Ana Isabel fue asesinada entre el 1 y 4 de diciembre (Foto: Facebook)
Ana Isabel fue asesinada entre el 1 y 4 de diciembre (Foto: Facebook)

Ana Isabel es otra mujer a la que le truncaron la posibilidad de ver a sus hijos crecer, de poder envejecer y de acumular más risas a lado de las personas que amaba. Fue encontrada asesinada la noche del 4 de diciembre, después de haber sido buscada con desesperación desde el primer día de este mes.

Fue muy querida. Sus hijos, hermanos, sobrinos y amigos la buscaron con desesperación: hicieron rápidamente la denuncia sobre su ausencia a las autoridades, difundieron su información a través de redes sociales y salieron a las calles a pegar su fotografía, además de la ficha de búsqueda, para poder recuperar cualquier pista que la llevara a su paradero.

La última vez que la vieron con vida se encontraba en la alcaldía Cuajimalpa con su pareja. Tres días después las autoridades la encontraron en Naucalpan, Estado de México, a más de 20 kilómetros del lugar antes indicado. Su cuerpo presentaba señas de tortura.

Lo que se sabe sobre su desaparición

El 1 de diciembre Ana Isabel tenía 12 días de haber cumplido 46 años. Quedó de verse con su pareja, Ricardo, en un restaurante para desayunar juntos. El resto del día transcurrió de manera normal, hasta que cayó la noche.

A las 23:00 horas, la mujer publicó en Facebook un texto que alertó a sus conocidos: había sido agredida y amenazada de muerte por Marisela, la ex-esposa de su actual pareja: “Me golpeó, me rompió mi lente derecho. Pero su papá, que según ella está inmiscuido en las drogas, la salvó del MP. Por fa, lo que me pase cae en su contra. También amenazó de muerte a Ricardo Bucio Martínez con quien estaba en la casa que ambos compartimos”, escribió. Acompañó la publicación de fotografías sobre la persona que la agredió.

(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)

Su hijo Alberto de inmediato se comunicó con ella para saber lo que pasaba: “Yo le marco y me explica que ya está todo bien, que se arreglaron las cosas, que ya estaba en casa de su pareja, que ya todo está normal, por lo cual yo me quedo tranquilo, me duermo y al otro día, el lunes 2 de diciembre, alrededor de las 11 de la mañana recibo una llamada del número de mi mamá y al contestar noto que es la voz de su pareja y se me hizo algo extraño pues me preguntó si mi mamá estaba en mi domicilio”, contó a Noticieros Televisa.

Durante la madrugada del 2 de diciembre, Ana desapareció sin dejar rastro. Ninguna de las personas que pasó tiempo con ella supo lo que le pasó. Ricardo, su pareja, también habló con los medios de comunicación para contar lo sucedido, aunque aclaró que no recordaba bien todo porque había estado bebiendo.

Ana Isabel fue buscada por redes sociales y calles (Foto: Twitter)
Ana Isabel fue buscada por redes sociales y calles (Foto: Twitter)

Según su versión, después del problema que tuvieron con Marisela, en el Ministerio Público les pidieron que llegaran a una conciliación. Después, él, su pareja y vecinos se dirigieron a su casa. Allí, Ricardo se fue a acostar. Su vecino se tomó una cerveza con Ana y después salió del departamento. Él atestiguó que fue la mujer quien le abrió la puerta para que saliera.

La familia de Ana Isabel la buscó con desesperación (Foto: Facebook)
La familia de Ana Isabel la buscó con desesperación (Foto: Facebook)

A la mañana del día siguiente la pareja de Ana Isabel se levantó y se percató de que ella no estaba, lo que le pareció extraño. Caminó a la sala y vio que había dejado su celular “cuando ella nunca suelta su teléfono”, dijo. Fue entonces cuando llamó a Alberto.

Vania, hija de la mujer, también se comunicó con ella antes de que desapareciera: “Entre la 1 y las 2 de la mañana vuelvo a recibir una llamada, pero no era del número de mi mamá. Yo entre adormilada contesté y era el vecino, me dijo que mi mamá estaba bien. que estaban tomado y que ya había pasado todo. A las tres de la mañana me desperté porque sentí algo y le mandé un mensaje, le dije: ‘Oye, ¿te vas a quedar con Ricardo o vas a volver con él?’ y me puso que no. Ese fue su último mensaje. En la mañana que me desperté le mandé otro mensaje y le pregunté ‘Oye, ¿vas a ir a trabajar?’ no me contestó", dijo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA