López-Gatell no recomienda usar pruebas rápidas porque sus resultados no son confiables

El subsecretario señaló que este tipo de pruebas son como “echar un volado al aire” ya que su eficacia va entre el 30 y 60%

Profesora titular de la Facultad de Medicina de la UNAM y coordinadora toma de muestras para la detección de SARS-CoV-2 (Foto: UNAM/Cuartoscuro)
Profesora titular de la Facultad de Medicina de la UNAM y coordinadora toma de muestras para la detección de SARS-CoV-2 (Foto: UNAM/Cuartoscuro)

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que los resultados de las pruebas rápidas no son 100% confiables como las pruebas moleculares, por lo que recomendó a las autoridades estatales no usarlas.

Detalló que los resultados inexactos podrían confundir a la población o incluso ponerlos en riesgo en caso de que den un falso negativo.

Pese a que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha autorizado siete pruebas rápidas, dijo que no es recomendable usarlas, además de que no son indispensables para la nueva normalidad.

Pruebas de detección de COVID-19 (Foto: Cuartoscuro)
Pruebas de detección de COVID-19 (Foto: Cuartoscuro)

"Es posible que estas pruebas sean autorizadas por Cofepris y sean recomendadas para su uso durante la nueva normalidad. No hay tal de que sean indispensables para la nueva normalidad. Nadie, nadie en el mundo que tenga una noción técnica y científica seria ha plateado que son indispensables para la nueva normalidad”, detalló el subsecretario.

Afirmó que este tipo de pruebas son como “echar un volado al aire” ya que su eficacia va entre el 30 y 60%.

Dijo que es normal que la ciudadanía quiera conocer si ya tuvo coronavirus y no presentó síntomas para de este modo sentirse más tranquilo al saberse con inmunidad, sin embargo, someterse a este tipo de pruebas no garantizan resultados confiables.

Personal médico toma una muestra de un paciente para detectar coronavirus (Foto: Cuartoscuro)
Personal médico toma una muestra de un paciente para detectar coronavirus (Foto: Cuartoscuro)

Cabe recordar que el subsecretario señaló el pasado 4 de mayo, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, que estas pruebas podrían causar desconfianza al dar falsos positivos y falsos negativos.

“Su calidad es dudosa”, reforzó durante su comparecencia. Ni la OMS (Organización Mundial de la Salud) ni otros organismos de Estados Unidos, Canadá, Francia o Alemania, aseguran que no se debe establecer un diagnóstico de COVID-19 con estas pruebas.

Desde la inspección de Cofepris, las autoridades mexicanas pudieron confirmar que “tienen una mala calidad, pero corresponde a lo que dicen, en ese sentido no son peligrosas”, ahondó López-Gatell, quien recordó que es la Secretaría de Salud (SSa) y la Subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud enunciar sus criterios de uso.

Un miembro del equipo sanitario sostiene un kit de pruebas en un centro de pruebas de coronavirus del NHS  (Foto: Reuters/Carl Recine)
Un miembro del equipo sanitario sostiene un kit de pruebas en un centro de pruebas de coronavirus del NHS (Foto: Reuters/Carl Recine)

¿Cómo funcionan las pruebas rápidas?

También son llamadas serológicas y estas son un reactivo en una tira de plástico, la cual tiene un material textil que detecta anticuerpos conocidos como IgG e IgM en una gota de sangre.

De acuerdo con la Cofepris, encontrar el anticuerpo IgG, quiere decir que una persona desarrolló el virus pero es inmune a éste, lo cual ocurre al menos dos semanas después de la exposición y expresión clínica de la enfermedad. No determina en forma categórica que ya no se tiene riesgo de contraer la enfermedad, pero sugiere que es de menor riesgo que quien no tiene anticuerpos.

En cambio al detectar la presencia de anticuerpos IgM, indica que el paciente ha estado expuesto al virus dos semanas antes a la muestra.

Los resultados de las pruebas serológicas no son confiables, señaló el subsecretario (Foto: UNAM/Cuartoscuro)
Los resultados de las pruebas serológicas no son confiables, señaló el subsecretario (Foto: UNAM/Cuartoscuro)

Mientras que al detectar los dos tipos de anticuerpos, sugiere que es positivo a la enfermedad y se encuentra en condición aguda.

Dichos anticuerpos se desarrollan para eliminar bacterias, virus, parásitos y hongos, además de toxinas producidas por estos microorganismos cuando invaden el cuerpo.

La Cofepris explicó el mes de mayo que las pruebas serológicas IgG son para determinar que en una persona no hay evidencia de infección, mientras que las de IgM arrojan que un paciente se infectó recientemente, sin anticuerpos protectores para COVID-19.

En México la cuestión de las pruebas ha sido uno de los temas más polémicos del manejo de la epidemia. La oposición ha criticado duramente la ausencia de pruebas masivas como uno de los argumentos para poder reiniciar las actividades tras el confinamiento social. Sin embargo, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha preferido la vigilancia centinela como método principal para vigilar y reaccionar a la epidemia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

México alcanzó los 13,170 muertos y 110,026 contagiados por COVID-19

Cómo funcionan las pruebas serológicas que avaló la Cofepris para detectar la presencia de anticuerpos contra COVID-19

No adquiriremos ninguna de las pruebas rápidas de COVID-19 aprobadas por Cofepris: López-Gatell


MAS NOTICIAS