AMLO se sube al avión presidencial para invitar a comprar ‘cachitos’ de la rifa

A menudo que se acerca el sorteo del TP-01 José María Morelos y Pavón, el presidente participa en que sea difundida la compra de boletos

El sorteo será el próximo 15 de septiembre a las 16:00 horas (Video: Twitter@lopezobrador_)

Andrés Manuel López Obrador por fin se subió al avión presidencial, pero fue para promover la rifa de la aeronave y persuadir a la población de que compren su “cachito”, de modo que participen en el sorteo que será realizado dentro de tres semanas, el 15 de septiembre, cuando se festeje el Grito de Independencia.

Este avión lo vamos a rifar el 15 de septiembre y lo que se obtenga se va a utilizar para comprar equipo médico y atender al pueblo. Compra tu ‘cachito’, hagamos historia”, es el mensaje del presidente adentro de la aeronave, mientras recarga su brazo derecho sobre el asiento en que viajó Enrique Peña Nieto, el cual se distingue porque está cubierto con una tela verde y el escudo nacional en una esquina superior.

En un video publicado por sus redes sociales, el mandatario mexicano aborda la aeronave para exhibir el lujo del TP-01 José María Morelos y Pavón, como nombraron al avión presidencial.

Dura apenas un minuto e inicia con una toma general de la aeronave, donde se observa a una persona que camina junto al avión, para dimensionar las escalas; después se muestra la parte frontal y un seguimiento de cámara llega a la parte lateral donde se encuentra López Obrador, frente a las escaleras que permiten el ascenso.

AMLO dijo que jamás usaría el avión para viajar al extranjero por considerarlo un insulto (Foto: Cortesía Presidencia)
AMLO dijo que jamás usaría el avión para viajar al extranjero por considerarlo un insulto (Foto: Cortesía Presidencia)

Después, el presidente inicia un pequeño discurso para reprochar la fastuosidad del Boeing 787-8, alegando que se trató de un gasto monárquico.

Yo me veo pequeño, pero no estoy acomplejado. Soy republicano. El poder es humildad. Estos parecían reyes, miren los lujos que se daban”, dice el jefe del ejecutivo. A esto siguen tomas de los interiores que dejan ver cómo era la recámara presidencial, los baños, y la cabina de pasajeros.

López Obrador refirió que habiendo tanta pobreza, un avión lujoso es un insulto. Adquirido en noviembre de 2012, en una compra ordenada por el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, la aeronave costó unos USD 114,000,000. Pero elevó su valor a casi el doble, pues se le hicieron modificaciones en su interior, por lo que su precio final fue calculado en USD 218,700,000 (doscientos dieciocho millones setecientos mil dólares).

Como parte de su discurso austero, cuando era opositor, el actual mandatario denunció que ese avión no lo tenía ni el presidente estadounidense Barack Obama. Después actualizó y dijo que tampoco lo tenía ni Donald Trump, quien actualmente está en el cargo.

Cuenta con recámara, baños, sala de juntas, cocina, centro de comunicaciones (Foto: Gobierno de México)
Cuenta con recámara, baños, sala de juntas, cocina, centro de comunicaciones (Foto: Gobierno de México)

El pasado jueves, AMLO reveló que por fin se había subido al avión presidencial, pese a que dijo que jamás lo haría para viajar. Sin embargo, aclaró que abordó para realizar el promocional que circula desde este lunes 24 de agosto.

“Quiero de una vez también decirles que ya lo vi, ahora sí ya me subí”, confesó. “Fui porque grabé un mensajito que va a salir. Para la rifa, y para decir: Miren, se rayaban”, agregó.

Impresionado por el tamaño y la lujosidad, el presidente dijo que cabría posibilidad de que los mexicanos se subieran para ver cómo viajaba su antecesor en el cargo.

Es increíble. De veras que si pudiéramos, cuando menos haciendo una selección, porque no podrían ir todos, pero sería muy bueno que fuera la gente a verlo, así como van a Los Pinos. Es que es impresionante, es enorme, enorme, enorme y con lujos como para una monarquía, para reyes, o sea, impresionante”, refirió.

El avión presidencial permaneció un año y medio fuera del país sin que se concretara su venta (FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)
El avión presidencial permaneció un año y medio fuera del país sin que se concretara su venta (FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)

Fue el 3 de diciembre de 2018 que el avión presidencial voló rumbó a San Bernardino, California. Pues el objetivo era concretar su venta, sin embargo, tras 19 meses estacionado en el hangar de Boeing en Victorville, el José María Morelos y Pavón regresó a México. Antes ya se había determinado que el dinero de su valor sería obtenido mediante una rifa organizada por la Lotería Nacional.

Hasta el 11 de agosto pasado, se informó que solo se habían vendido 2 millones 24 mil boletos, es decir, el 33.37% de los 6 millones de “cachitos” que se pusieron a la venta. Por lo que apenas se habían recaudado mil doce millones de pesos, pues cada boleto tiene un costo de 500 pesos.

Son 100 premios a repartir de 20 millones de pesos cada uno. En total, la bolsa que se entregará en premios asciende a 2,000 millones de pesos, dinero que está garantizado porque fue aportado por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) y el monto recaudado será para la compra de equipamiento médico, tan necesario en el contexto de la emergencia sanitaria.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“Un insulto al pueblo”: así es por dentro el polémico avión presidencial en el que Peña Nieto viajó a todo lujo

Sólo se han vendido 33% de los cachitos para la rifa del avión presidencial; los que sobren serán para el sector salud

López Obrador compró el primer boleto de la rifa del avión: “Si me saco el premio va a ser para becas”

López Obrador: el “faraónico” avión presidencial debió llamarse Santa Anna, Porfirio Díaz o Salinas de Gortari