Con esta nueva medida, la autoridad electoral pretende que sea posible verificar la autenticidad de esta identificación y así inhibir la suplantación de identidad. (Foto: Cuartoscuro)
Con esta nueva medida, la autoridad electoral pretende que sea posible verificar la autenticidad de esta identificación y así inhibir la suplantación de identidad. (Foto: Cuartoscuro)

Diciembre será el mes en que las nuevas credenciales del Instituto Nacional Electoral (INE) entren en vigor. Estas dispondrán de códigos bidimensionales QR. Este cambio resulta relevante, pues a través de estos mecanismos cualquier persona tendrá la posibilidad de validar y verificar la autenticidad de esta identificación.

Fue el Consejo General del INE el organismo que aprobó la incorporación de estos códigos y de acuerdo con el consejero, Marco Antonio Baños, esta medida otorgará mayor protección a los datos personales de los ciudadanos, pero ese no es el único beneficio, pues también permitirá una mejor lectura de los datos por medio de aplicaciones en dispositivos inteligentes.

Cabe resaltar que por medio de esta app también se tendrá la posibilidad de comprobar que la credencial fue emitida por el INE. Baños, quien también es presidente de la Comisión del Registro Federal de Electores, comentó que la implementación de los códigos QR permitirá el intercambio de información entre el organismo y otras instituciones facultadas por la misma autoridad electoral para tener acceso a ellas.

podrá ser utilizada por los bancos durante los procesos de revisión de firmas o también para agilizar y dar certeza a los procesos de votación en las consultas populares. (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)
podrá ser utilizada por los bancos durante los procesos de revisión de firmas o también para agilizar y dar certeza a los procesos de votación en las consultas populares. (Foto: Moisés Pablo/Cuartoscuro)

De esta manera, por ejemplo, podrá ser utilizada por los bancos durante los procesos de revisión de firmas o también para agilizar y dar certeza a los procesos de votación en las consultas populares. Incluso estará disponible para el registro de nuevos partidos políticos.

Algunas de las características de este nuevo plástico es que no tendrá la dirección de la persona, como había ocurrido con versiones anteriores, y únicamente contará con la información necesaria para la identificación de la gente. Dentro de los códigos se alojará el nombre, la Clave Única de Registro Público (CURP), el estado, municipio y localidad de origen, así como su vigencia e incluso una fotografía en blanco y negro con marca de agua y tipo de credencial, es decir, si fue expedida en México o en otro país.

“Esto nos va a ayudar básicamente a hacer más fuerte la protección de los datos personales y evitar un uso indebido de la información de esos datos a través de la propia credencial de elector”, puntualizó Baños.

En referencia a esta medida, Lorenzo Córdova, presidente del INE, ratificó el compromiso del instituto electoral para elevar los estándares de seguridad y usabilidad de la credencial para votar. En este sentido dijo que continuará impulsando su consolidación como medio de identificación entre los mexicanos a través de mecanismos que inhiban los intentos de suplantación de identidad.

Dentro de los códigos QR es posible almacenar datos codificados, los cuales van desde un sitio web hasta el pago de servicios. (Foto: Pixabay)
Dentro de los códigos QR es posible almacenar datos codificados, los cuales van desde un sitio web hasta el pago de servicios. (Foto: Pixabay)

Por otra parte, Córdova también mencionó que el INE se encuentra listo para que comiencen los trabajos cuyo fin será darle identidad a los menores de edad: “Reiteramos la disposición para que cada adolescente, cada niña y niño pueda, en el futuro, tener un medio de identificación con este nivel de confianza y seguridad”.

Qué son y cómo funcionan los códigos QR

Si bien su apariencia cuadricular en blanco y negro es conocida por una buena parte de la población, el conocimiento acerca de sus funciones no suele estar tan extendido. Los códigos QR sirven como lugares digitales en donde es posible almacenar datos codificados, que pueden ir desde algún portal web hasta información para pagar por un servició o incluso data personal, como en el caso del uso que le ha dado el INE.

Fueron creados en 1994 y aunque se usaron durante la década de los 2000, ganaron importante popularidad a partir del 2010, cuando se comenzaron a expandir por los Estados Unidos y por Europa. Para ponerlos en acción, únicamente se requiere de un dispositivo inteligente que disponga de un lector para el código. Sin embargo, siempre se debe tener cuidado de los códigos leídos, pues estos también pueden contener algún tipo de ataque para los datos de la persona.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS