Refinería Dos Bocas: el mega proyecto de López Obrador que piden cancelar ante desplome de precios del petróleo y coronavirus

Este lunes, los precios del petróleo alcanzaron su peor nivel en la historia y el peso se depreció 1.19%. Pese a esta situación, el gobierno mexicano sigue empecinado en construir la refinería

infobae-image

Por primera vez en su historia, el precio del barril de petróleo de referencia de Estados Unidos cerró en terreno negativo al llegar a -37.63 dólares por barril, en un lunes negro en el que los precios del crudo acumularon caídas históricas.

Los inauditos precios del West Texas Intermediate (WTI) se deben a que, aunque los países productores de Petróleo (agrupados en la OPEP +) han llegado a un acuerdo para recortar la producción, pocos compradores están dispuestos a recibir barriles físicos de crudo porque no hay lugar donde almacenarlos.

Los contratos del crudo, que expiran mañana martes, se cotizaban por debajo de los 0 dólares a menos de una hora del cierre de las operaciones en Nueva York, debido a que quienes tienen estos contratos, deben encontrar compradores y como las reservas en Estados Unidos están cerca de su máximo, el precio se abarató de forma brutal.

Aunado a esto, la baja demanda del combustible por la pandemia del coronavirus y un exceso de suministro de crudo a nivel mundial, ha llevado a alcanzar precios nunca antes vistos.

Esta estrepitosa caída, sumado al recorte a las calificaciones crediticias soberana y de la petrolera estatal Pemex por parte de Fitch y Moody’s la semana pasada, arrastró al peso y a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Al cierre de las operaciones bursátiles de este lunes, la moneda mexicana se depreció 1.19% para colocarse en 24.15 unidades por dólar.

Sin embargo, en medio de esta crisis, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador sigue empecinado en construir la Refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco, pese a que numerosas voces, tanto a nivel nacional como internacional, le han sugerido cancelarla.

infobae-image infobae-image

Uno de los llamados más recientes fue el realizado por BBVA México, que a través de un análisis, destacó que ante la contracción económica provocada por la pandemia del Covid-19 así como la reducción en la producción petrolera derivada del acuerdo de la OPEP+, el gobierno mexicano debe contemplar la cancelación de la refinería de Dos Bocas y reasignar los recursos al sector salud.

De acuerdo con el estudio realizado por sus economistas Arnulfo Rodríguez y Carlos Serrano, en la coyuntura actual, los recursos públicos deben usarse de la manera más eficiente.

“La significativa contracción económica prevista para 2020 sugiere que los recursos públicos se utilicen de la manera más eficiente para evitar presiones adicionales sobre las finanzas públicas. Consecuentemente, sugerimos detener la construcción de la refinería de Dos Bocas”.

BBVA México prevé que los ingresos petroleros serán 20% menores al monto aprobado por el Congreso para este año y al asumir que alrededor de dos terceras partes de la producción petrolera cuenta con la cobertura de 49 dólares por barril, un precio de 24 dólares para el resto y un derecho por utilidad compartida (DUC) de 54%, las ganancias petroleras serían de unos dos mil 620 millones de dólares.

Imagen de archivo del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en una visita durante la construcción de una refinería de Pemex en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, estado de Tabasco. (Foto: Presidencia de México/Distribuida vía REUTERS)
Imagen de archivo del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en una visita durante la construcción de una refinería de Pemex en el puerto de Dos Bocas, en Paraíso, estado de Tabasco. (Foto: Presidencia de México/Distribuida vía REUTERS)

Además, consideró que mientras no se resuelvan los problemas estructurales de plantas obsoletas, bajo mantenimiento e ineficiencias laborales; un mayor procesamiento de barriles de petróleo para ser refinados por Pemex no parece ser una solución económicamente viable a la sustitución de importaciones de gasolinas y diésel.

Respecto al anuncio del gobierno de destinar 400 mil barriles adicionales de petróleo para refinación, el estudio expone que, si bien la intención es reducir el malbaratamiento del petróleo de exportación, el impacto sobre las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex) sería el mismo, debido a que el crudo para uso interno se cotiza a precio internacional.

Dado que el porcentaje promedio de capacidad utilizada en el Sistema Nacional de Refinación se encuentra en alrededor de 30%, derivado de los bajos niveles de mantenimiento y reconfiguración de plantas, es muy probable que las pérdidas por refinación aumenten con una mayor cantidad de productos refinados.

En un contexto de recesión económica, “incrementar la producción de gasolinas y diésel no parece ser una política sensata, ya que no solamente desplazaría la importación de combustibles más eficientemente producidos, sino que además, se correría el riesgo de que ocurriera un significativo aumento en los niveles de inventarios de productos refinados con los costos adicionales de almacenamiento que ello implicaría”, destacó el estudio elaborado por BBVA México.

La institución financiera expuso que el gobierno federal y Pemex podrían aprovechar el recorte por 100,000 barriles diarios que harán a la producción a partir de mayo para incrementar la liquidez en la empresa petrolera mediante una reducción al gasto de inversión en exploración y producción de este año.

Eso, aunado a la reducción por 65 mil millones de pesos en la carga fiscal, muy probablemente evitaría el aumento en las emisiones de deuda corporativa o la necesidad del uso de líneas de crédito bancario ante potenciales problemas de liquidez.

“Considerando el significativo aumento en los rendimientos de los bonos de Pemex, no sería deseable que la empresa petrolera hiciera emisiones de deuda. Actualmente, el rendimiento del bono en dólares a 10 años de Pemex se ubica en 10.2%, mientras que el del soberano está en 3.8%, un diferencial de 6.4%”.

Por lo que, en estas condiciones, la empresa petrolera no debería de hacer ninguna emisión, pero si fuera necesario, el gobierno federal debería colocar las emisiones o las inyecciones de capital a la empresa productiva del Estado, consideró.

Necesario, continuar con la construcción de Dos Bocas “para ser autosuficientes”: AMLO

(Foto: Presidencia)
(Foto: Presidencia)

Ese mismo miércoles 15 de abril, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió que ante el contexto internacional de la reducción en la producción petrolera, es necesario continuar con la construcción de la refinería de Dos Bocas, “para ser autosuficientes” y reducir la importación de las gasolinas.

“Esto va a significar empleos en México y mantener una política de precios de las gasolinas como se ofreció se ha cumplido, que no haya aumento en los previos de los gasolinas los llamados ‘gasolinazos’”, aseguró.

López Obrador, agradeció nuevamente al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, por haber ayudado en las negociaciones con la Organización Países Exportadores de Petróleo (OPEP), para que el país haya tenido un buen acuerdo, pues dijo, fueron “tensas”.

“Aprovecho para agradecer al presidente Trump por su intervención porque fue una negociación bastante tensa, México fue la excepción en cuanto a recortar su producción”, explicó el mandatario.

FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO
FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO

López Obrador se dijo satisfecho por el acuerdo al que llegaron los países miembros de la OPEP+, pues se evitó precipitar la crisis económica mundial.

“Se logra estabilizar y en el peor de los casos se evita una mayor caída del precio del petróleo, lo que hubiese precipitado la crisis económica mundial, hubiese provocado una mayor caída de economía en el mundo”, aseguró.

Por su parte, la secretaria de energía, Rocío Nahle, explicó en qué consistió el acuerdo alcanzado el pasado domingo para que México redujera en 100,000 barriles diarios los próximos dos meses a partir del 1 de mayo. Aseguró que significó un gran esfuerzo tanto económico y humano.

En su oportunidad, el director de Pemex, Octavio Oropeza aseguró que México cuenta con una capacidad de almacenamientos alrededor de 11 millones de barriles, pero al día de hoy se cuenta con la capacidad de almacenamiento a la mitad.

Aseguró que hasta el momento no se han caído las ventas “de manera que no hemos tenido que ocupar la capacidad de almacenamiento”.

MÁS DE ESTE TEMA:

Por qué el Tren Maya, Dos Bocas y Santa Lucía no se detendrán durante la pandemia de coronavirus

Así podría elevarse el gasto en la refinería de Dos Bocas derivado de la crisis económica por el coronavirus

López Obrador reiteró su agradecimiento a Trump por intervención en “tensa” negociación con OPEP: “México fue la excepción”