La ola de torturas contra la periodista inició tras publicar su libro Los Demonios del Edén. (Foto: Cuartoscuro)
La ola de torturas contra la periodista inició tras publicar su libro Los Demonios del Edén. (Foto: Cuartoscuro)

Juan Sánchez Moreno, uno de los implicados en el caso de tortura contra la periodista y defensora de los Derechos Humanos, Lydia Cacho, fue condenado a más de cinco años de prisión.

Sánchez Moreno, quien era comandante de la Procuraduría General de Justicia de Puebla, y durante el sexenio del ex gobernador Mario Marín Torres tendrá que pasar cinco años y tres meses en la cárcel.

Además, deberá pagar una multa de 12,113 pesos y serán suspendidos sus derechos civiles y políticos.

La misma Lydia Cacho dio el anuncio de la sentencia al comandante, otro de los involucrados en el secuestro policiaco y agresiones contra ella.

La periodista pidió justicia en varias ocasiones. (Foto: Cuartoscuro)
La periodista pidió justicia en varias ocasiones. (Foto: Cuartoscuro)

Incluso, el 10 de enero reiteró que en repetidas ocasiones pidió justicia, pero pese a las pruebas de las grabaciones nunca se hizo nada al respecto.

“Han pasado casi 14 años, no lo logramos, pudo más la fuerza de los criminales que la honestidad de la prensa, la valentía de los niños y niñas víctimas y mis esfuerzos acompañados de la solidaridad social invaluable".

La ola de torturas psicológicas, acosos sexuales y amenazas de muerte inició contra la periodista desde 2005, tras publicar su libro Los Demonios del Edén.

Según las investigaciones de Cacho, la obra reveló una red de pornografía infantil y lavado de dinero en el estado de Quintana Roo, pero en dicha organización se encontraban involucrados al menos 19 funcionarios públicos, así como empresarios internacionales.

Lydia pasó al menos una semana en prisión. (Foto: Cuartoscuro)
Lydia pasó al menos una semana en prisión. (Foto: Cuartoscuro)

Tras unos meses de la publicación a la venta, Lydia Cacho fue capturada ilegalmente en ese estado de la Península de Yucatán y traslada vía terrestre al estado de Puebla.

Luego de la travesía de más de 20 horas estuvo encarcelada al menos una semana, acusada de difamación por el contenido del libro.

Un testimonio reveló que la escritora fue encerrada en un calabozo y la fotografiaron desnuda.

La periodista salió libre el 17 de diciembre de 2005 y además tuvo que pagar una multa de 70,000 pesos.

Unos meses después, el 14 de febrero del 2006 México se conmocionó al escuchar que las agresiones contra la comunicóloga eran una realidad, pues se filtró una conversación entre el ex gobernador Mario Marín y el empresario Kamel Nacif.

Los audios que salieron a la luz gracias al diario La Jornada, con lo que comprobaron la confabulación entre ambos para lograr la detención de la periodista.

“Mi gober, tú eres el héroe de esta película, papá”, recalcó el empresario a Mario Marín y además le prometió enviarle una botella como regalo.

Fue hasta el 13 de marzo cuando Cacho denunció a ambos personajes ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con actos de Violencia en Contra de las Mujeres (Fevim) y la Fiscalía Especial para Delitos Cometidos Contra Periodistas.

En noviembre de 2019, se dictó auto de formal prisión contra una ex policía ministerial, debido a su presunta participación del delito de tortura contra Cacho.

Un juez en materia penal del estado de Quintana Roo, fue quien dictó el auto de formal prisión en contra de María “N”.

Según las investigaciones, la ex policía fue una de las personas que traslado a la escritora utilizó la violencia tanto física, como psicológica.

María “N” era parte de la Policía Judicial de la entonces Procuraduría General de Justicia, hoy Fiscalía General del Estado (FGE). En un comunicado, la Fiscalía General de la República (FGR).

MÁS SOBRE EL TEMA