(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Las piezas arqueológicas prehispánicas han sido por décadas uno de los tesoros más codiciados entre los coleccionistas y las casas de subastas, actores contra los que el gobierno mexicano se ha enfrentado para salvaguardar aquellos objetos pertenecientes a culturas antiguas del país.

En esta ocasión la batalla del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), principal protector de este tipo de vestigios, se lleva a cabo en contra de la casa de subastas Millon, pues esta pretende subastar 28 piezas provenientes de México el próximo 22 de enero en el Hotel Drouot en París.

La casa subastadora informó por correo electrónico al INAH que se ofertarían las piezas , razón por lo que la institución se dio a la tarea de realizar un dictamen que permitiera determinar el valor y la importancia de los objetos que serían subastados, informó Alejandro Bautista, subdirector del Registro de Monumentos Arqueológicos Muebles del INAH.

Dicho dictamen sirvió como base para la denuncia que se interpuso la tarde de ese mismo 3 de enero, cuando el instituto fue notificado por medio de la Consultoría Jurídica de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Al interponer la demanda, la Fiscalía General de la República se vió obligada a abrir una carpeta de investigación.

Los especialistas del INAH determinaron que, del catálogo, 53 bienes eran procedentes de México, de los cuales “28 son de carácter arqueológico, es decir, elaborados en la época prehispánica, 22 son de la reciente manufactura y hay tres piezas que no están ilustradas en el catálogo, por lo que no nos fue posible realizarles un dictamen”. Al hablar de piezas de manufactura, el dictamen hace referencia a que difieren de la información escrita en el catálogo.

A pesar de las medidas tomadas, ni el INAH ni la FGR han tenido noticias de la casa de subastas, la cual no ha compartido pronunciamiento alguno sobre esa situación. Bautista señaló que la denuncia en contra de la subastadora fue interpuesta en tiempo y forma.

Esta no es la primera ocasión en que Francia entra en conflicto con México por intentar poner a subastar piezas antiguas mexicanas. En septiembre de 2019, la misma casa de subastas pretendía subastar 122 piezas en parte propiedad del matrimonio de coleccionistas Manichak y Jean Aurance, y tiene máscaras y figuras cuyo precio estimado se eleva en algunos casos a los 80,000.

La subasta está organizada por la casa Millon e incluye 122 piezas (Foto: Casa Millon)
La subasta está organizada por la casa Millon e incluye 122 piezas (Foto: Casa Millon)

En esa ocasión, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), escribió en su cuenta de Twitter que México “lucha en contra del tráfico del patrimonio histórico de nuestro país”, y compartió las acciones del embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez Robledo, quien acudió a la casa de subastas Drouot Millon, acompañado de la directora General de Asuntos Culturales de la SRE, para exigir la suspensión de la venta de piezas arqueológicas.

En esta ocasión el INAH compartió el dictamen con la SRE con el objetivo de que “lleve a cabo alguna petición o nota diplomática a las autoridades francesas en la que solicite que no sean puesta a la venta estas piezas”.

El remate se titula “Los imperios de la luz” y contará con 136 objetos procedentes de Perú, Colombia, Panamá, Costa Rica y México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: