(Foto: Galo Cañas/ CUARTOSCURO)
(Foto: Galo Cañas/ CUARTOSCURO)

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que tanto el servicio médico como la entrega de medicamentos en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) deben ser gratuitos, al tiempo que acusó que existe un boicot en el sistema de salud, con la finalidad de evitar que las cosas cambien.

Durante su conferencia mañanera en Palacio Nacional, el mandatario mexicano insistió en que se debe resolver el tema de las llamadas “cuotas de recuperación”, toda vez que el servicio debe ser sin costo.

“Tenemos que ir resolviendo lo de las llamadas cuotas de recuperación porque en efecto, eso impide que el servicio sea gratuito. Esto se da mucho en hospitales de especialidades, pero se va a llegar a un acuerdo”, aseguró.

“Todos los servidores públicos debemos atender a la gente y no tienen que pagar por la atención médica y los medicamento, porque también los que manejaban las cuotas, no todos, hacían mal uso de esos recursos.. estaba podrido el sistema de salud pública y como se están llevando a cabo estos cambios, hay resistencias. Yo he constatado que en algunos hospitales del Issste les dicen a pacientes no hay medicamentos por la austeridad”, dijo.

FOTO: ILSE HUESCA /CUARTOSCURO
FOTO: ILSE HUESCA /CUARTOSCURO

Ante el caso expuesto por una reportera de un señor a cuya madre tenían que hacerle estudios y no los pagó, pero la señora falleció y ahora no quieren entregarle el cuerpo hasta que pague, López Obrador insistió que antes había una política basada en un negocio, por lo que pidió el apoyo de la gente.

“Si esos casos se dan, de inmediato se atiende. Imagínense que se muera una persona y que no se permita que salga el cuerpo si no paga, el que hizo eso actuó de manera ilegal, no solo en forma inhumana, sino también ilegal, pero van a seguir dándose estos casos y van a seguir señalándose en los medios, porque van a mantenerse las resistencias a que estas cosas cambien, acabar con la corrupción lleva algún tiempo, lo importante es no rendirnos. Se acaba la corrupción porque se acaba ”, sentenció.

López Obrador pidió a la gente que le proporcione los nombres y los lugares en donde subieron la cuota de 70 a 500 pesos.

“A ver dónde, quién lo hizo… sí, (en el) Hospital General de México, pero eso es una abstracción, necesitamos nombre, quién fue el que padeció de este abuso, que nos ayuden. Porque ahora le van a dar mucho vuelo a todas estas denuncias. Es natural, no quieren que se terminen con estas lacras (de corrupción). necesitamos todos ayudar”, enfatizó.

El mandatario cuestionó si entonces debe regresarse al Seguro Popular, en donde se daban malas prácticas.

“¿Entregar el dinero, que no haya medicinas y que unos cuantos se roben el dinero de las medicinas? No, nos va a costar. Esto es como una carrera de obstáculos”, dijo.

FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO
FOTO: ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO

Reiteró que su gobierno busca crear un instituto de salud pública de primera y gratuito porque la salud como la educación no son privilegios, son derechos, al tiempo que ejemplificó la situación con su caso personal.

“Si yo estoy enfermo, ¿Cómo no me van a curar? ¿No me van a atender sólo porque no tengo para pagar, me voy a morir? Es muy injusto eso. (A mí) Me dio un infarto, tuve la suerte de que estaba a 10 minutos de un hospital y me salvaron por eso. Le pasa lo mismo a una persona…y no hay la medicina para prepararlo y que alcance a llegar en una ambulancia, entonces queremos que ahí esté el medicamento, el especialista: es el derecho a la salud y poner todo el énfasis en la prevención y en el primer nivel de atención médica” insistió.

Puso como ejemplo al sistema de salud de Noruega y Dinamarca, cuyos ciudadanos cuentan con un sistema de salud pública gratuito “desde que nacen hasta que mueren”.

“Nosotros queremos crear un sistema de salud pública de primera y gratuito, porque la salud, como la educación no son privilegios, son derechos”, aseguró el mandatario.

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUATOSCURO
FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUATOSCURO

El presidente anunció que el próximo 13 de enero se abrirá la convocatoria para la Universidad de Medicina y Enfermería en la Ciudad de México.

Dijo que debido al déficit de médicos generales, especialistas y enfermeras, sobre todo en la zona rural del país, hay gobiernos como el de la Ciudad de México y de Puebla que tienen contemplado abrir estas escuelas para atender la demanda.

Por último, López Obrador reconoció que el sistema de salud es todo un desafío y una de las cosas que más le preocupa.

“Hay dos cosas que más me están preocupando: la primera es seguridad, la segunda, la salud. Lo demás va caminando”, concluyó.

MÁS DE ESTE TEMA: