Cómo el Chapo Isidro inició la caída del general Salvador Cienfuegos

El arresto del ex ministro de la Defensa Nacional de México está relacionado con el tema del narcotráfico en México

REUTERS/Daniel Becerril/File Photo
REUTERS/Daniel Becerril/File Photo

México no participó en la investigación estadounidense que desembocó en el arresto del general mexicano Salvador Cienfuegos, ex ministro de la Defensa Nacional durante el gobierno Enrique Peña Nieto (2012-2018).

En la acusación, revelada ayer, aunque escueta y sujeta a remplazo, se acusa a Cienfuegos de tráfico de drogas y connivencia con el Cártel del H2 de los hermanos Beltrán Leyva, en el período que abarca desde diciembre de 2015 a febrero de 2017.

Durante esos años el Cártel del H2 estuvo encabezado por Juan Francisco Patrón. Patrón fue asesinado en febrero de 2017, curiosamente el mismo mes y año en que Cienfuegos detuvo sus actividades criminales.

Según The New York Times, el inicio de la investigación por parte de Estados Unidos se derivó de la investigación en 2013 del aparente heredero del cártel de los Beltrán Leyva; Fausto Isidro Meza Flores, comúnmente conocido por su apodo “El Chapo” Isidro.

Isidro Meza, quien en el pasado fue operador de los Beltrán Leyva, también está en la mira NRP.
Isidro Meza, quien en el pasado fue operador de los Beltrán Leyva, también está en la mira NRP.

Siempre ha estado con los hermanos Beltrán Leyva. Cuando su lealtad se puso a prueba después de la división y la guerra contra el Cártel de Sinaloa, ambos bandos le pidieron a Isidro que se quedara con ellos, pero él eligió a los Beltrán Leyva

La decisión de ponerse contra el CDS lo hizo liderar varios enfrentamientos sangrientos para defender las últimas rutas importantes de la organización en Sonora.

Isidro y sus ejecutores, “Los Mazatlecos”, tenían la responsabilidad de proteger Sonora, Morelos, Guerrero y la región de las sierras de Guasave para otros grupos aliados como “La Oficina” y los Zetas, principalmente contra el avance de la organización del Mayo Zambada.

Una famosa batalla fue la de Tubutama: “El Chapo” había enviado un convoy de 40 vehículos con unos 90 hombres armados para realizar una “operación de limpieza”. Cada vehículo del convoy llevaba una “X” pintada, aparentemente para identificar a los vehículos que pertenecían al convoy, lo cual irónicamente también sirvió para que los hombres del Chapo fueran ubicados por los Isidros.

EFE/Francisco Guasco/Archivo
EFE/Francisco Guasco/Archivo

En una maniobra astuta, Isidro organizó varios grupos de sicarios, entre los que se encontraban “El Gilo” y sus hombres, que bloquearon la única entrada y salida de la carretera rural por la que viajaba el convoy.

Cuando se acercaron a la ciudad de Saric, el pueblo adyacente a Tubutama, el grupo de Isidro abrió fuego contra los agentes enviados por el Chapo Guzmán. El número oficial de muertos en el lugar fue de “21”, y 6 murieron más tarde por heridas, aunque fuentes de los medios mexicanos fijaron la cifra en 50.

Durante tres años, el generalmente invisible Isidro había estado viviendo en Monterrey, Nuevo León. Su familia no se escondía, por el contrario, asistían a la iglesia, a las funciones escolares de sus hijos y vivían una vida familiar “normal”. Sus hijos asistieron a una escuela privada.

En enero de 2013, el Tesoro de los Estados Unidos designó al cártel Meza Flores como una organización criminal con sede en Sinaloa, incluso se publicaron imágenes del grupo con el anuncio estadounidense.

El expresidente mexicano, Enrique Peña Nieto (c), el exsecretario de la Defensa Nacional, general de División Salvador Cienfuegos (i). EFE/Mario Guzmán/Archivo
El expresidente mexicano, Enrique Peña Nieto (c), el exsecretario de la Defensa Nacional, general de División Salvador Cienfuegos (i). EFE/Mario Guzmán/Archivo

Fue durante la investigación de Isidro en 2013 que los agentes, mediante escuchas telefónicas, se enteraron de la colusión del general Cienfuegos con la facción H2 de BLO.

NYTimes informó que aunque Cienfuegos fue identificado por los agentes, hubo un rechazo tanto de la administración de Obama como de la de Enrique Peña Nieto, quienes paralizaron la investigación.

Pero para 2015 aumentó la presión para hacer algo con el general Cienfuegos.

Al menos dos llamadas telefónicas interceptadas por los estadounidenses captaron conversaciones en las que se escuchaba el sobrenombre del “Padrino”: más tarde los agentes concluyeron que “El Padrino” era el general Cienfuegos.

La oficina del fiscal de Estados Unidos en Brooklyn se ha convertido en los últimos meses en la zona cero de los casos relacionados con la corrupción oficial en México.

Los fiscales no solo han acusado a García Luna y a dos de sus ex asociados, Ramón Pequeno y Luis Cárdenas Palomino, sino que también han procesado a Edgar Veytia, ex fiscal general del estado de Nayarit.

Fue sentenciado a 20 años de prisión en octubre pasado por conspirar con el cartel H-2.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

EEUU acusó formalmente a El Chapo Isidro de narcotráfico y posesión ilegal de armas y ofreció USD 5 millones de recompensa

Así es el centro de detención de Los Ángeles donde se encuentra recluido Salvador Cienfuegos

El “Diablo”: el fiscal mexicano que traficó drogas durante años a EEUU y colaboró para hundir al “Chapo”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos