La Ciudad de México se mantendrá en semáforo rojo por lo menos hasta el 15 de junio

A partir del 1 de junio se reabrirán actividades económicas como la construcción, la fabricación de equipos de transporte y la producción de cerveza

(Foto: Fernando Llano/AP)
(Foto: Fernando Llano/AP)

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, anunció en conferencia de prensa que la capital se mantendrá en semáforo rojo por la emergencia sanitaria de COVID-19 hasta el próximo 15 de junio. No obstante, a partir del 1 de junio se reabrirán actividades económicas como la minería, la construcción, la fabricación de equipos de transporte y la producción de cerveza.

Estas áreas de la economía se suman a las que actualmente se encuentran en funcionamiento como los hospitales, los servicios de transporte, el comercio de abarrotes, alimentos y artículos no esenciales, además del comercio digital por aplicaciones. Sin embargo, la fecha prevista podría extenderse algunas semanas dependiendo del ritmo de contagios.

Cabe mencionar que desde el 1 de junio, algunos parques públicos también serán reabiertos al 30% de su capacidad con el fin de que la gente pueda comenzar a salir a realizar ejercicio o caminar al aire libre. Esto bajo el propósito de priorizar la salud mental de las personas que se han mantenido en confinamiento durante este periodo.

En este sentido, mencionó que los espacios públicos no podrán ser utilizados para realizar fiestas o reuniones e incluso exhortó a los ciudadanos a vigilar el mantenimiento de la sana distancia en estos sitios, tarea que han llevado a cabo los elementos de seguridad pública de manera diaria.

Las medidas sanitarias deberán mantenerse durante todas las etapas dispuestas por el gobierno. (Foto: Pedro Pardo/AFP)
Las medidas sanitarias deberán mantenerse durante todas las etapas dispuestas por el gobierno. (Foto: Pedro Pardo/AFP)

Las actividades económicas y recreativas, puntualizó la mandataria, deberán llevarse a cabo teniendo en cuenta las medidas de salud pública anunciadas por la Secretaría de Salud, las cuales contemplan reglas de operación con flujo, distribución de los empleados y los clientes, así como la clara señalización para cada uno de estos sectores.

Claudia Sheinbaum también explicó que los cuatro colores del semáforo epidemiológico diario de la Ciudad de México dependerán del avance en la ocupación hospitalaria, la cual se mantiene en revisiones constante de expertos con un rango de, por lo menos, dos semanas.

El rojo corresponderá a una ocupación mayor al 65% o dos semanas de crecimiento estable; el naranja a un porcentaje menor a 65 y dos semanas de tendencia a la baja; el amarillo a una ocupación menor a 50% y dos semanas de tendencia a la baja; mientras que el verde será un ocupación menor al 50% y al menos un mes con tendencia baja estable.

Hasta el miércoles 20 de mayo, el número de camas ocupadas en los distintos hospitales que atienden a personas con la enfermedad es de 6,320, según cifras oficiales. De este total 1,453 están siendo utilizados por pacientes intubados y esta tendencia se mantendrá creciendo durante las próximas semanas, señaló Sehinbaum Pardo.

Claudia Sheinbaum dio detalles sobre los colores del semáforo epidemiológico. (Foto: Captura de pantalla)
Claudia Sheinbaum dio detalles sobre los colores del semáforo epidemiológico. (Foto: Captura de pantalla)

Es importante destacar que las actividades escolares no regresarán hasta el momento en que las condiciones se encuentren en el color verde, lo cual podría darse en la capital hasta el mes de agosto.

Entre julio y agosto, los restaurantes y hoteles podrán comenzar a funcionar en horarios escalonados y solamente con el 30% de aforo. Por otro lado, los servicios religiosos, cines y teatros, funcionarán entre un 30 y 50% de su capacidad.

Durante todos los colores del semáforo epidemiológico, apuntó Sheinbaum, deberán mantenerse las medidas de salud pública como el uso de cubrebocas en transporte público y lugares aglomerados; el lavado frecuente de manos y uso de gel antibacterial; el mantenimiento de la sana distancia, el estornudo de etiqueta y la desinfección de superficies de trabajo.

Aunque la emergencia sanitaria ha representado dificultades y retos para los habitantes de la capital, la mandataria comentó que este reinicio de las actividades puede representar una oportunidad para establecer una “nueva relación que debemos ir construyendo con el espacio urbano y con el medio ambiente, que genere un menor impacto en él”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Claudia Sheinbaum presentó el plan hacia una nueva normalidad en CDMX: prioriza la salud

Así opera la comisión científica que analiza la cifra real de muertos por COVID-19 en CDMX

MAS NOTICIAS