Quién es Maru Campus, la panista que busca ser candidata a la gubernatura de Chihuahua que fue aupada por Felipe Calderón

En 2018 fue denunciada por el priísta César Alejandro Domínguez por presuntos nexos con el exgobernador César Duarte, detenido en EEUU


(Twitter: @MaruCampos_G)
(Twitter: @MaruCampos_G)

Este domingo el Partido Acción Nacional en Chihuahua elige a su candidato a la gubernatura de esta entidad, contienda interna en la que compiten Gustavo Madero y la alcaldesa de la capital Chihuahua María Eugenia Campos Galván... Y en la víspera, el expresidente Felipe Calderón se pronunció por su contrincante favorito.

“Mañana eligen candidato/a en Chihuahua. La decisión correcta es votar por @MaruCampos_G, quien no solo ha sido excelente alcalde y ha demostrado su compromiso con Mexico y con Chihuahua, sino que es la única que puede derotar a MORENA, que hoy es lo más importante para México (sic)”, publicó en Twitter el exmandatario, al tiempo que se dio retuit para posicionar nuevamente su comentario, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Ante tales dichos, enseguida hubo quienes se pronunciaron con reclamos hacia el expresidente con reclamos por inmiscuirse una disputa interna de un partido al que ya no pertenecía por voluntad propia. Otros incluso dijeron que no la recomendara porque, en lugar de favorecerle, la perjudicaría.

(Twitter)
(Twitter)

Pero, ¿quién es la panista que ha recibido el espaldarazo de Felipe Calderón?

Alcaldesa del municipio capital de su entidad, María Eugenia Campos Galván ha sido diputada local y federal. En el gobierno de Felipe Calderón se desempeñó como delegada federal de Liconsa (2009 a 2012). Y con Vicente Fox fue secretaria particular de la Dirección General de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación (2001-2003), de acuerdo con su curriculum presentado en el Congreso de Chihuahua.

(Twitter: @MaruCampos_G)
(Twitter: @MaruCampos_G)

En abril de 2018, el entonces diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Alejandro Domínguez interpuso una demanda formal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua en contra de la funcionaria acusándola de supuestamente recibir 450 mil pesos de parte del exgobernador César Duarte (actualmente detenido en Estados Unidos).

De acuerdo con el priísta, los hechos habrían ocurrido en febrero de 2014, cuando Maru Campus era diputada local y planeaba su candidatura al cargo que ocupa actualmente. El acusador argumentó su demanda con dos recibos que acreditaban el supuesto ilícito, mismo que, indicó, le fiueron enviados de manera anónima.

“Luego de analizar el contenido de los documentos, decidí verificar si la firma estampada en los mismos corresponde a la firma de la actual presidenta municipal de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván; para tal efecto, solicité a un profesional en grafoscopía que determinara la autenticidad o falsedad de las firmas”, declaró en aquel tiempo Alejandro Dominguez.

(Twitter: @MaruCampos_G)
(Twitter: @MaruCampos_G)

Además, señalaba rambién que el experto había concluído que ambos recibos fechados los días 10 y 24 de febrero de 2014 presentaban una probabilidad mayor al 90 por ciento de que sea efectivamente la rúbrica escrita de puño y letra de la panista, asegurando que eso evidenciaba que el dinera podría haber salido de las arcas públicas.

“Lo antes señalado confirma la complicidad de María Eugenia Campos con exfuncionarios del gobierno de César Duarte, pues recibía dinero a cambio de favores políticos desde el Congreso del Estado de Chihuahua”, insistía el militante del PRI, refiriendo incluso que el mismo gobernador Javier Corral había señalado ya que el dinero que Duarte desviaba se entregó a actores de varios partidos políticos.

Cabe señalar que el mismo PRI denunció antes, ante las autoridades, y puso como prueba algunos documentos de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, donde aparecía la firma de la panista para avalar una iniciativa del propio Duarte que buscaba bursatilizar los remanentes del cobro de las casetas de peaje en la entidad.

En 2018 Maru Campos contestó a estos señalamientos calificándolos como “una tontería” y “mentiras viejas”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: