmografía que abarcaría casi 50 películas, entre ellas, la que lo lanzaría a la fama llamada Cara y Cruz, filmada en 1937.

El éxito que en vida tuvo el actor y comediante hizo que amasara una gran fortuna, y propiedades de lujo, además de que incursionó en el mundo de los negocios e incluso, en la política. Cantinflas murió un 20 de abril de 1993 a los 81 años. Entre las pertenencias que dejó están cinco casas, una cadena de peluquerías, varios salones de belleza, una colección de arte privada, un avión privado, una finca de unas 400 hectáreas llamada La Purísima, así como varios automóviles y apartamentos en el puerto de Acapulco, en el estado mexicano de Guerrero, al sur del país. A ello hay que sumarle una fortuna de USD 70 millones y los derechos de las películas que grabó, que siguen dejando dinero.

Una de las casas de Cantinflas, en Acapulco, luce vacía y abandonada.  (Foto: Captura de pantalla)
Una de las casas de Cantinflas, en Acapulco, luce vacía y abandonada. (Foto: Captura de pantalla)

¿Qué pasó con todo lo que dejó Cantinflas al partir de este mundo?

Durante muchos años, tras la muerte de Mario Moreno, el hijo adoptivo de este, de nombre Mario Arturo Moreno Ivanova peleó con su primo y sobrino del actor, Eduardo Moreno Laparade, los bienes que dejó Cantinflas. El sobrino del comediante alegaba que su tío le había legado los derechos de las películas que filmó, poco antes de su muerte. La Corte mexicana le dio la razón en 2014, sin embargo, costó muchas horas en tribunales y enemistarse para siempre con su primo. Laparade también decía que la parte de la herencia que había sido cedida al hijo de Cantinflas, supuestamente fue malgastada y perdida para siempre.

En 2017, Moreno Ivanova murió de un fulminante infarto, y se fue de este mundo sin dirigirle la palabra a su primo por los problemas legales que tuvieron desde poco después de la muerte de Cantinflas.

En el inter de la trifulca legal, salieron a la luz más de un secreto familiar, como la adicción a la cocaína del hijo adoptivo de Cantinflas. También se supo que supuestamente, había manejado de mal manera los bienes que dejó el actor, y por ello, se habían desaparecido varios millones de dólares y algunos inmuebles. Moreno Ivanova aseguró que la desaparición del dinero fue culpa de los bancos.

“Mi papá tenia cuentas en España, Islas Caimán, Nueva York y México, y al fallecer fui a los bancos a informarles del deceso, para congelarlas y hacer los inventarios de la herencia, pero el saldo de Banamex, en donde yo sabía que había como USD 68 o 70 millones, solamente encontramos 13 mil nuevos pesos”, dijo en una entrevista que dio al periódico El Universal, en el año 2003.

Se estima que el actor mexicano amasó una fortuna de 70 mdd.
Se estima que el actor mexicano amasó una fortuna de 70 mdd.

Tras la muerte de Moreno Ivanova, lo que restaba de la fortuna pasó a manos de Tita Marbez, la tercera esposa del hijo adoptivo de Cantinflas, quien se encontraba separada de él al momento de su muerte, más no divorciada. A ella, Moreno Ivanova la nombró heredera universal por lo que los hijos que tuvo antes de contraer matrimonio con el hijo de Cantinflas, también tuvieron acceso a una parte de la herencia.

Ante esto, los tres hijos que tuvo Moreno Ivanova, Valentina, Mario y Marisa, impugnaron el testamento que dejó su padre en 2017, con la finalidad de recuperar las propiedades de su abuelo, una de ellas, una mansión que se encuentra en Acapulco, y que a la fecha se encuentra abandonada y en ruinas.

En su momento, Mario, nieto de Cantinflas, precisó que no buscaba pelear, sino recuperar el legado de la familia, y que cuando hablan de llegar a las últimas consecuencias, es porque seguirán en el proceso legal hasta tener una resolución final. Hasta la fecha, el conflicto familiar continúa.

SEGUIR LEYENDO: