“Yo no tengo miedo”: el último spot de Abel Murrieta antes de su cobarde asesinato

“Abel nos demostró que fue un hombre al que los delincuentes no iban a corromper y por eso lo asesinaron”, se expresa en la publicación donde se compartió el video del ahora occiso candidato

Último spot de Abel Murrieta

El pasado 15 de mayo se difundió el último spot de Abel Murrieta, candidato por Movimiento Ciudadano (MC) para la presidencia de Cajeme en Sonora, que habría grabado antes de su asesinato.

El video se publicó en la cuenta de Twitter del occiso, sin embargo, ahora la esquina superior derecha está adornada por una cinta negra de luto.

“Soy Abel Murrieta y quiero decirles que Cajeme va a dejar de tener miedo. Vamos a recuperar el tiempo perdido. Va en serio contra la inseguridad y la impunidad. Ya basta que los malandros sean los dueños de nuestras calles. Va en serio.

Basta que las drogas nos roben a nuestros jóvenes y destruyan a nuestras familias. Soy un hombre de ley y voy a poner orden. A mí no me tiembla la mano. Yo no tengo miedo. A mí nadie me va a corromper. Va enserio.”, fueron una de las últimas palabras que emitió como parte de su campaña.

(Foto: Captura de pantalla / Twitter @AbelMurrietaG)
(Foto: Captura de pantalla / Twitter @AbelMurrietaG)

Asimismo, el tweet en donde se publicó el spot tenía escrito un mensaje de despedida y agradecimiento por el trabajo de Murrieta durante el trayecto a las elecciones.

“Abel grabó este mensaje un día antes de que fuera cobardemente asesinado. La determinación de sus palabras muestra el tipo de ser humano que fue, el valor con que enfrentó la violencia y la entereza con que siempre dio la cara por Cajeme.

Hasta el último minuto de su vida, Abel nos demostró que fue un hombre a carta cabal, un hombre dispuesto a darlo todo para proteger a los inocentes, un hombre al que los delincuentes no iban a corromper y por eso lo asesinaron. Abel, gracias infinitas, descansa en paz.”, se expresó.

Abel Murrieta fue asesinado de al menos diez disparos en el pecho y la cabeza. (Gráfico: Infobae México)
Abel Murrieta fue asesinado de al menos diez disparos en el pecho y la cabeza. (Gráfico: Infobae México)

El pasado 13 de mayo, la Fiscalía General Justicia del Estado de Sonora informó que Abel Murrieta fue asesinado en Ciudad Obregón, en las calles Guerrero y California mientras recorría las calles y plazas promoviendo a su partido.

Según los primeros indicios, un hombre que caminaba por la zona le disparó al menos diez veces. El candidato de 57 años quedó sobre la banqueta frente a sus colaboradores. Minutos después fue trasladado a un hospital privado donde confirmaron su muerte.

Cabe destacar que minutos antes de la confirmación de la dependencia estatal, Clemente Castañeda, dirigente nacional de Movimiento Ciudadano, había informado que el contendiente local sufrió un atentado.

Abel Murrieta, un hombre honorable, con una trayectoria intachable y nuestro candidato en Cajeme, acaba de ser víctima de un atentado. Nos encontramos a la espera de conocer su estado de salud actual y en comunicación con sus familiares, quienes cuentan con nuestro respaldo”, escribió en redes sociales.

Días después del asesinato, su hija, Mónica Murrieta, dedicó un emotivo mensaje a su padre en donde expresó el orgullo que siente por su padre, mismo que contaba con una carrera amplia en procuración del Estado de derecho.

 (Foto: Facebook@Abel Murrieta)
(Foto: Facebook@Abel Murrieta)

Cabe destacar que ayer, 16 de mayo, Adrián LeBarón anunció que buscaría solicitar imágenes del C5 para esclarecer el crimen y dar con los responsables.

Esto luego que compartiera la captura de pantalla de un tuit, en el que indicó que el ataque contra Murrieta se dio en un punto clave, donde había tres cámaras del C5, cuatro de una gasolinera y a 25 metros de una propiedad de un banco.

Ante esta información, Adrián preguntó cómo conseguir dichas imágenes, por lo que algunos usuarios le recomendaron solicitarlas vía solicitud de transparencia, o a petición de un asesor jurídico a quien le permitan acceder a las carpetas de investigación del caso.

SEGUIR LEYENDO: