(Fotoarte: Jovani Silva/ Infobae)
(Fotoarte: Jovani Silva/ Infobae)

En México, donde la violencia e inseguridad alcanzan niveles históricos este 2019, se lleva a cabo una guerra compuesta de muchas guerras, como sucede en el relato fantástico del escritor George R.R. Martin, “A Game of Thrones”, cuyo éxito en ventas fue replicado años después en la televisión por la cadena HBO.

Sin embargo, la historia de la lucha entre gobierno y cárteles y entre cárteles mismos para consolidar más poder, no es ni inspiradora ni una ficción muy bien lograda: es una realidad que millones de mexicanos viven a diario, combinada, entre otras cosas, con sus consecuencias y sus causas: la pobreza, la falta de oportunidades y autoridades que suelen estar coludidas o incluso aliadas con la amenaza de la que se supone deben salvaguardar a los ciudadanos.

La caída de Guzmán Loera

Guzmán Loera eludió a las autoridades hasta su tercera y definitiva caída en 2016 (Foto: Cuartoscuro)
Guzmán Loera eludió a las autoridades hasta su tercera y definitiva caída en 2016 (Foto: Cuartoscuro)

Tras la caída de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, uno de los hombres más buscados del mundo junto a Osama Bin Laden, el capo del cártel de Sinaloa todavía alargó su dominio en México al escapar en dos ocasiones de la cárcel. Sin embargo, en 2016 fue aprehendido por tercera ocasión y posteriormente extraditado a Estados Unidos, donde cumple una condena de cadena perpetua desde el último junio.

La organización, que ahora encabeza Ismael “El Mayo” Zambada, se ha visto desde entonces debilitada. Sobre todo por las guerras clandestinas que le siguieron a la captura de su líder más visible.

Zambada, junto a Guzmán Loera y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, han sido los líderes más prominentes de la organización. Sin embargo, ya solo queda uno. Se desconoce si El Azul se mantiene con vida o murió, aunque la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) considera que es hombre muerto.

Ismael
Ismael "El Mayo" Zambada asumió las riendas del Cártel del Pacífico, donde acogió a Los Chapitos (Foto: Especial)

Sin Guzmán Loera, que logró escapar dos veces de prisión, Zambada tuvo que lidiar con la transición del poder. Los Chapitos, como son conocidos los hijos del narcotraficante, lucharon por conseguir el poder que dejó su padre.

Pero enfrente también estaba el grupo de Los Licenciados: Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, y su hijo, Dámaso López Serrano, “El Mini Lic”, una de las facciones que contendieron por el poder. Sin embargo, Los Licenciados cayeron en 2017. López Núñez fue capturado en mayo y López Serrano se entregó unos meses después, en julio, a las autoridades estadounidenses. Ambos fueron testigos estrella en el juicio contra Guzmán Loera, su antiguo socio.

Los Chapitos, como se los conoce a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, “El Alfredillo”, se consolidaron entre los liderazgos del Cártel con el apoyo de Zambada. Sin embargo, a su alrededor, la arena se abrió para que cualquiera intentara ocupar el lugar que el Cártel del Pacífico dejaba tras la caída de Guzmán Loera.

El esplendor del Cártel Jalisco Nueva Generación

Oseguera Cervantes consolidó al CJNG como la mayor organización del país en un territorio post
Oseguera Cervantes consolidó al CJNG como la mayor organización del país en un territorio post "Chapo" (Foto: Especial)

En los últimos años, el que ha consolidado el poder a lo largo y ancho del país es el temible y poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de los más peligrosos del continente y que opera en la mayoría del país, a través de una disciplinada organización y una macabra violencia, instaurada por su sanguinario líder, Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”.

Tanto el Cártel de Sinaloa como el de Oseguera Cervantes han mostrado en estas últimas semanas su poder. El 14 de octubre, el CJNG realizó una emboscada contra policías locales en la comunidad de Aguililla, en el estado de Michoacán, fronterizo con Jalisco y donde el grupo criminal tiene una fuerte presencia. 13 uniformados perdieron la vida.

Unos días después, el 17 de octubre, Ovidio Guzmán López, “El Ratón”, fue capturado y liberado apenas con unas horas de diferencia, en Culiacán, la capital de Sinaloa, en un movimiento que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador calificó como necesario para evitar la pérdida de vidas en una ciudad que, al conocer la noticia sobre la detención de su líder, sitiaron la urbe.

La emboscada del CJNG contra policías michoacanos fue una demostración de poder, de acuerdo con expertos, (Foto: José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)
La emboscada del CJNG contra policías michoacanos fue una demostración de poder, de acuerdo con expertos, (Foto: José Estrada Serafín/ Cuartoscuro)

Es una demostración de poder”, señaló a Infobae México Alfonso Partida Caballero, profesor investigador del Observatorio sobre seguridad y justicia de la Universidad de Guadalajara, sobre la emboscada del Cártel Jalisco contra los policías michoacanos. “Esa es la característica de los cárteles: primero pelean entre sí, y cuando entran las autoridades, también van contra ellos”, completó.

Partida Caballero destaca del CJNG su “formación militar" y detalla las cuatro esferas del poder de la organización. “Primero, son las mafias, o el mando intelectual, luego viene la parte empresarial, el lavado de dinero. Posteriormente, están las brigadas de ataque y defensa. Y por último, la base social", explicó.

“Es como una organización empresarial o política”, dijo. “El Cártel Jalisco es el que más poder acumuló en los últimos dos sexenios: su crecimiento no se puede entender si la complicidad y permisividad de las autoridades de todos los niveles”, detalló.

Por ahora, es el CJNG quien está en la cima del
Por ahora, es el CJNG quien está en la cima del "Game of Thrones narco" (Foto: Especial)

“La posición actual del Mencho en la cima del ‘Game of Thrones’ narco”, en México se debe a la combinación de suerte, crueldad, organización y capacidad, además de los sobornos bien ubicados entre autoridades federales", declaró a The Daily Beast por su parte Robert Bunker, profesor del Instituto de Estudios Estratégicos en la Universidad de la Armada de Guerra de Estados Unidos.

Además, también se tiene que tomar en cuenta el surgimiento de las llamadas “autodefensas”, agrupaciones armadas locales que surgieron para defenderse del avasallamiento del narcotráfico en comunidades desprotegidas por las autoridades que, en algunos casos, incluso tomaron el lugar de los cárteles en dichas zonas.

Pero en el medio de la batalla por el trono, que representa el poder, se encuentran los ciudadanos. Y es que, desde el inicio de la llamada “Guerra contra el narcotráfico” lanzada por el presidente Felipe Calderón (2006-2012), los índices de violencia e inseguridad sólo han crecido en el país, a pesar de que tanto Enrique Peña Nieto (2012-2018) como López Obrador (2018-2024) han intentado distanciarse de cualquier noción de conflicto bélico.

A pesar de su intención de separarse de cualquier idea de conflicto violento, tanto Peña Nieto como AMLO han fallado en detener la escalada de violencia en el país (Foto: EFE)
A pesar de su intención de separarse de cualquier idea de conflicto violento, tanto Peña Nieto como AMLO han fallado en detener la escalada de violencia en el país (Foto: EFE)

Los números y los testimonios de los más afectados, sin embargo, cuentan otra historia. De acuerdo con las cifras oficiales publicadas este domingo, en México se han cometido 25,890 homicidios en el país durante los primeros nueve meses del año. A{un no termina el 2019 y ya es el año más violento de la historia, con 95 asesinatos por día.

Una posible solución

Estados Unidos es el país donde se han detenido más mexicanos (Foto: Especial)
Estados Unidos es el país donde se han detenido más mexicanos (Foto: Especial)

Para Armada Caballero, una solución a un tema tan complejo requiere de estrategia conjuntas de todos los niveles del gobierno, pero advierte la necesidad de concretar la cooperación internacional, debido a que “los gobiernos de los estados están metidos hasta el copete”.

“Colombia trabajó con la DEA y con el FBI. Se puede trabajar con gobiernos europeos, por ejemplo. La situación es tan grave que encontramos ligados a los cárteles con funcionarios, pero también con obra pública, incluso con inversión en aguacate, uno de los productos que más se exportan”, manifestó.

Y la situación, a nivel federal, no mejora. “Pareciera que las estrategias son una vacilada, porque como llegan (unas) igual y las retiran, eso no sirve", añadió el profesor de la U. de G. “Si se retiran o se ponen estrategias en uno de otro estado, todo se hace sin un diagnóstico. El mensaje que le llega a la población es que la población es menor de edad: no necesita explicaciones, pero tampoco se ofrecen resultados”, concluyó.

Los más afectados han sido los ciudadanos, que se ven a diario en medio del fuego cruzado entre organizaciones delincuenciales y autoridades (Foto: Samuel Hernández/ EFE)
Los más afectados han sido los ciudadanos, que se ven a diario en medio del fuego cruzado entre organizaciones delincuenciales y autoridades (Foto: Samuel Hernández/ EFE)

Sin embargo, y a pesar de todo, como en cualquier aventura humana, la esperanza permanece incluso en los lugares más oscuros. “Esperamos que las cosas mejoren”, le declaró al sitio The Daily Beast el gerente de un pequeño hotel en una comunidad de Guerrero donde la violencia e inseguridad han impactado con más fuerza en los últimos lustros.

“Si la batalla alguna vez termina, y la gente vuelve, queremos estar listos para atenderlos", añadió el hombre de 46 años, cuya propiedad se ubica en lo que en un país en otro contexto podría ser un centro ecoturístico en las faldas de las montañas que conforman la Sierra Madre del Sur. “Ese es nuestro sueño”, admitió.

MÁS SOBRE ESTE TEMA