El CJNG emboscó a elementos de la policía michoacana y provocó 14 muertes (Foto: Especial)
El CJNG emboscó a elementos de la policía michoacana y provocó 14 muertes (Foto: Especial)

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el del gobernador Silvano Aureoles y la Comisión Nacional de Derechos Humanos condenaron sin concesiones la emboscada que este lunes realizó el Cártel Jalisco Nueva Generación en un municipio de Michoacán donde murieron 13 elementos de la policía local, y prometieron justicia.

El Fiscal de la entidad, Adrián López Solís, corrigió en una rueda de prensa el número de muertos: fueron 13 y no 14, como había informado la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana más temprano. Además, nueve personas resultaron heridas y una veintena de elementos salieron ilesos.

La Fiscalía michoacana confirmó 13 oficiales asesinados (Video: Facebook Fiscalía de Michoacán)

La secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró este lunes que la emboscada del grupo armado contra elementos de la Policía de Michoacán en el municipio de Aguililla era una “circunstancia” como las que se dan “todos los días” en México.

“Yo creo que esto ya fue una circunstancia que se dio como la que se da en todos los eventos, todos los días, a todas horas, en todos los lugares del país, este es el tema", declaró. “Tenemos conocimiento, por supuesto, no podría ser de otra manera, la Secretaría de Gobernación tiene que tener conocimiento de todo lo que sucede en el país, minuto a minuto”, añadió.

Sin embargo, Sánchez Cordero aseguró que el tema “está siendo atendido directamente en la Secretaría de Seguridad Pública” en coordinación con el gobierno de Michoacán. Y es que en dicha entidad, un grupo de más de 30 personas fuertemente armadas atacó la mañana de este lunes a cuatro unidades de la policía local donde viajaban una veintena de oficiales, de los cuales murieron 14.

Sánchez Cordero aseguró que seguirá el caso de cerca (Foto: Archivo)
Sánchez Cordero aseguró que seguirá el caso de cerca (Foto: Archivo)

Horas más tarde, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), uno de las organizaciones delincuenciales más poderosas del continente, se adjudicó el ataque, aunque las autoridades todavía no lo han confirmado.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) federal condenó el ataque de este lunes. “Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia”, escribió en su cuenta de Twitter, @SSPCMexico.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, explicó que las unidades iban a Aguililla para “cumplir una orden judicial”. “Un juez de lo familiar ordenó que se auxiliara a una madre y a su hija para trasladarlas hasta Morelia en una diligencia. En eso andaban los elementos de la policía cuando fueron atacados en ese paraje”, detalló.

El gobernador Aureoles aseguró que no se descartará ninguna línea de investigación (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)
El gobernador Aureoles aseguró que no se descartará ninguna línea de investigación (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)

“Vamos a tomar las medidas correspondientes. Ningún ataque a la policía va a quedar impune, fue una emboscada cobarde, artera”, dijo. “Lamentablemente el municipio no ha firmado el convenio de colaboración, ahí están las consecuencias”, añadió.

Dicho convenio, aseguró, “permite colaborar de manera real, estrecha, orientada”. Además, confirmó que a ese tipo de municipios “no lo dejan entrar a uno porque no hay condiciones”. Cuestionado sobre si se investigara a la policía local, que fue acusada de colaborar con grupos delincuenciales antagónicos del CJNG, Aureoles precisó que “no se descarta nada, asbolutamente”.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por su parte, condenó los homicidios de los policías y manifestó su condolencia para las familias de las víctimas, a la vez que demandó esclarecer los hechos y que no haya impunidad.

Tras el ataque, el comando quemó las unidades en las que se transportaba la policía local (Foto: Especial)
Tras el ataque, el comando quemó las unidades en las que se transportaba la policía local (Foto: Especial)

La CNDH “reprueba todo acto de violencia y solicita a las autoridades correspondientes otorgar medidas de protección a los familiares de esos policías, así como el pronto y efectivo esclarecimiento de los hechos para dar con los responsables y presentarlos ante la justicia, para que reciban el castigo que conforme a derecho corresponda y no haya impunidad”, dijeron.

Adelantaron además que observarán la evolución de los acontecimientos en el ámbito de sus competencias constitucionales y dará puntual seguimiento a las investigaciones con motivo de esos lamentables crímenes.

Mientras tanto, la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, reforzó sus labores de vigilancia y prevención en Aguilillas.

“En la zona, ha sido reforzada la operatividad en coordinación con autoridades de los tres órdenes de gobierno, las cuales instalaron filtros de revisión y puestos de control para localizar a los agresores”, señalaron.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: