El objetivo del primer proyecto aprobado en esta última sesión, con asignación AE-0154-Chalabil, es evaluar el potencial petrolero, visualizar y generar nuevos prospectos exploratorios en una parte de tierra y mar de Tabasco. (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
El objetivo del primer proyecto aprobado en esta última sesión, con asignación AE-0154-Chalabil, es evaluar el potencial petrolero, visualizar y generar nuevos prospectos exploratorios en una parte de tierra y mar de Tabasco. (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) avaló este martes tres planes de exploración presentados por la subsidiaria de Exploración y Producción (PEP) de Petróleos Mexicanos (Pemex), que en conjunto sumarían una inversión total de entre 194.9 y 495.9 millones de dólares.

Las tres asignaciones abarcan un área conjunta de 2,813.16 kilómetros cuadrados, con una porción terrestre y otra marina, dentro de la plataforma continental del Golfo de México frente a las costas de los estados de Tabasco y Campeche, que pertenecen a la provincia petrolera Cuencas del Sureste.

"Con los tres Planes de exploración aprobados hoy suman 22 de 42, de las 64 Asignaciones otorgadas por la Secretaría de Energía en agosto de 2019, que Pemex Exploración y Producción ha presentado a la CNH desde el 9 de septiembre de 2019", precisó la CNH en un comunicado.

El objetivo del primer proyecto aprobado en esta última sesión, con asignación AE-0154-Chalabil, es evaluar el potencial petrolero, visualizar y generar nuevos prospectos exploratorios en una parte de tierra y mar de Tabasco.

En cada uno de los tres proyectos es perforar y terminar un pozo exploratorio durante el Periodo Inicial de Exploración (Foto de archivo)
En cada uno de los tres proyectos es perforar y terminar un pozo exploratorio durante el Periodo Inicial de Exploración (Foto de archivo)

El siguiente, con asignación AE-0156-Chalabil, pretende adquirir y procesar información sísmica, hacer estudios exploratorios y perforar prospectos en Tabasco y Campeche.

Por último, el plan AE-0158-Chalabil, hará lo mismo en una zona de la costa de Campeche.

El Compromiso Mínimo de Trabajo (CMT) en cada uno de los tres proyectos es perforar y terminar un pozo exploratorio durante el Periodo Inicial de Exploración.

Estas son las primeras tres asignaciones de PEP aprobadas este 2020 por la CNH, una dependencia del Ejecutivo mexicano con la misión de regular los proyectos de exploración y extracción de hidrocarburos para el máximo aprovechamiento del crudo y gas natural.

De las 22 asignaciones avaladas, se consideran 106 prospectos exploratorios, de los que 31 son el escenario base y 75 son para el escenario incremental (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)
De las 22 asignaciones avaladas, se consideran 106 prospectos exploratorios, de los que 31 son el escenario base y 75 son para el escenario incremental (Foto: REUTERS/Daniel Becerril)

Hasta ahora, de las 22 asignaciones avaladas, se consideran 106 prospectos exploratorios, de los que 31 son el escenario base y 75 son para el escenario incremental, detalló el boletín.

El total de los recursos prospectivos calculados para dichos prospectos es de 5,869 millones de barriles de petróleo crudo equivalente (mmpbce) sin considerar riesgo, explicó la CNH en el texto.

Además, agregó, se considera un volumen de 1,763 millones de barriles de petróleo crudo equivalente como posible reserva a incorporar para el periodo 2019-2023.

México cuida datos de cobertura petrolera como secreto de Estado

Foto de archivo. Una vista general de la refinería Cadereyta de la petrolera estatal mexicana Pemex, en Cadereyta, México, REUTERS/Daniel Becerril
Foto de archivo. Una vista general de la refinería Cadereyta de la petrolera estatal mexicana Pemex, en Cadereyta, México, REUTERS/Daniel Becerril

México ha convertido los datos clave de su cobertura petrolera soberana en secreto de Estado para proteger la información de los especuladores y evitar aumentos de costos, según documentos oficiales a los que Bloomberg tuvo acceso.

La medida reduce la transparencia en el funcionamiento del programa, la mayor transacción petrolera en Wall Street, que a menudo mueve el mercado. La Secretaría de Finanzas de México mantendrá los datos en secreto durante cinco años, dijo al organismo de auditoría del gobierno en una carta de febrero de 2019.

Si bien la secretaría y el banco central han revelado información detallada sobre el programa en años anteriores, el gobierno este año solo ha proporcionado un costo anual aproximado: USD 1,000 millones. Revelar más datos aumentaría el valor de las primas pagadas por la cobertura, dijo el subsecretario de Finanzas, Gabriel Yorio, a periodistas en Ciudad de México el jueves.

“Diversas instituciones ajenas al programa de coberturas podrían utilizar la información con fines especulativos para comprar anticipadamente el mismo tipo de instrumentos financieros que utiliza el Gobierno Federal, elevando considerablemente su precio”, dijo el banco central en una resolución de marzo de 2018.

El banco central argumentó que, en años anteriores, México pagó más después de que los medios informaran sobre el programa de cobertura. (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)
El banco central argumentó que, en años anteriores, México pagó más después de que los medios informaran sobre el programa de cobertura. (Foto: REUTERS/Edgard Garrido)

La Secretaría de Hacienda de México declinó hacer mayores comentarios sobre su política a lo manifestado el jueves. El banco central no hizo comentarios inmediatos.

El banco central argumentó que, en años anteriores, México pagó más después de que los medios informaran sobre el programa de cobertura. “La volatilidad en el precio de los crudos de referencia West Texas Intermediate y Brent se incrementó generando también un aumento en el costo ofrecido por las contrapartes para cubrir las operaciones concertadas con el Banco de México”, dijo, mencionando los dos principales puntos de referencia del precio del petróleo.

Un acuerdo considerable

El acuerdo generalmente involucra entre 200 millones de barriles y 435 millones de barriles de crudo, con un valor de hasta USD 20,000 millones. (Foto: Especial)
El acuerdo generalmente involucra entre 200 millones de barriles y 435 millones de barriles de crudo, con un valor de hasta USD 20,000 millones. (Foto: Especial)

Como parte de la cobertura petrolera, México compra opciones de venta —contratos que le otorgan el derecho de vender a un precio predeterminado— con bancos que incluyen a Goldman Sachs Group Inc. y compañías de energía como Royal Dutch Shell Plc.

El acuerdo generalmente involucra entre 200 millones de barriles y 435 millones de barriles de crudo, con un valor de hasta USD 20,000 millones.

A principios de este mes, el gobierno dijo que había asegurado el presupuesto contra los precios del crudo que caían por debajo de USD 49 por barril.

México ha revelado históricamente el precio de ejercicio de las opciones de venta y el costo real del acuerdo, que se extiende desde el 1 de diciembre hasta el 30 de noviembre. Hasta el año pasado, también informaba el número de barriles cubiertos.

El gobierno solía revelar su precio fijo a través de la cobertura, así como la cantidad de dólares adicionales por barril que cubriría a través del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, conocido como FEIP. (Foto: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO)
El gobierno solía revelar su precio fijo a través de la cobertura, así como la cantidad de dólares adicionales por barril que cubriría a través del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, conocido como FEIP. (Foto: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO)

El gobierno solía revelar su precio fijo a través de la cobertura, así como la cantidad de dólares adicionales por barril que cubriría a través del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, conocido como FEIP.

En 2017, por ejemplo, México cubrió USD 38 por barril y aseguró otros USD 4 por barril con las reservas de efectivo del FEIP, igual al nivel de US$42 utilizado para redactar el presupuesto ese año.

Además, con el tiempo, reveló información aún más detallada mientras el organismo que audita al gobierno revisaba el programa, incluso cuando México comenzó y terminó de comprar las opciones, el nombre de los bancos con los que trató y la participación de cada banco en el acuerdo.

EFE

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: