Quiénes son los seis personajes clave de la trama Lozoya

Hasta el momento, las declaraciones del ex director de Pemex involucran a al menos dos ex presidentes y un ex secretario de Estado, pero amenaza con seguir ampliando la lista

(Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)
(Fotoarte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesitaba una bomba política para salvar su gobierno de las críticas por las malas cifras en materia de inseguridad, economía, estrategias sociales sólo destinadas a su base electoral y el desastre que ha significado la pandemia del COVID-19 en México que ha dejado más de 54,000 muertos, más de 1 millón de empleos perdidos, alta inflación y una economía por los suelos, como nunca antes en su historia. Necesitaba reposicionarse con urgencia con miras a las elecciones intermedias de 2021.

Fue entonces que volteó su mirada al pasado corrupto del gobierno anterior para convertirlo en su salvavidas: Emilio Lozoya, ex director de Pemex quien ya había sido señalado de haber recibido sobornos millonarios de parte de la empresa brasileña Odebrecht, en un escándalo internacional que involucró a políticos y presidentes de 12 países, incluyendo México. Luego vino el escándalo de la compra de la planta chatarra de Agronitrogenados, que le generó una pérdida millonaria a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Lozoya Austin negó las acusaciones y tiempo después huyó del país. Sin embargo, desde alguna parte del mundo acusó al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Hacienda Luis Videgaray, de estar relacionados con los sobornos de Odebrecht y con la compra de Agronitrogenados.

Ahí fue cuando López Obrador vio la oportunidad y no la desaprovechó.

Imagen de archivo (Foto: EFE/José Méndez)
Imagen de archivo (Foto: EFE/José Méndez)

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, así como el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, activaron las indagatorias en contra del ex director de Pemex e incluso se emitió una ficha con la Interpol para localizar al ex funcionario del sexenio de Peña Nieto.

Tras meses de búsqueda, Emilio Ricardo Lozoya Austin fue localizado y arrestado en un complejo lujoso de Málaga, España; propiedad de un ciudadano ruso. Permaneció detenido en una cárcel de Madrid debido a que el gobierno mexicano lo acusó de los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

Luego de que el padre de Emilio Lozoya negociara con la Fiscalía General de la República (FGR) para que su hijo aceptara la extradición a México y a cambio ofrecería nombres de personajes de alto nivel del gobierno de Peña Nieto envueltos en casos de corrupción; Lozoya Austin llegó al país el pasado 17 de julio, a bordo de un avión enviado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Su llegada ocurrió en medio de un show en el que la Fiscalía usó a un doble del ex director de Pemex para simular que iría al Reclusorio Norte, cuando en realidad fue llevado al Hospital Ángeles del Pedregal por una supuesta “anemia severa”.

Desde ahí enfrentó dos audiencias: la primera relacionada con la compra de Agronitrogenados y la segunda con el caso Odebrecht. Aunque en ambos fue vinculado a proceso, obtuvo el beneficio de enfrentar su proceso en libertad sólo usando un brazalete electrónico para evitar su huída.

Días después, Lozoya abandonó el hospital y parecía desaparecido del mapa hasta este martes 11 de agosto, cuando el Fiscal Alejandro Gertz Manero anunció que Lozoya Austin había presentado una denuncia en contra de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray por el caso Odebrecht. Aún falta ver qué tiene que decir sobre la compra de Agronitrogenados.

¿Quién es quién en la trama Lozoya?

(Imagen: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)
(Imagen: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

Todas las mañanas en tu correo: suscríbete al newsletter de Infobae México

Emilio Lozoya

Emilio Ricardo Lozoya Austin llegó al círculo cercano de Enrique Peña Nieto con las mejores credenciales. Entró a la campaña presidencial del priista y luego ocupó la dirección de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Durante su administración al frente de la empresa productiva del Estado se destaparon casos de corrupción, pero sin duda, los dos más grandes y que provocaron su salida de Pemex fueron los casos de Odebrecht y la compra de la planta de fertilizantes Agronitrogenados.

Tras destaparse la situación, huyó del país, pero acusó al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de estar relacionados con ambos casos. Luego de su captura y aceptar su extradición a México a cambio de dar nombres de funcionarios corruptos del gobierno anterior, se convirtió en testigo colaborador de la Fiscalía General de la República (FGR) ante la cual ya presentó una denuncia contra Peña y Videgaray.

Enrique Peña Nieto

El ex presidente ha sido directamente acusado por Emilio Lozoya de haberlo obligado a recibir 10.5 millones de dólares en sobornos de mano de directivos de Odebrecht, dinero con el cual -asegura Lozoya- se pagó parte de la campaña de Peña a la presidencia (2012) y la compra de votos de legisladores de la oposición para aprobar la Reforma Energética. De acuerdo con el Fiscal, Alejandro Gertz Manero, Lozoya Austin presentó videos y testigos como pruebas de sus dichos.

Lozoya también acusó al ex mandatario de haber aprobado la compra de la planta chatarra de Agronitrogenados, que ocasionó un desfalco a las arcas de Pemex, al haber pagado un sobrecosto de más de 200 millones de pesos.

Con la denuncia en su contra, se abre la posibilidad -por primera vez en la historia de México-, que un ex presidente sea llamado a declarar judicialmente por delitos graves.

Hasta inicios del año pasado, un presidente sólo podía ser juzgado por traición a la patria, pero en marzo de 2019, el Senado de la República reformó los artículos 108 y 111 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para someter a proceso penal al presidente de la República también por hechos de corrupción y delitos electorales.

Luis Videgaray

El ex secretario de Hacienda Luis Videgaray Caso, fue gran amigo de Emilio Lozoya. Por eso lo llevó a la campaña presidencial de Peña Nieto y luego a la dirección de Pemex.

Sin embargo, la amistad entre Videgaray y Lozoya terminó en 2014, cuando el aún secretario de Hacienda maniobró junto con el entonces secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell, para evitar que Lozoya concretara sus planes de que la ahora empresa productiva del Estado pudiera escoger “por dedazo” a sus socios privados para explotar campos petroleros, argumentando que así lo hacen las grandes petroleras del mundo.

Después, ya en el 2015, el ex secretario de Hacienda le pidió varias veces a Peña que quitara a Lozoya de la dirección de Petróleos Mexicanos. Fue entonces cuando vino el escándalo internacional de Odebrecht, en donde directivos de la empresa revelaron que le entregaron a Lozoya Austin sobornos por 10.5 millones de dólares a cambio de que les otorgaran la concesión para la remodelación de la refinería de Tula, Hidalgo.

Emilio Lozoya asegura que Luis Videgaray lo presionó para recibir el dinero de Odebrecht y aprobó la compra de Agronitrogenados.

Felipe Calderón

La repartición de sobornos y corrupción en México por parte de Odebrecht, habría empezado desde el gobierno del ex presidente Felipe Calderón.

En la primera declaración firmada en España por Emilio Lozoya, el ex director de Pemex señala que Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), Enrique Peña Nieto (2012-2018) y Luis Videgaray Caso, habrían llevado a cabo negociaciones y autorizaron contratos con la compañía brasileña.

En 2017 investigaciones periodísticas revelaron que Pemex firmó 11 contratos entre 2009 y 2012 (durante la administración de Calderón) con la transnacional brasileña por 10.5 millones de dólares, los cuales generaron pérdidas millonarias al país.

Pero una de las evidencias más concretas de la relación entre Calderón Hinojosa y Odebrecht es un correo electrónico fechado el 8 de diciembre de 2009 entre dos ejecutivos de ese consorcio, llamados Roberto Prisco Ramos y Alexandro Alencar, en el cual gestionaron una reunión entre Calderón y el entonces presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva como parte de su estrategia de negocios en Pemex. La reunión sí se concretó y derivó en la autorización de la construcción de Etileno XXI.

La edificación de Etileno XXI, cuya inversión inicial era de 2,000 millones de dólares, terminó costando más de 5,000 millones. Además, se obligó a Pemex a venderle 66,000 barriles de gas etano por día y en caso de incumplimiento, la empresa productiva del Estado tenía que pagar multas millonarias.

Alejandro Gertz Manero

El actual fiscal General de la República encabeza las indagatorias en contra de Emilio Lozoya Austin.

De acuerdo con versiones periodísticas, el padre de Emilio Lozoya negoció con Gertz Manero. Logró que Lozoya Austin aceptara la extradición a México y a cambio le ofreció al fiscal las cabezas de Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray. En su “Declaración Nitrogenados” los acusó de ser los arquitectos de un mecanismo de corrupción desde el poder mismo.

La llegada del ex director de Pemex a México (procedente de España) ocurrió bajo total protección de la FGR y del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Su arribo ocurrió el pasado 17 de julio, a bordo de un avión enviado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lo hizo bajo la figura jurídica de testigo colaborador y en medio de un show en el que la FGR usó a un doble del ex director de Pemex para simular que iría al Reclusorio Norte, cuando en realidad fue llevado al Hospital Ángeles del Pedregal por una supuesta “anemia severa”. Desde ahí enfrentó dos video audiencias judiciales por los casos de Agronitrogenados y Odebrecht, de los cuales fue vinculado a proceso pero con la concesión de enfrentarlo en libertad, sólo usando un brazalete electrónico para evitar que escape.

Este martes, Gertz Manero anunció la presentación de la denuncia de Emilio Lozoya contra Peña Nieto y Luis Videgaray.

Santiago Nieto

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) encabezada por Santiago Nieto Castillo, presentó ante la FGR cuatro denuncias contra Emilio Lozoya, entre las cuales está el haber recibido sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y haber participado en la venta fraudulenta de la planta de fertilizantes Agronitrogenados.

“Emilio Lozoya es un caso importante (...) pero no es el único caso”, subrayó Nieto.

Desde 2019, Nieto Castillo, admitió en una entrevista periodística, que se estaban investigando las cuentas de Enrique Peña Nieto en el extranjero por presuntos casos de corrupción.

Pero en julio de este año el titular de la UIF explicó en otra entrevista que está investigando tramas de corrupción en el Gobierno de Enrique Peña Nieto por lo que aseguró que el expresidente será denunciado si se hallan indicios que lo vinculen.

MÁS DE ESTE TEMA:

La sombra del primer juicio a un ex presidente de México se cierne sobre Peña Nieto: lo que sigue en el caso Lozoya

Del contubernio a la traición: así implosionó el otrora todopoderoso triángulo Peña Nieto, Lozoya, Videgaray

Radiografía de un sexenio: dónde están ahora los personajes más polémicos durante la administración de Peña Nieto

Tras el rastro de Peña Nieto: tres grandes escándalos de corrupción que apuntan al ex presidente

MAS NOTICIAS