Nuevo etiquetado frontal: autoridades aseguran que con la medida la industria producirá alimentos más sanos

Funcionarios de la Secretaría de Economía señalaron que esta medida se aplicó para cuidar el derecho de los consumidores a acceder a información clara sobre lo que consumen

Las autoridades confían en que el etiquetado frontal contribuya a reducir los índices de obesidad, pero son conscientes de que no es el único elemento a tomarse en cuenta en esta tarea. (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)
Las autoridades confían en que el etiquetado frontal contribuya a reducir los índices de obesidad, pero son conscientes de que no es el único elemento a tomarse en cuenta en esta tarea. (Foto: Mario Jasso/Cuartoscuro)

A finales de julio comenzó a utilizarse el nuevo etiqueta frontal en los alimentos preenvasados en México. Si bien desde entonces surgió una importante polémica con las empresas de este tipo de comida, para las autoridades de la Secretaría de Economía, esta medida será clave para que reformulen sus productos altos en sales, azucares, grasas y calorías, con el fin de que sean más saludables para la población.

De acuerdo con el subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, Ernesto Acevedo Fernández, la Norma 051, por medio del etiquetado frontal, será de vital importancia para la reducción de los índices de sobrepeso y obesidad entre los mexicanos.

“En términos de la industria, lo fundamental es tener periodo de tiempo para que puedan reformular sus productos para que de manera gradual ofrezcan cosas cada vez más sanas”, comentó Acevedo Fernández, quien describió a esta norma como algo “trascendental” para la población, pues representará un compromiso para los responsables de los alimentos preenvasados.

El funcionario también destacó que a partir de la NOM 051, las autoridades mexicanas buscan cuidar el derecho de los consumidores a acceder a información clara sobre los productos que consumen, así como las consecuencias negativas que estos pueden tener en caso de que se ingieran en exceso.

A finales de julio se comenzó a aplicar esta disposición y desde entonces ha surgido una importante polémica con los productores de estos alimentos. (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)
A finales de julio se comenzó a aplicar esta disposición y desde entonces ha surgido una importante polémica con los productores de estos alimentos. (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

Se trata, comentó, de información para que las personas, de manera libre, decidan qué consumir a partir de los efectos negativos que ciertos productos pueden tener en su salud si es que tienen exceso de sales, grasas, calorías, edulcorantes o cafeína. Asimismo, recordó que estos dos últimos no están recomendados para los niños.

En este sentido, Acevedo habló de que si bien la norma puede ser un éxito en el país “no debemos generar falsas expectativas”, ya que esta medida no va a resolver el problema del sobrepeso y la obesidad en el país por sí misma.

Durante la conferencia vespertina para comunicar sobre el avance de la pandemia de COVID-19 en México, el funcionario también destacó que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el costo de la obesidad en el país es de 5.3% del Producto Interno Bruto en términos de impacto a la productividad y competitividad, lo cual podría continuar durante 20 años más.

También recordó el hecho de que si bien desde 2016 el gobierno federal había hecho una declaratoria de emergencia por la epidemia de obesidad en el territorio nacional, fue hasta agosto del 2019 en que la administración actual buscó que se actualizara el etiquetado claro de los productos como una medida para combatir este problema.

Otras medidas que se han implementado para cambiar la alimentación de la población es la prohibición de la comida chatarra para los niños. (Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro)
Otras medidas que se han implementado para cambiar la alimentación de la población es la prohibición de la comida chatarra para los niños. (Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro)

Cabe mencionar que este no es el único esfuerzo que ha implementado el gobierno en la actualidad en contra de la mala alimentación de los mexicanos. Uno de los ejemplos más importantes es la modificación a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual prohíbe la venta de comida chatarra a menores de edad y entró en vigor hace unos días en estados como Oaxaca.

La medida fue aprobada el 5 de agosto por el Congreso de la entidad, se publicó el 4 de septiembre en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Oaxaca y fue propuesta por la diputada de Morena Magaly López Domínguez, ante las elevadas cifras de obesidad infantil en el estado, mismas que derivan en afecciones crónicas como diabetes, hipertensión, problemas vasculares, entre otros.

Además de esta iniciativa, la cual se ha replicado en otras entidades, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) diseñó un programa integral de alimentación para transformar este aspecto en la vida de los mexicanos.

Este organismo apuntó que para el mejoramiento de la nutrición se requiere de una relevante disminución en el consumo de carnes rojas, los embutidos y las calorías que provienen de bebidas azucaradas, así como de productos ultraprocesados, de los cuales se busca una disminución del 27 al 13 por ciento.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS