Sedena trasladó en avión un hospital móvil a Chihuahua para atender pacientes de COVID-19; el estado volvió a rojo en el semáforo epidemiológico

La entidad, fronteriza con Estados Unidos, fue la primer en retroceder desde que el país adoptó en junio un formato local para determinar el avance de la pandemia

El apoyo de personal y productos médicos enviado se ha enviado a Chihuahua para enfrentar un aumento en los casos y muertes de COVID-19 (Foto: Henry Romero/ Reuters)
El apoyo de personal y productos médicos enviado se ha enviado a Chihuahua para enfrentar un aumento en los casos y muertes de COVID-19 (Foto: Henry Romero/ Reuters)

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realiza este domingo el envío de un hospital móvil para el estado de Chihuahua, en el norte de México y fronterizo con Estados Unidos, uno de los lugares donde los contagios y las muertes por coronavirus se han intensificado en las últimas semanas.

El hospital móvil se traslada desde el puerto de Acapulco, en el estado sureño de Guerrero, hasta Chihuahua, es decir, un traslado de casi 1,500 kilómetros que se lleva a cabo desde primera hora (tiempo local) esta jornada dominical.

Primero, un tráiler del Ejército mexicano deberá ser descargado en el Aeropuerto Internacional de Acapulco. Después, el equipo debe ser movido al interior del avión tipo Hércules que llevará el hospital móvil desarmado. Todo este proceso puede llevar poco más de tres horas y media.

La carga del hospital móvil y su traslado hasta el norte de México implica un esfuerzo y tiempo importantes (Foto ilustrativa: Cortesía Sedena)
La carga del hospital móvil y su traslado hasta el norte de México implica un esfuerzo y tiempo importantes (Foto ilustrativa: Cortesía Sedena)

Posteriormente, el avión viajará directamente a tierras chihuahuenses. Este vuelo toma también unas tres horas y media. Ya en la entidad norteña, se deberá llevar a cabo la descarga del equipo hacia un nuevo tráiler que llevará todo el contenido a donde vaya ser establecido dicho hospital móvil, lo cual tardará un tiempo similar a la carga.

De acuerdo con la cadena Televisa, las autoridades locales de Chihuahua ya esperan para recibir el hospital móvil. El estado norteño es el primero que regresó a semáforo epidemiológico rojo hace una semana, donde la alerta es máxima por contagios y muertes de COVID-19.

Chihuahua ya había pasado al semáforo naranja, de alerta alta, pero tuvo que retroceder al identificar un fuerte aumento de casos y muertes en los últimos días, en línea con la llamada “segunda ola” de casos que ha puesto en jaque a gran parte del continente americano y a los principales países europeos.

Chihuahua es el primer estado de México que vuelve a semáforo epidemiológico rojo desde la institución de este formato en junio pasado (Foto: Luis Torres/ EFE)
Chihuahua es el primer estado de México que vuelve a semáforo epidemiológico rojo desde la institución de este formato en junio pasado (Foto: Luis Torres/ EFE)

Este sábado, el director general de Promoción de la Salud mexicano, Ricardo Cortés Alcalá, informó en conferencia de prensa que Chihuahua acumuló ocho de cada 10 de muertes por COVID-19 a nivel nacional durante los últimos días. “Muy enfocado en la situación que vive Chihuahua, pues cerca del 80% del incremento de las personas que han fallecido están en ese estado, lo que nos ha hecho reaccionar", dijo.

En lugares como Ciudad Juárez, que comparte frontera con la ciudad estadounidense El Paso, la situación se ha convertido en una de las principales emergencias sanitarias para los distintos niveles de gobierno en México. La semana pasada, un médico local citado por Al Jazeera aseguró que estaban “al 100%” de capacidad.

Están sentados en sillas porque no hay camas, y en lugar de ponerlos en ventiladores, solo tenemos que darles oxígeno y esperar a que tengan suerte
La frontera entre México y EEUU ha permanecido cerrada desde marzo debido al COVID-19 (Foto: José Luis González/ Reuters)
La frontera entre México y EEUU ha permanecido cerrada desde marzo debido al COVID-19 (Foto: José Luis González/ Reuters)

El estado de Texas, donde se ubica El Paso, acumula 900,596 casos confirmados acumulados y 18,024 muertes por COVID-19. La ciudad fronteriza con México suma por sí sola 48,885 personas contagiadas.

Y es que la frontera entre México y Estados Unidos se mantendrá cerrada de forma parcial al menos hasta el 21 de noviembre de 2020. Desde finales de marzo de este año, ambos países cerraron sus fronteras para viajes no esenciales, es decir, aquellos con fines recreativos o turísticos.

México, a nivel nacional, registró hasta este sábado un total de 91,753 muertes por COVID-19. Además, ya se acumulan 924,962 contagios confirmados desde el inicio de la epidemia en el país, a finales de febrero. De ellos, casi 678,000 personas se han recuperado tras contraer la enfermedad.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Al interior de un cuartel militar convertido en hospital COVID-19: “Un día más es un día menos, hasta que aparezca la vacuna”

Estamos al 100% de nuestra capacidad, recibiendo pacientes al borde de la muerte": el dramático testimonio de un médico en Ciudad Juárez

Chihuahua en alerta por COVID-19: así será la estrategia para apoyar al primer estado que regresó al semáforo rojo

Chihuahua acumuló el 80% de muertes por COVID-19 a nivel nacional durante los últimos días