(Getty Images)
(Getty Images)

Bayer AG criticó a México por detener las importaciones del ingrediente principal de su herbicida Roundup, advirtiendo que los agricultores del país enfrentarán una “interrupción importante” al momento de combatir la maleza.

El gigante de la agricultura alemana está revisando el anuncio desde el lunes, que indicaba que el Gobierno negaba la entrada de 1.000 toneladas de glifosato como medida de precaución y seguiría haciéndolo mientras exista evidencia científica "no concluyente" de que el producto químico es seguro para las personas y el medio ambiente.

Bayer insiste en que su producto es seguro. Retomó Roundup el año pasado en su adquisición por USD 63.000 millones de Monsanto Co. Desde entonces, el producto ha sido una fuente de grandes problemas, y Bayer perdió tres juicios en EEUU contra personas que afirmaron que Roundup había causado su cáncer. Bayer está apelando esos casos, pero se enfrenta a más de 42.700 demandantes estadounidenses con acusaciones similares.

México es el más reciente, entre una serie de serie de países, en tomar medidas contra el glifosato. Los legisladores en Austria votaron en julio para prohibir la sustancia a partir de enero próximo mientras políticos en otras partes de Europa están considerando permitir que la autorización del producto químico expire a fines de 2022.

Entretanto, Vietnam y Tailandia han sentido la presión de la industria química y del Gobierno de EEUU para retirarse de sus planes de prohibición del glifosato. (Foto: REUTERS/Yves Herman)
Entretanto, Vietnam y Tailandia han sentido la presión de la industria química y del Gobierno de EEUU para retirarse de sus planes de prohibición del glifosato. (Foto: REUTERS/Yves Herman)

Entretanto, Vietnam y Tailandia han sentido la presión de la industria química y del Gobierno de EEUU para retirarse de sus planes de prohibición del glifosato.

"Bayer respeta y comparte el interés del Gobierno mexicano en proteger a agricultores y consumidores", dijo Bayer en un comunicado. "Infortunadamente, la decisión de prohibir las importaciones de glifosato no ayudará a mejorar la inocuidad de los alimentos, la seguridad o la sostenibilidad en el país".

La Secretaría de Medio Ambiente de México dijo que su resolución privilegia la ley ambiental sobre los derechos de propiedad o industria, y citó estudios que muestran el daño que el glifosato causa a los polinizadores.

El cáncer podría no ser el único riesgo del glifosato

La gigante de los químicos Bayer AG se tambalea, luego de que un juez adjudicara USD 2.000 millones en daños a personas que aseguraban haber contraído cáncer tras años de usar Roundup, un popular herbicida fabricado por la filial de Bayer Monsanto Co.

Es probable que Bayer no pague los USD 2.000 millones completos. Hay más de 100.000 casos pendientes, lo que preocupa tanto inversionistas como a agricultores que dependen del herbicida por ser barato y efectivo.

Monsanto patentó el glifosato a principios de la década de 1970, y rápidamente se convirtió en el químico predilecto para el control de las hierbas, bajo la forma del producto comercial Roundup. Los ejecutivos de Monsanto promocionaron el uso de Roundup diseñando semillas genéticamente modificadas de maíz y otros cultivos que pudieran tolerar el glifosato.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: