Polémica en la UNAM: canceló la publicación de un libro que usó datos personales de estudiantes indígenas sin permiso y la coordinadora fue destituida del programa de becas

Luego de una revisión del Comité de Ética, la universidad determinó que no se respetaron los lineamientos para el tratamiento de esta información sensible

Algunos alumnos firmaron un desplegado acusando el uso de su información sin previo consentimiento (Foto: UNAM)
Algunos alumnos firmaron un desplegado acusando el uso de su información sin previo consentimiento (Foto: UNAM)

Dora Evangelina Mendizábal García ya no será la coordinadora del Sistema de Becas para Pueblos Indígenas y Afrodescendientes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), informó la máxima casa de estudios, luego de que becarios reclamaran el uso de sus datos personales en publicación dirigida por la académica.

El PUIC-UNAM reportó que llegó a esta determinación, luego de los señalamientos sobre la versión electrónica del libro Universidad y Diversidad. Los becarios indígenas de la UNAM, coordinado por Mendizábal García.

Apuntó que hubo una extensa revisión por parte del Comité de Ética del Programa Universitario de Estudios de la Diversidad Cultural y la Interculturalidad (PUIC); la instancia concluyó que dicha publicación no siguió lineamientos para tratar datos personales de los alumnos.

Dora Evangelina Mendizábal García deja de ser la Coordinadora del Sistema de Becas para Pueblos Indígenas y Afrodescendientes (SBEI) de la UNAM y los asuntos relacionados con el mismo serán atendidos por la Dirección del PUIC”, detalló la universidad en un breve comunicado publicado en redes sociales.

comunicado UNAM (Foto: Twitter@puic_unam)
comunicado UNAM (Foto: Twitter@puic_unam)

Agregó que el PUIC ampliará en su portal los principios para el tratamiento de datos personales con apego a la normatividad vigente en la UNAM, entre ellas, los llamados derechos ARCO, que por su abreviatura se refiere a los contemplados en el Acceso, Ratificación, Cancelación y Oposición.

El pasado lunes 9 de noviembre, algunos alumnos y alumnas firmaron una denuncia pública, respaldados por diversas organizaciones, pues consideraron que su información fue obtenida mediante el SBEI, sin previo consentimiento. Compuesto por becarias, becarios y quienes tuvieron el apoyo, el grupo acusó que Mendizábal García había coordinado una publicación con datos íntimos y personales, algo que calificaron de indignante, además de contrario a toda Ética.

Después de ello, el PUIC reportó que revisaría el contenido del libro y colaboraría para su esclarecimiento.

En el pliego petitorio, los estudiantes demandaron una disculpa pública por parte de la ex coordinadora del SBEI, algo que la UNAM no abordó en su comunicado. En consecuencia, ha cumplido parcialmente aquello exigido por los alumnos y ex alumnos.

Al respecto, una becaria del programa, quien prefirió mantener su identidad reservada, comentó para Infobae México que este pronunciamiento de la universidad respondió más bien, a la presión mediática. Apuntó que con ello buscan que quienes reciben o recibieron la beca, ya no sigan reclamando y el caso no escalara.

Algunos alumnos y alumnas no denuncian por temor a represalias, como que les sea cancelada la beca (Foto: Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas UNAM)
Algunos alumnos y alumnas no denuncian por temor a represalias, como que les sea cancelada la beca (Foto: Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas UNAM)

Otra ex alumna beneficiada por el SBEI, entrevistada por este medio, refirió que sus datos fueron usados en el libro sin haberle comunicado de ello. Si bien, no aparece su nombre completo, sí se ofrecen datos que la hacen ubicable, como sus iniciales, el pueblo originario de adscripción y las actividades en su comunidad. En otros casos además se especifica la carrera.

Hay datos de compañeras muy íntimos y muy personales, en donde incluso se revela que han sido víctimas de abuso sexual y esas declaraciones igual con las iniciales y con datos que las pueden hacer identificables”, dijo la ex becaria, quien igual optó por mantener su identidad bajo anonimato.

Cada año, los estudiantes beneficiados por el programa entregan “reportes" o “consultas”, que son textos donde les cuestionan sobre su vida familiar, política, cultural, educativa y comunitaria. Estos documentos son de carácter obligatorio y exigidos por los tutores para acceder a firmar el cheque de la beca.

“Muchas personas han sido abiertas con sus experiencias e historias, detallando incluso cuestiones clínicas y de salud mental, por lo cual nos resulta grotesco que esa información esté bajo el supuesto resguardo de personas que las usan para beneficios e intereses académicos personales, sin pedir nuestra autorización”, denunciaron los 36 becarios firmantes.

Algunos beneficiados por el programa dijeron que ya habían renunciado el trato de sus datos personales, pero no se les dio seguimiento (Foto: UNAM)
Algunos beneficiados por el programa dijeron que ya habían renunciado el trato de sus datos personales, pero no se les dio seguimiento (Foto: UNAM)

Pese a que el programa tomó cartas en el asunto, no es la primera vez que el uso de la información de becarios y becarias se ocupa para intereses académicos particulares. Para su tesis de maestría en 2011, Mendizábal García incurrió en una práctica similar, cuando presentó su trabajo ante el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), que luego la UNAM retomaría con el mismo título para su publicación como libro: Etnografía Intercultural del Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas de la Universidad Nacional Autónoma de México (2013), a decir de la denuncia.

El pliego de los becarios y becarias incluyó que les sean consultados, aún cuando salieron del SBEI, si querían que sus datos fueran usados y que no hubiera represalias por alzar la voz. Consideraron que utilizar la información de esta manera no era justificable, ni siquiera cuando en el libro se argumenta que las entrevistas y el trabajo etnográfico hubiera significado costos de tiempo y económicos con que, según se refiere, no se cuentan.

Hace un año, alumnas presentaron denuncias sobre casos de acoso en el programa, ahí se planteó sobre la sensibilidad de los datos. Pero la ex becaria entrevistada dijo que, por lo visto, no se tuvo atención ante ello. Sobre las denuncias en el tendedero, por el contrario, se les hostigó; una compañera suya ya no fue beneficiada del programa, sin que en ello mediara justificación concreta.

Efrén Govea Manzo, de la primera generación de beneficiados por el SBEI, reconoció que este paso contra Mendizábal García era un precedente importante para revisar las prácticas denunciadas en el programa. Comentó que incluso se configuraba una política de discriminación, pues no hay posibilidad para que indígenas colaboren en el PUIC.

El economista y maestro en Urbanismo por la UNAM, relató a Infobae México que colaboró por un tiempo, pero dado el maltrato por la ex coordinadora del SBEI, decidió renunciar. No comentó sobre esto a José del Val, director del PUIC, pues éste daba su respaldo a Mendizábal García y no le harían caso en sus planteamientos.

Los estudiantes de pueblos originarios y afrodescendientes reciben una beca mensual en la UNAM (Foto: UNAM)
Los estudiantes de pueblos originarios y afrodescendientes reciben una beca mensual en la UNAM (Foto: UNAM)

Ella no despedía, pero creaba las condiciones para que los colaboradores se fueran”, dijo sobre la relación con la ex coordinadora del SBEI.

Originario de Tangamandapio, Michoacán y Purépecha en su adscripción indígena, el ex becario dijo que otros compañeros en el programa sabían del trato déspota y lo conminaban a denunciar, pero no vio mayor caso en alzar la voz, pues no tendría una respuesta efectiva. Por ello, el documento firmado por los alumnos de las nuevas generaciones removieron lo que vivió en el PUIC.

Por lo pronto, el texto fue removido de su dirección electrónica, aunque pudo ser descargado. No está claro si Dora Evangelina Mendizábal García permanecerá en la UNAM o renunciará, como se exige en la denuncia pública del Colectivo Juvenil Intercultural “Nuestras Voces”. Por otro lado, queda por ver si los alumnos y alumnas firmantes serán sujetos a represalias por manifestarse.

Previo al reporte del PUIC de este 12 de noviembre, Infobae México contactó a Mendizábal García mediante un correo proporcionado por sus colaboradores, pero hasta publicada esta nota, no se ha obtenido respuesta. Nuevamente se requirió su versión luego de que fuera destituida del SBEI, por lo que queda pendiente su réplica.

"La comunidad de becarios en el SBEI es representante de 69% de etnias consideradas como pueblos originarios en México, incluidos los afrodescendientes" (Foto: Captura de pantalla/Universidad y Diversidad. Los becarios indígenas de la UNAM)
"La comunidad de becarios en el SBEI es representante de 69% de etnias consideradas como pueblos originarios en México, incluidos los afrodescendientes" (Foto: Captura de pantalla/Universidad y Diversidad. Los becarios indígenas de la UNAM)

El SBEI fue creado en 2004 por la UNAM, mediante el Programa Universitario México Nación Multicultural (pumc), después PUIC, según la publicación coordinada por Mendizábal García. Fue dirigido a alumnos de bachillerato (Preparatoria y Colegios de Ciencias y Humanidades) y licenciatura. Los primeros beneficiarios fueron en el semestre 2005-II, con 50 becarios; para el semestre 2019-II, la cobertura llegó a 955 alumnos y alumnas pertenecientes a 47 pueblos originarios.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“Yo a todos los llevo a un centro de concentración y los quemamos como Hitler”: despiden a profesor de la UNAM por indignantes frases racistas

“Con unos golpes aflojaba”: los indignantes comentarios machistas de un profesor de la UNAM durante sus clases en línea

Los perros sonríen y algunos “hasta exageran”, asegura experto de la UNAM