Joaquín
Joaquín "El Chapo" Guzmán pasará el resto de sus días en prisión. (Fotoarte: Jovani Silva)

La detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, obligó a revisar la configuración del Cártel de Sinaloa en el que los hijos del narcotraficante, que paga cadena perpetua en Estados Unidos, son una parte importante.

Guzmán López, conocido como El Ratón, es uno de los principales operadores del grupo criminal que su padre encabezó durante varios años, antes de ser detenido y extraditado A Estados Unidos (EEUU). Sin embargo, la cabeza más importante del también llamado Cártel del Pacífico se mantiene firme: Ismael El Mayo Zambada, quien nunca ha sido detenido en las últimas cinco décadas.

Zambada, junto a Guzmán Loera y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, han sido los líderes más prominentes de la organización. Sin embargo, ya solo queda uno. Se desconoce si El Azul se mantiene con vida o murió, aunque la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) considera que es hombre muerto.

La detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán López echó luz sobre la organización criminal (Foto: Especial)
La detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán López echó luz sobre la organización criminal (Foto: Especial)

Tras la última detención de Guzmán Loera, a principios de 2016, y su posterior extradición e histórica condena en EEUU, Zambada, con su perfil bajo y poderío inmenso, de acuerdo con los expertos, ha consolidado el poder del Cártel del Pacífico. Pero el camino no fue sencillo.

Sin Guzmán Loera, que logró escapar dos veces de prisión, Zambada tuvo que lidiar con la transición del poder. Los Chapitos, como son conocidos los hijos del narcotraficante, lucharon por conseguir el poder que dejó su padre. Pero enfrente también estaba el grupo de Los Licenciados: Dámaso López Núñez, El Licenciado, y su hijo, Dámaso López Serrano, El Mini Lic, una de las facciones que contendieron por el poder.

Sin embargo, Los Licenciados cayeron en 2017. López Núñez fue capturado en mayo y López Serrano se entregó unos meses después, en julio, a las autoridades estadounidenses. Ambos fueron testigos estrella en el juicio contra Guzmán Loera, su antiguo socio.

Tanto
Tanto "El Licenciado" como "El Mini Lic" fueron testigos en el juicio de su ex socio Guzmán Loera (Foto: Archivo)

Los Chapitos, como se los conoce a Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Ovidio Guzmán López y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, El Alfredillo, se consolidaron entre los liderazgos del Cártel con el apoyo de Zambada.

En los últimos años, el Cártel de Sinaloa ha sufrido enfrentamientos internos y ha combatido a otros grupos criminales, como el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La rivalidad latente se materializó, como pocas veces, cuando el Cártel de Sinaloa aún se encontraba en “guerra civil”. En agosto de 2016, en un bar de Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, tanto Iván Archivaldo como El Alfredillo, fueron secuestrados por un comando del Cártel Jalisco.

De acuerdo con los expertos, el grupo encabezado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, había intervenido directamente en las luchas intestinas del Cártel de Sinaloa. Pero, menos de una semana después, los dos Chapitos fueron liberados, en una situación donde nuevamente volvió a intervenir Zambada y una supuesta cantidad millonaria de dinero.

El secuestro del hijo de
El secuestro del hijo de "El Chapo" duró cinco días (Foto: Especial)

El CJNG se ha consolidado como el más peligroso, sanguinario y poderoso del país y del continente, de acuerdo con las agencias de seguridad e inteligencias de México y Estados Unidos. Pero eso no quiere decir que el Cártel del Pacífico haya perdido influencia.

Los Gobiernos de México y Estados Unidos lograron detectar más de 250 empresas presuntamente ligadas al cártel. Los negocios involucrados a estarían en México, Colombia, Ecuador, Guatemala, España y Estados Unidos, entre otros, pero hasta ahora no se ha logrado obtener la información que sustente una petición de incautación y posterior repatriación de los recursos, de acuerdo con una investigación realizada por el diario mexicano La Jornada.

Otros informes señalan más de mil prestanombres que también forman parte de una red de lavado de dinero de la organización criminal que funciona en al menos 10 países. Sin embargo, según la investigación del diario, ninguno de los dos gobiernos ha logrado aún identificar los bienes y cuentas bancarias del narcotraficante, que actualmente cumple una sentencia de cadena perpetua en la prisión ADX Florence, en Estados Unidos. Según la Ofac (Oficina de Control de Bienes Extranjeros de EEUU), sus investigaciones detectaron más de mil personas que forman parte de una red de testaferros de la organización.

"Los Chapitos" forman parte del liderazgo del Cártel del Pacífico (Foto: Archivo

De acuerdo con Juan Ibarrola, especialista en seguridad, Ovidio era “una pieza fundamental en este grupo delictivo”. “El Cártel de Sinaloa sigue siendo poderoso, principalmente en Culiacán, como hemos visto”, declaró a Radio Fórmula.

“A diferencia de Iván Archivaldo (Guzmán Salazar, otro de los hijos de Guzmán Loera), Ovidio tiene una función relevantísima. Archivaldo no tiene el perfil o la fuerza operativa que siempre le ha dado a este grupo Ovidio”, destacó.

El
El "Mayo" Zambada (derecha), retratado junto al legendario periodista Julio Scherer (Foto: Especial)

Además, en el mapa aparece otro personaje de perfil bajo, como Zambada: Aureliano Guzmán Loera, El Guano, hermano de El Chapo.

Aureliano es tres años mayor que su famoso pariente, por lo que se puede deducir que habría nacido en 1964 y tendría 63 años. Se inició en el negocio de la marihuana, pero cuando Joaquín cayó preso por primera vez, en 1994, logró crecer y hacerse de un nombre al interior de la organización criminal.

Aureliano Guzmán ha buscado el liderazgo del cártel y para ello ha enfrentado a rivales y disputado territorios hasta a sus sobrinos, Alfredo e Iván Guzmán, señalaron funcionarios federales citados por el diario español El País en 2016.

"El Guano", hermano de "El Chapo", otro de los familiares que ha luchado por el control de la organización (Foto: Especial)

Tras el nuevo arresto de su hermano en 2016, El Guano retomó el control de Badiraguato y rompió con las treguas acordadas por El Chapo, lo que ha dado lugar a cruentos enfrentamientos en el estado de Sinaloa, en donde Aureliano no ha podido consagrarse como el líder, pero sí ha conseguido importantes zonas de influencia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: