López Obrador enjuicia, descalifica, acusa, minimiza y polariza desde las mañaneras: senadores

Aunque el presidente asegura que hay libertad de expresión, ataca a medios y periodistas que son críticos con el gobierno federal, advirtieron los legisladores

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO

Las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador se han convertido en el tribunal en donde se “enjuicia, descalifica, acusa y minimiza”, además de que se polariza al país, así lo consideró la senadora priista, Beatriz Paredes.

Al participar en el análisis del Segundo Informe de Política Interior, Paredes Rangel advirtió que el ejercicio del gobierno y las políticas públicas se sustituyen por las “mañaneras”, donde “la voz presidencial enjuicia, descalifica, acusa, minimiza, nos recuerda a veces a los viejos tribunales populares de la Francia revolucionaria y, lo que es más dramático para la sociedad mexicana, esa voz polariza”, señaló.

La senadora acusó que las conferencias de López Obrador subordinan la funcionalidad del gobierno a la voluntad del presidente, al tiempo que reprobó “la amenaza a medios de comunicación” y a la libertad de expresión por cuestionar al gobierno.

“Creer en la libertad de expresión no significa solo saludar a quienes nos ofrecen loas o condiciones subordinadas. Creer en la libertad de expresión es creer en el derecho que tienen todos los mexicanos para expresar su verdad”, afirmó Beatriz Paredes.

Senado Mexico (Foto: Senado Mexico)
Senado Mexico (Foto: Senado Mexico)

Todas las mañanas en tu correo: suscríbete al newsletter de Infobae México

En su posicionamiento, Paredes Rangel acusó que “la mañanera” ocupa el espacio mediático de México de manera contundente y subordina la funcionalidad del Gobierno a la voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Si hay algo que caracteriza la política interior de esta administración es la incapacidad autocrítica”, añadió.

Por su parte, el senador Marco Antonio Gama Basarte acusó “el nivel de acoso, hostigamiento y amenaza que todos los días se despepita desde el atril presidencial en contra de la prensa, que no hace otra cosa más que realizar su trabajo, es decir, cuestionar al poder”.

Por lo que reprobó que “la política interior del actual gobierno es la política de la confrontación, intolerancia, avasallamiento y la campaña permanente”.

En eso coincidió el coordinador de Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado Rannauro, quien advirtió que México está fracturado, dividido por quien ve la política como una realidad en polos, bajo la óptica de buenos y malos de quien se siente rodeado de adversarios.

Aseveró que “el único adversario de México es la vuelta al pasado, las políticas regresivas, de concentración del poder y de restauración de un viejo régimen que ya falló”.

En tanto, el senador sin partido, Emilio Álvarez-Icaza, advirtió que la construcción de una transición democrática no se logra atacando la libertad de prensa, a los periodistas o a quienes no están de acuerdo con López Obrador.

“Necesitamos que la mayoría le diga al presidente cuando no está bien; que ustedes le digan a sus gobernadores cuando se equivocan”, resaltó Álvarez-Icaza.

MÁS DE ESTE TEMA:

“La prensa no es su enemiga, es aliada de los reclamos ciudadanos”: la crítica internacional apunta a los desdenes de AMLO contra los periodistas

El lamentable clima para la prensa en México: recibe una agresión cada 11 horas

Duro cuestionamiento de WSJ a la lucha anticorrupción de López Obrador: “¿Qué es diferente ahora?”


MAS NOTICIAS