Adiós a las bebidas azucaradas y alimentos “chatarra”: entró en vigor en Oaxaca la ley que prohíbe vender estos productos a menores

Alrededor de 24 entidades estudian aprobar medidas similares

(Foto: Andrea Murcia/Cuartoscuro)
(Foto: Andrea Murcia/Cuartoscuro)

Los menores de edad ya no pueden comprar en Oaxaca bebidas azucaradas o alimentos ultraprocesados. Así lo establece el Artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que entró en vigor el pasado viernes y prohíbe la venta de “comida chatarra” a infantes y adolescentes.

La medida, que fue aprobada el 5 de agosto por el Congreso de la entidad, se publicó este viernes 4 de septiembre en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Oaxaca. Fue propuesta por la diputada de Morena Magaly López Domínguez, ante las elevadas cifras de obesidad infantil que se registran en el estado y que derivan en afecciones crónicas como la diabetes, la hipertensión, problemas vasculares o de páncreas, entre otras.

“Es el momento de reconstruir los hábitos de alimentación de las niñas y niños en Oaxaca”, escribió este lunes la legisladora en su cuenta de Twitter, donde denunció que más de 5,432 menores de 10 años padecen obesidad infantil en la entidad.

(Foto: Twitter Magaly López Domínguez)
(Foto: Twitter Magaly López Domínguez)

Desde que estalló en México el COVID-19, la pandemia evidenció graves problemas de salud y malas prácticas alimenticias en el país, donde más de 8.7 millones de personas sufren diabetes, y siete de cada diez padecen sobrepeso.

Se trata de dos enfermedades que dificultan la oxigenación de los pacientes; por ello, cuando estos contraen el nuevo coronavirus -que ataca directamente a las vías respiratorias-, se agrava su recuperación.

La complicación del cuadro clínico de estos enfermos llevó al subsecretario de Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, a instar a la población a mejorar sus hábitos de consumo, y a calificar los refrescos como “veneno embotellado” o “pintura con azúcar”. Poco después, Oaxaca se convirtió en el primer estado en aprobar una ley para prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos chatarras a menores de edad.

(Foto: Cortesía UNAM)
(Foto: Cortesía UNAM)

La decisión de esa entidad animó a legisladores de otros estados a presentar medidas similares. En Tabasco ya se votó y se aprobó le ley, mientras que en los Congresos de Chihuahua, Colima, Jalisco, Hidalgo y el Estado de México ya se analizan iniciativas, según informó al diario El Universal Reginaldo Esquer Félix, vicepresidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Son 24 entidades federativas que se han manifestado en presentar proyectos similares en todo el país, entonces estamos en ese tema revisándolo con todo detalle”, explicó.

Baja California Sur, Zacatecas, Sinaloa, Morelos o Nuevo León son algunos de los estados que valoran leyes similares.

¿Qué le ocurre al cuerpo cuando tomamos bebidas azucaradas?

(Ilustración: Jovani Pérez/Infobae México)
(Ilustración: Jovani Pérez/Infobae México)

En entrevista con Infobae México, Simón Barquera, Director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), reveló que según un estudio reciente, más de 25,000 muertes al año en el país se asocian al consumo de bebidas azucaradas.

“En México se ha estimado que más de 25,000 personas mueren cada año asociados con el consumo de bebidas azucaradas. Entonces, estamos realmente preocupados por las personas, por la sociedad”, dijo el doctor.

Un consumo desorbitado de este tipo de productos genera obesidad, y esta a su vez desencadena numerosos problemas en el organismo.

“La obesidad está hilada con más de 14 enfermedades crónicas como enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión... También causa dislipidemia, que es la alteración de los lípidos en sangre. Genera caries dentales, que es otra cosa terrible. Y luego las bebidas azucaradas estimulan mucho el páncreas, entonces están muy relacionadas con mala función de diversos órganos”, explicó.

Además, en palabras de Simón Barquera, la ingesta elevada de refrescos puede complicar la recuperación de un paciente que padezca COVID-19 y diabetes.

“Las personas que viven con diabetes tienen la hemoglobina glucosilada, que es la hemoglobina con azúcar pegado muy alto. Y esa hemoglobina deja de funcionar y de ayudar a las funciones de oxigenación. Entonces, las personas que toman muchas bebidas azucaradas y tienen alta la hemoglobina glucosilada oxigenan menos. ¡Imagínate ahorita en tiempos de COVID-19, con un virus que ataca las vías respiratorias, y además, consumir un producto que hace que oxigenen menos! Cuando vienen con diabetes, es terrible”, agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:










TE PUEDE INTERESAR