Arrestaron al “Bori”, presunto distribuidor de fentanilo del CJNG en Massachusetts

Agentes de la DEA y del FBI grabaron un encuentro del mexicano, quien no solo distribuyó el opioide, además entregó miles de dólares al grupo criminal de Nemesio Oseguera Cervantes

El Mencho ha consolidado el dominio del CJNG en la última década  (Fotoarte: Steve Allen)
El Mencho ha consolidado el dominio del CJNG en la última década (Fotoarte: Steve Allen)

Josué Rivera Rodríguez, el Bori, presunto colaborador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), fue detenido en Massachusetts por cargos relacionados con el tráfico de fentanilo.

Este mexicano de 44 años fue asegurado en su domicilio de Holyoke, perteneciente al área metropolitana de Springfield. El Bori fue imputado ante el Distrito de Massachusetts de cuatro delitos por conspiración para distribuir opioides.

De acuerdo con el reporte, Rivera Rodríguez cayó el reciente 8 de abril en posesión de 300 gramos de fentanilo; un rifle de asalto AR-15; cinco pistolas semiautomáticas; incluidas pistolas de grueso calibre equipadas con mira láser; un chaleco antibalas; un gorro de policía con insignia; materiales de embalaje; celulares; un contador de dinero; así como mil 900 dólares en efectivo.

“Fue acusado de un cargo de conspiración para distribuir 400 gramos o más de fentanilo; dos recuentos de distribución de 40 gramos o más de fentanilo; y un recuento de distribución de 400 gramos o más de fentanilo”, destacó el Departamento de Justicia de EEUU.

Los dominios del Cártel Jalisco en Estados Unidos (Mapa: Infobae México)
Los dominios del Cártel Jalisco en Estados Unidos (Mapa: Infobae México)

En las investigaciones, el Bori fue grabado en una reunión, en la cual entregó 35 mil dólares a un colaborador de las autoridades, quien coopero usando un código diseñado para garantizar que el dinero fuera entregado al grupo que comanda Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, líder del CJNG.

Cuando menos en tres ocasiones de 2020 a 2021, Rivera Rodríguez fue captado mientras distribuyó 750 gramos de fentanilo al infiltrado de los agentes norteamericanos.

Cabe destacar que los delitos por distribuir 400 gr o más del narcótico prevén una sentencia de hasta 10 años tras las rejas como pena mínima y cadena perpetua como condena máxima. Aunque también hay casos de cinco años de cárcel de libertad supervisada y multa de 10 millones de dólares. Igual se consideran penas de 5 a 40 años, libertad supervisada y cinco millones de dólares como reparación.

La investigación estuvo a cargo de la Administración del Control de Drogas (DEA), el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en su división de Boston, además de la policía local de Hoyoke. Christopher Pohl, fiscal de la Unidad de Narcóticos y Lavado de Dinero de Mendell, es quien lleva el caso.

El fentanilo se comprime a modo de pastillas en narcolaboratorios mexicanos  (Foto: FGR)
El fentanilo se comprime a modo de pastillas en narcolaboratorios mexicanos (Foto: FGR)

“La operación fue realizada por un grupo de trabajo de múltiples agencias a través del Grupo de Trabajo de Lucha contra las Drogas del Crimen Organizado (OCDETF), una asociación entre las agencias de aplicación de la ley federales, estatales y locales”, apuntó el gobierno norteamericano.

El fentanilo es considerado como uno de los opioides sintéticos fácilmente disponibles, extremadamente peligroso y letal; aunque es similar a la morfina, su impacto es hasta 100 veces más potente, adictivo y fulminante.

Para potencializar los efectos del producto, el Cártel Jalisco Nueva Generación ha recurrido a la combinación del fentanilo con otras drogas disponibles en el mercado, algo que igual incrementa la adicción.

Hasta junio del año reciente, al menos siete divisiones de campo de la DEA (Chicago, Houston, Louisville, Nueva Inglaterra, Saint Louis, y Washington) informaron una disminución en disponibilidad de fentanilo a causa de las afectaciones por COVID-19. El resto de las oficinas apuntaron que el cambio en el mercado había sido poco o nulo.

Sin embargo, en ciudades como El Paso, Chicago, Denver, Houston, Louisville, Nueva Orleans, Nueva Jersey, Nueva York, Filadelfia y San Diego, hubo incrementos en el precio de la heroína.

(Infografía: Infobae)
(Infografía: Infobae)

Para el gobierno de Estados Unidos, los cárteles mexicanos son el principal proveedor de drogas y no hay grupos transnacionales que les hagan frente en el trasiego de fentanilo, metanfetaminacocaína y heroína a través de su frontera suroeste.

Asociadas con pandillas locales, las facciones distribuyen en todo el país, además, se han modernizado para enviar y vender su producto, pero sobre todo, no se detendrán ante nada ya sea que recurran a la violencia o intimidación.

Como resultado del envío de narcóticos desde México, más de 83 mil personas perdieron la vida a causa de sobredosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU. Se trata de una cifra analizada hasta julio de 2020, pero un incremento de gran magnitud, pues en 2019, las muertes por adicciones no controladas sumaron más de 70 mil.

En 2018, la División de Los Ángeles de la DEA y el Programa de Recompensas por Narcóticos del Departamento de Estado de EEUU emitieron una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca al arresto y/o condena del líder del CJNG, el Mencho, pero hasta ahora no han podido capturarlo.

SEGUIR LEYENDO: