Seade dijo que aún quedaban asuntos pendientes y que regresaría el jueves para proseguir con las negociaciones. (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Seade dijo que aún quedaban asuntos pendientes y que regresaría el jueves para proseguir con las negociaciones. (Foto: REUTERS/Henry Romero)

Los demócratas de la Cámara de Representantes dijeron el miércoles que un acuerdo sobre el estancado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) está cerca de concretarse y solicitaron a México aceptar un compromiso respecto a la observancia de los derechos laborales.

“Estamos en la línea de las 2 yardas y media”, dijo el presidente de Medios y Arbitrios, Richard Neal, en cuanto a los esfuerzos para concluir las negociaciones sobre el pacto que reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte y despejar el camino para la aprobación en el Congreso.

El principal negociador comercial de México, Jesús Seade, se reunió el miércoles en Washington con su homólogo de la administración Trump, Robert Lighthizer, en un intento por resolver los detalles finales.

Al salir de la reunión, Seade dijo que aún quedaban asuntos pendientes y que regresaría el jueves para proseguir con las negociaciones. Señaló que México ya ha aceptado muchos cambios a medida que los negociadores intentan acomodar las demandas de los demócratas de la Cámara de Representantes, quienes decidirán si el Congreso votará sobre el pacto comercial y cuándo lo hará.

Una de las preocupaciones planteadas por los demócratas incluye la aplicación de normas laborales más estrictas, especialmente en México. Seade dijo que aún faltaban detalles por resolver, pero que estaba descartado llevar inspectores estadounidenses a monitorear compañías mexicanas.

Soberanía de México

El representante de California Jimmy Gomez, miembro del equipo negociador de los demócratas de la Cámara, dijo que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, junto a Lighthizer ofrecieron a México un compromiso sobre la aplicación de la ley laboral que “respeta la soberanía de México”. (Foto: REUTERS/Erin Scott)
El representante de California Jimmy Gomez, miembro del equipo negociador de los demócratas de la Cámara, dijo que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, junto a Lighthizer ofrecieron a México un compromiso sobre la aplicación de la ley laboral que “respeta la soberanía de México”. (Foto: REUTERS/Erin Scott)

El representante de California Jimmy Gomez, miembro del equipo negociador de los demócratas de la Cámara, dijo que la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, junto a Lighthizer ofrecieron a México un compromiso sobre la aplicación de la ley laboral que “respeta la soberanía de México”.

“Si quieren un acuerdo, ahora es el momento propicio”, dijo Gomez. “Es un buen acuerdo. Ese es mi mensaje para los mexicanos y ese es mi mensaje para los demócratas”.

Si bien Seade descartó la presencia de inspectores estadounidenses en las fábricas mexicanas, dijo a los periodistas que México estaba abierto a un proceso de arbitraje rápido para abordar las violaciones de los derechos laborales. Gomez dijo que el compromiso no involucra inspecciones “deshonestas” por parte de Estados Unidos, pero que existe un elemento de monitoreo involucrado para asegurar el cumplimiento.

Según personas informadas sobre el acuerdo en México, la propuesta laboral tiene como objetivo hacer que la solución de controversias sea más efectiva. Las disputas podrían considerar la aplicación de reformas de México para mejorar las condiciones laborales, pero no permitirían que los investigadores se presenten cualquier día en una fábrica sin previo aviso, ya que Seade rechazó las inspecciones tipo “llanero solitario”.

En otro punto conflictivo para México, la Casa Blanca y los demócratas sugirieron suprimir una disposición que garantiza 10 años de protección de datos para medicamentos biológicos, según personas informadas sobre el acuerdo. Esta sería una victoria tanto para los demócratas como para México, que se habían opuesto a incluir dicha protección en el T-MEC antes de que se firmara hace un año.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: