El presidente del Atlético San Luis, el español Alberto Marrero, prometió este martes que la afición de su equipo contará con un estadio seguro para los próximos partidos, después de la batalla campal de hace dos días.

El domingo pasado en el partido San Luis-Querétaro, los hinchas de ambos equipos se liaron en una pelea multitudinaria en las gradas y la afición local tuvo que invadir el campo para protegerse de la violencia.

"La afición tendrá un estadio 100 por ciento seguro, para que vuelva a disfrutar de un espectáculo familiar. Las medidas que vamos a emprender servirán para fortalecer al fútbol mexicano y sentar un precedente. El club está trabajando para prevenir que esta situación vuelva a suceder", declaró a EFE.

El enfrentamiento de San Luis contra Querétaro cuenta con una gran rivalidad debido a la cercanía de sedes, en el centro de México y aunque el presidente Marrero contemplaba un partido de alto riesgo, señaló que la violencia se debió a un cierto sector de la tribuna.

Dadas las circunstancias, el español Marrero, asume la culpabilidad como cabeza del proyecto del San Luis y reconoce que hubo una falla a la hora de colocar a los fanáticos visitantes del Querétaro en una zona vulnerable para mucha gente. (Foto: Twitter)
Dadas las circunstancias, el español Marrero, asume la culpabilidad como cabeza del proyecto del San Luis y reconoce que hubo una falla a la hora de colocar a los fanáticos visitantes del Querétaro en una zona vulnerable para mucha gente. (Foto: Twitter)

"Por desgracia hay una minoría que va a provocar violencia. Este encuentro lo preparamos desde que salió el calendario del Apertura, no es nueva la rivalidad, pues hay historia detrás, pero no es pretexto, es tiempo de que se tomen cartas en el asunto y que esta gente que ensucia el fútbol no lo vuelva a hacer".

Dadas las circunstancias, el español Marrero, asume la culpabilidad como cabeza del proyecto del San Luis y reconoce que hubo una falla a la hora de colocar a los fanáticos visitantes del Querétaro en una zona vulnerable para mucha gente.

"Fallamos todos en conjunto, pero como presidente del San Luis, soy el responsable de lo qué pasó. No debimos permitir que esta batalla campal se desarrollara de esta forma, aventando objetos; no fue lo que planeamos en cuanto al operativo", comentó.

Este martes, Alberto Marrero tuvo una videoconferencia con directivos del Atlético de Madrid, socio mayoritario del cuadro mexicano, quienes desearon saber la postura del San Luis tras los hechos violentos.

"No podemos permitir que esa minoría ensucie la imagen del fútbol mexicano, del Atlético de Madrid y del Atlético de San Luis. Los niños tienen que disfrutar de sus héroes y de su equipo de fútbol. Aceptaremos las sanciones que nos correspondan", concluyó.

Se suspendió el partido de la Liga MX entre Atlético San Luis y Querétaro por una pelea entre barras

Transcurría el minuto 83 de la victoria de Querétaro por 2-0 como visitante cuando el árbitro suspendió de manera temporal el encuentro. (Foto: Especial)
Transcurría el minuto 83 de la victoria de Querétaro por 2-0 como visitante cuando el árbitro suspendió de manera temporal el encuentro. (Foto: Especial)

Una pelea entre los ultras del Atlético San Luis, filial en México del Atlético de Madrid, y los Gallos Blancos de Querétaro, obligó a la suspensión del partido entre ambos equipos por la jornada 14 de la Liga Mexicana de Fútbol, luego de que los aficionados, en su intento de huir de las agresiones, invadieron la cancha donde se disputaba el duelo.

Transcurría el minuto 83 de la victoria de Querétaro por 2-0 como visitante cuando el árbitro suspendió de manera temporal el encuentro. Para entonces, decenas de aficionados habían usado las escaleras de emergencia que conectan las tribunas con el campo de juego para huir de los golpes y protegerse de los objetos lanzados entre las barras rivales.

Tras la suspensión, los jugadores y el cuerpo arbitral se retiraron del césped del Estadio Alfonso Lastras de San Luis Potosí, aunque antes de que los futbolistas de los Gallos Blancos pudieran hacerlo, algunos seguidores del conjunto local los increparon con insultos.

Familias aterrorizadas bajaron también al campo de juego tras la trifulca en una de las cabeceras del estadio, donde una reja y personal de seguridad separaban a las aficiones de ambos equipos. Sin embargo, y a pesar de esto, ambas aficiones encontraron la manera de enfrentarse a golpes y también aventando objetos.

“La LIGA BBVA MX informa que, por seguridad y para salvaguardar la integridad de afición y jugadores, el partido entre Atlético de San Luis y Querétaro queda suspendido en el Estadio Alfonso Lastras debido a la falta de garantías para continuar dicho compromiso”, aseguró la organización en redes sociales.

EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: