Nuevo problema en Morena: Tribunal Electoral le ordenó revisar su padrón con vigilancia del INE

Entre finales de enero y finales de marzo, el partido de AMLO registró un crecimiento de más de 1,00% en su número de afiliados sin explicar los mecanismos con los que alcanzó esas cifras

Morena tendrá que verificar y comprobar que efectivamente registró casi 2.8 millones de afiliados en dos meses (Fotoarte: Steve Allen/ Infobae México)
Morena tendrá que verificar y comprobar que efectivamente registró casi 2.8 millones de afiliados en dos meses (Fotoarte: Steve Allen/ Infobae México)

El Tribunal Electoral ordenó a Morena, el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador y el más poderoso de México, verificar el crecimiento desmedido de su padrón de afiliados durante el primer trimestre del año, en el que presentó en apenas dos meses un aumento de más del 1,100 por ciento.

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó por mayoría de votos de sus integrantes que el partido político realice este procedimiento a su lista de adeptos, que consta de 3 millones 72,000 personas, con la vigilancia del INE (Instituto Nacional Electoral).

Y es que Morena pasó, de tener registrados ante las autoridades electorales a 278,322 afiliados el 31 de enero a presentar los más de 3 millones el 31 de marzo, en apenas dos meses, un crecimiento del 1,104%, sin explicar cómo o por qué consiguieron alcanzar dicha cifra.

La verificación del padrón morenista se realizará con la vigilancia del INE (Foto: Cuartoscuro)
La verificación del padrón morenista se realizará con la vigilancia del INE (Foto: Cuartoscuro)

“El crecimiento reportado el 24 de marzo debe ser verificado por la autoridad electoral”, indicó el TEPJF durante su sesión pública no presencial bajo el formato de videoconferencia, debido a que la pandemia de COVID-19 ha alterado la forma de trabajo de todo el Poder Judicial y del mundo en general.

Además, el Tribunal Electoral determinó que el padrón reportado en enero, de 278,332 afiliados, “es un insumo” a partir del cual se pueden renovar los órganos internos de conducción, dirección y ejecución del partido, menos la presidencia y la secretaría general nacionales, ya que esos fueron elegidos a través de encuestas abiertas.

Sin embargo, el padrón reportado a finales de marzo de más de 3 millones de afiliados no contó con mecanismos para transparentar cómo llegaron al partido tantas personas ni tuvieron un proceso de vigilancia interno para certificar este crecimiento, por lo que deberá ser revisado por sus “órganos competentes” internos y ante el INE.

Alejandro Rojas y otros cinco ciudadanos impugnaron la certificación del padrón realizada por una Comisión interna de Morena (Foto: Cortesía)
Alejandro Rojas y otros cinco ciudadanos impugnaron la certificación del padrón realizada por una Comisión interna de Morena (Foto: Cortesía)

El INE verificará que el padrón de afiliados “cuente con las características de confiabilidad y de certeza necesarias para su uso en el proceso de renovación de sus órganos de dirección”, de acuerdo con lo que definió la Sala Superior del TEPJF.

Con esa decisión, las magistradas y los magistrados revocaron una resolución emitida por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Morena, en la que aseguró que contaba con un padrón con parámetros de certeza y confiabilidad.

Esta resolución fue impugnada a principios de agosto por Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente y entonces candidato a la dirigencia del partido. Además, cinco ciudadanos más impugnaron la resolución de la poderosa CNHJ, que pretendía usar dicho padrón para renovar la totalidad de la dirigencia nacional morenista.

Mario Delgado ganó la presidencia nacional del Morena en las encuestas organizadas por el INE y ordenadas por el Tribunal Electoral (Foto: Cortesía Morena)
Mario Delgado ganó la presidencia nacional del Morena en las encuestas organizadas por el INE y ordenadas por el Tribunal Electoral (Foto: Cortesía Morena)

Morena, por su parte, atravesó muchos problemas para renovar la dirigencia y secretaría general nacionales precisamente porque, además de los problemas internos para llevar a cabo un proceso transparente entre los aspirantes, no contaba con un padrón confiable para realizar unas elecciones internas.

El padrón fue impugnado de forma repetida desde 2019, por lo que se decidió realizar una asamblea general del partido para realizar la sucesión de sus líderes, la cual tampoco pudo completarse de forma legal, además de las afectaciones de la pandemia de coronavirus.

Con las manos atadas en el partido, las impugnaciones lanzaron el proceso a las manos del Tribunal Electoral, que decidió que el INE organizara una serie de encuestas abiertas y nacionales para elegir al presidente y a la titular de la secretaría general, en el que triunfaron hace unas semanas Mario Delgado y Citlalli Hernández, respectivamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“No podemos convertirnos en nuestros propios enemigos”: aspirantes de Morena acuerdan unidad rumbo a 2021

Se niega a perder: Porfirio Muñoz Ledo solicitó a la UIF extender investigación contra el presidente del TEPJF

Encuestas, movilización y pluralidad: el plan de Alejandro Rojas para que Morena gane en 2021 como lo hizo AMLO

Hemos consolidado legalmente la 4T: así presumió Monreal la “agenda progresista” de Morena en el Senado