“Esto me aleja más de regresar a México, están más enojados conmigo”: Lydia Cacho tras la detención de Mario Marín

La periodista indicó que el empresario Kamel Nacif está en Líbano, “las autoridades saben en donde se encuentra”

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Mario Marín Torres, exgobernador de Puebla, fue detenido la Fiscalía General de la República (FGR) el miércoles 3 de febrero en Acapulco, Guerrero, y este jueves en la madrugada ingresó al Cereso de Cancún, Quintana Roo, por el delito de tortura contra la periodista y escritora Lydia Cacho.

En entrevista para W Radio, la periodista puntualizó que “el costo de decir la verdad en México es elevadísimo”. En agosto del 2019, Lydia volvió a dejar el país después de que dos sujetos armados allanaron su casa, envenenaron a sus perras y robaron material periodístico sensible.

Y relató que se podría pensar que el encarcelamiento de Marín Torres podría significar su regreso, “los expertos de la Interpol, me decían que me aleja de volver a México, es decir, están más enojados conmigo, porque esto no lo había logrado una persona, nunca, y lo logramos. Esto tiene un costo, lo asumo, estoy consciente y es sentar precedentes jurídicos en México, que ellos recuerden que no pueden seguir cometiendo los delitos como hace 20 años”.

El 16 de diciembre del 2005, Lydia Cacho fue detenida en Cancún por una orden que dio Mario Marín a policías judiciales y la acusó de difamación y calumnia. Consecuencia de la investigación publicada en el libro Los demonios del edén.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Publicación en la que se describe la operación de una red prostitución y pederastia encabezada por los empresarios Kamel Nacif y Jean Succar Kuri, en la que también estaba involucrado del exgobernador de Puebla, entro otros políticos.

Ella es detenida en Cancún y trasladada a Puebla vía terrestre. En el trayecto, Lydia fue torturada física y psicológicamente, después permaneció en prisión y le dictaron auto de formal prisión, en donde también denunció una serie de abusos. El 17 de diciembre salió libre a las 15:00 horas, luego de pagar una fianza de 70,000 pesos en efectivo.

Para febrero del 2006, se hizo pública una llamada entre Kamel Nacif y Mario Marín, en la cual el exfuncionario calificó que le dio un “coscorrón” a la escritora y que en la entidad se iba respetar la ley.

Cacho interpuso denuncias por tortura, por trata de mejores y lavado de dinero. “Creo en la justicia, en lo que no creo es en sistema político que opera, y creo que la justicia sucede en México de manera excepcional cuando los grupos han persistido […] lo que queremos es que la justicia se convierta en una regla para todos, que nadie tenga que estar perseguido, corriendo por todo el mundo, durante 15 años por decir la verdad y defender a las víctimas”, refirió.

(Foto: Francisco Guasco/Cuartoscuro)
(Foto: Francisco Guasco/Cuartoscuro)

En el caso del empresario Kamel Nacif, comentó, se encuentra en Líbano. Las autoridades saben en dónde está. He testificado en la embajada de México en España y estamos trabajando con las autoridades judiciales para que sea arrestado. Vive como un prófugo, como Mario Marín, no pueden vivir con las condiciones que lo hacían antes”, agregó para W Radio.

Y Adolfo Karam Beltrán, ex director de la Policía Judicial, también está prófugo, pero continúa en territorio mexicano, “fue quien operó mi persecución y la de otros activistas en Puebla”, dijo Lydia Cacho.

Jean Succar Kuri está detenido al Centro Federal de Readaptación Social Número Uno, el Altiplano, tiene una sentencia de 112 años por responsable del delito de pornografía infantil y corrupción de menores.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR