Más de 26,000 millones de pesos, lo que requerirá México para aplicar vacuna contra COVID-19 al 70% de su población

Esta cifra es casi cuatro veces mayor a los que el sector Salud invirtió en vacunación el año pasado

La OPS ha recomendado que se debe cubrir esta cantidad de la población como mínimo. (Foto: Cuartoscuro)
La OPS ha recomendado que se debe cubrir esta cantidad de la población como mínimo. (Foto: Cuartoscuro)

En México, para alcanzar el objetivo de aplicar una vacuna en contra del coronavirus a, por lo menos, el 70% de la población se necesitará una inversión mínima de 26,000 millones de pesos, de acuerdo con un análisis de la consultora Insituto Farmacéutico México (INEFAM).

De acuerdo con una entrevista que el diario El Financiero realizó a Enrique Martínez, vicepresidente de la consultora, el estudio se basó en rastrear el avance de 21 laboratorios y tomar el precio más bajo considerado, lo cual “sugiere que la vacuna podría salir en un costo unitario de 220 a 230 pesos”.

La inversión necesaria para la vacuna representaría un aumento de 3.7 veces más el gasto total anual que se utilizó para la compra de vacunas en el 2019, el cual estuvo cerca de los 7,000 millones de pesos. Cabe mencionar que la Organización Panamericana de la Salud ha recomendado que las vacunas deben estar disponibles para el 70% de la población de un país.

Por otra parte, el gobierno de México también es uno de los países en el mundo que busca encontrar una vacuna para la COVID-19 y por ello presentó cuatro proyectos ante la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) con el fin de obtener financiamiento internacional y ser una nación relevante en este objetivo mundial, aseguró el canciller Marcelo Ebrard.

Imagen de archivo. Una mujer sostiene una pequeña botella etiquetada como "vacuna COVID-19", como foto de ilustración. 10 de abril de 2020.  REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
Imagen de archivo. Una mujer sostiene una pequeña botella etiquetada como "vacuna COVID-19", como foto de ilustración. 10 de abril de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

“Nuestra prioridad de acción en el exterior es coadyuvar y equiparnos contra esta pandemia; facilitar y promover que México se sume a la búsqueda de una vacuna (...) México no es un país que está esperando que le resuelvan sus problemas”, aseguró durante una conferencia de prensa virtual este lunes.

En esta conversación con los medios de comunicación, el secretario de Relaciones Exteriores dio a conocer que los cuatro proyectos mexicanos para desarrollar una vacuna se presentaron el domingo pasado en Oslo, Noruega, y por el momento están bajo evaluación de la CEPI y a la espera de un veredicto para saber si recibirán el financiamiento.

El funcionario detalló que de obtener el financiamiento por parte de la Coalición, México tendrá la oportunidad de traer todos los protocolos clínicos de investigación internacional necesarios para el desarrollo de una vacuna y combatir el nuevo coronavirus, que en este país ya ha cobrado la vida de más de 27,000 personas y ha contagiado a más de 220,000.

Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer, dijo que el contexto actual es una nueva era en el desarrollo de las vacunas alrededor del mundo, además de que contar con una en contra de la COVID-19 representa un reto mayúsculo, pues hasta el momento no existe un tratamiento específico para eliminar el virus.

El secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que México no es un país que está esperando que le resuelvan sus problemas. (Foto: Sáshenka Gutiérrez/EFE)
El secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que México no es un país que está esperando que le resuelvan sus problemas. (Foto: Sáshenka Gutiérrez/EFE)

Una iniciativa mexicana es la Jonás Salk, encabezada por el biólogo José Manuel Aguilar Yañez, en la cual también están involucrados investigadores del Tecnológico de Monterrey y la Universidad Autónoma de Baja California. Su diseño se basa en fragmentos de material genético del virus para inducir una respuesta inmune a nivel celular y molecular contra los patógenos, de acuerdo con información de Milenio.

El segundo proyecto es del Instituto de Biotecnología de la UNAM, liderado de la doctora Laura Palomares, el cual se se enfoca en las proteínas que le sirven al virus para alojarse en la garganta.

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), a cargo de Juan Joel Mosqueda, también trabaja en su iniciativa a través de hacer uso “de las partes partes del virus como vacuna para generar los anticuerpos y si una persona porta el virus se pegue a las células y no las infecte”, detalló en un comunicado.

Por último el IMSS, a través de la Unidad de Investigación Médica en Inmunoquímica, trabaja en un proyecto cuya base son los fragmentos del virus que reconoce el sistema inmune y pueden usarse como vacuna. Se trata de una iniciativa que aún encuentra en fase de producción de los antígenos para los ensayos preclínicos en ratones.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Estos son los cuatro prototipos de vacuna contra COVID-19 que desarrollan científicos mexicanos

Coronavirus en México: el país llegó a 27,121 muertos y 220,657 casos confirmados

México extendió las medidas económicas para enfrentar el coronavirus

MAS NOTICIAS