La mujer estaba comiendo un churro en el momento que le pidieron matrimonio (Foto: Especial)
La mujer estaba comiendo un churro en el momento que le pidieron matrimonio (Foto: Especial)

Las redes sociales pueden traer mucha felicidad. Ya sea por las risas que los usuarios sueltan con cada meme compartido, o por los videos que de vez en cuando se encuentran en la red.

En esta ocasión, la fortuna le ha tocado a una joven pareja que se viralizó en Twitter. Todo comenzó cuando hace unos días, empezó a circular una grabación en la que se ve la reacción de una mujer a la que su novio le pidió matrimonio mientras ella comía unos churros en plena avenida.

Son los 14 segundos más enternecedores que la gente ha visto en las últimas semanas; todo comienza con la chica caminado mientras lleva entre sus manos una bolsa con la golosina. A continuación, su novio, quien es el que está grabando, se acerca a ella y le pregunta si se quiere casar con él al mismo tiempo que saca una sortija y la pone frente a la cámara.

Estupefacta ante lo que sus ojos ven, la mujer no puede evitar soltarse a llorar. "¿Es en serio?", le dice ella, y el responde que si. Entonces se cubrió la boca con la mano y sin poder contener la alegría la joven asentó con la cabeza mientras repetía una y otra vez que aceptaba.

El video fue compartido hace unos días en Twitter

La propuesta se viralizó en redes rápidamente, donde cientos de usuarios han asegurado que es un ejemplo claro de amor puro y sincero. "Un claro ejemplo de que no importa el lugar donde te comprometas, sino la persona con la que lo haces", escribió @Neztorciento.

"La iluminación, la pasión de la protagonista, la forma de transmitir emoción, el drama, la alegría… Pero por encima de todo, el churro. Una joya de la micro-cinematografía mundial", añadió @iosephus.

"Es la reacción de amor más sincera que he visto en esta red, no necesitó nada producido, los churros fueron el catalizador perfecto para la ocasión", sostuvo @Isravenado.

La fama de esta enamorada pareja ha llegado a tal límite que incluso la famosa churrería El Moro está dispuesta a ayudarlos con la boda. A través de sus redes, el afamado local ha convocado a los usuarios a brindar cualquier dato que ayude a dar con su paradero a fin de colaborar.

"¡Si alguien sabe quiénes son, que nos escriban a eventos@elmoro.mx para que les pongamos un carrito en la boda de nuestra parte!", tuiteó El Moro.

Y aunque hasta el momento su identidad es un misterio, los seguidores de la churreria no han parado de elogiarlos. "Si los encuentran compartan la historia", escribió @TereBu1.

"Yo quiero ir a esa boda nada más por el carrito de churros", bromeó otro usuario en Twitter. Sin duda, todos coinciden en que esta será una gran boda, y más ahora que el histórico establecimiento estará en la celebración.

El Moro fue fundada en 1935 por Francisco Iriarte, quien llegó a México desde un pueblo llamado Elizondo en el valle del Baztán, España. La churrería lleva ese nombre recordando las fiestas de estos pueblos de España, donde un árabe, conocido como "El Moro", vendía churros de pueblo en pueblo en un carrito ambulante.

Al ver que en México no se vendían churros, instaló un carrito en el Zócalo de la ciudad. Poco a poco fue ganando popularidad, y gracias a esto, fue posible adquirir el local con número 42 en la entonces San Juan de Letrán en el año de 1935.